Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Los grupos españoles dan luz en Chile más barata que en España

Cinco empresas españolas (Gas Natural Fenosa, Ibereólica, Acciona, Cox Energy, Solarpack y OPDE) protagonizaron gran parte de la subasta eléctrica realizada en Chile, con la que el Gobierno de aquel país adjudicó concesiones a largo plazo para la generación de luz, convencional y de renovables, para el periodo de 2020 a 2041. Entre las cinco, se adjudicaron la instalación de más de la mitad de los 1.400 megavatios que salían a concurso, y más del 16% de la generación eléctrica. Otro de los triunfadores fue el grupo Enel, a través de su filial chilena, Endesa Chile, antigua subsidiaria de Endesa España.
Para el Gobierno chileno, la subasta fue un éxito porque va a conseguir abaratar la electricidad para el usuario final hasta un 20%.
La licitación, en la que participaron 84 empresas, se adjudicó a un precio medio de u$s 47,6 por megavatio hora. Ese precio -casi la mitad que el precio de salida- es menos de lo que está marcando el mercado mayorista de electricidad, o pool, en estos momentos en España, a pesar de que este año el mercado vive una tendencia bajista.
El precio máximo del pool español previsto para hoy es de u$s 52,1. En julio se situó en una media de u$s 54,24 por megavatio hora y en junio en u$s 52,85. En 2015, el precio medio en España superó los u$s 74,6. Desde 2009, cuando empezaron las primeras reformas del sistema eléctrico, el mercado mayorista español ha superado sistemáticamente los u$s 46,33.
Algunas de las ofertas planteadas por las empresas en Chile suponen descuentos de más del 30% respecto a los precios del pool español de los últimos años. Además de precio, la subasta tenía en cuenta la solidez del los proyectos y las inversiones comprometidas. Las inversiones conjuntas de los cinco grupos españoles rondan los mil millones.
Gas Natural Fenosa invertirá u$s 367 millones en aquel país, con el compromiso de suministrar 858 gigavatios hora de electricidad al año (un 7% de toda la que salía a subasta).
Gas Natural, que ganó el concurso a través de su filial Global Power Generation (en la que participa KIO), no reveló a qué precio se adjudicó el concurso. Según la documentación de la Comisión Nacional de Energía de Chile, sus proyectos conjuntos con Ibereólica ofrecieron precios de entre u$s 47,2 y u$s 61.
Acciona se adjudicó 183 megavatios eólicos. Invertirá u$s 339 millones para suministrar 506 gigavatios a u$s 54,89 por megavatio hora. El grupo Cox Energy, aunque totalmente español, concentra su desarrollo en el exterior. En Chile se adjudicaron 250 megavatios tanto en proyectos eólicos como fotovoltaicos. Realizará una inversión de u$s 266 millones. El precio ofertado por Cox Energy se situó en u$s 52,72.
El grupo Solarpack, a través del proyecto María Elena Solar, planteó una oferta de u$s 29,1 para el suministro de 254 gigavatios hora al año. Es la oferta más baja registrada en la subasta. OPDE, se adjudicó la licencia para suministro de 160 gigavatios hora al año, con una oferta de u$s 38.
El concurso de Chile, y otros similares en países como Brasil, con subastas a la baja de contratos a largo plazo, pone en evidencia la reforma eléctrica en España.
Durante años, algunos de los grupos españoles que están acudiendo a los concursos internacionales con precios muy agresivos, arremetieron sin piedad contra la reforma normativa del sector en España, que pretendía precisamente abaratar los costos de la electricidad. A pesar de que el Gobierno español hizo una traumática reforma, países como Chile, que parecen haber aprendido de los errores de los demás, tomaron la delantera y están logrando abaratar la energía.