La crisis política acelera el éxodo empresarial de Cataluña

Unas 1300 compañías trasladaron sus sedes a otras regiones españolas. Desde el 2 de octubre, casi cuatro firmas salen de Cataluña cada hora, sin contar feriados ni fines de semana. La mayoría señala que la causa es la actual inestabilidad política

La huida de empresas de Cataluña va in crescendo ante el clima de inestabilidad política que se respira en la comunidad autónoma. Ya anunciaron su traslado seis de las siete cotizadas catalanas del Ibex: Sabadell, Gas Natural, CaixaBank, Abertis, Cellnex y Colonial. Grifols es la única empresa que se resiste a abandonar la región. Dentro del Mercado Continuo ya son siete las empresas que mudan su sede: Oryzon, Dogi, Service Point, Catalana Occidente, eDreams, Applus y Cementos Molins.

La resaca del referéndum ilegal en Cataluña continuó con una jornada de huelga general para tratar de reforzar los planes de secesión del gobierno de Carles Puigdemont. Justo al día siguiente, comenzó el goteo, ahora imparable, de empresas que anuncian su salida de esta comunidad por miedo a un desenlace que afecte a sus finanzas.

A partir del 6 de octubre esa tendencia se aceleró después de que el Gobierno aprobara un decreto ley para facilitar que las empresas que quieran trasladar su domicilio social lo hagan sin la aprobación de la junta de accionistas. Y la confusa declaración de independencia de Puigdemont y su inmediata suspensión no hizo sino aumentar más aún la lista.

Al día de ayer, más de 1300 empresas trasladaron su sede social desde Cataluña a otros puntos de España desde el pasado 1 de octubre, según datos del Colegio de Registradores de España.

El cambio de domicilio o sede social se realiza para proteger a la empresa de cualquier legalidad paralela o intentos de control que intentara imponer la Generalitat en caso de independencia. Sin embargo, el argumento que esgrime la mayor parte de las compañías es que se trata de un movimiento estratégico para proteger los intereses de sus accionistas, sus clientes y sus empleados.

Una de las últimas empresas en anunciar su salida de Cataluña es Invacare, cuya country manager para España es Ester Puigdemont, prima del presidente de la Generalitat.

La compañía proveedora de material ortopédico, que hasta ahora tenía su domicilio social en Girona, envió un breve comunicado a sus clientes en el que explica que debido al actual contexto de incertidumbre política "en breve procederá al cambio de su sede social". El comunicado, que firma Ester Puigdemont Vila, señala que la firma se compromete a "seguir siendo el proveedor de referencia del mercado"

Tags relacionados