Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La ciencia y la tecnología fabrican nuevos campeones olímpicos

"Más rápido, más alto, más fuerte". El lema olímpico refleja la búsqueda incesante de la perfección

La ciencia y la tecnología fabrican nuevos campeones olímpicos

En cada edición de los juegos, movimientos precisos, saltos increíbles y cuerpos veloces superan marcas registradas en competiciones anteriores. En las últimas décadas, el talento natural de los atletas se combinó con los avances en la ciencia y la tecnología.

Novedades en informática, medicina, genética y materiales especiales acortan los tiempos destinados a superar récords precedentes, mejorar los desempeños y estrategias de selección y entrenamiento. "Los atletas son ‘ajustados’ como máquinas para obtener el mejor rendimiento durante el ciclo olímpico", dice Fernando "Xuxa" Scherer, un nadador brasileño que ganó dos medallas de bronce (Atlanta 1996 y Sidney 2000).

El arsenal de evaluación, explica Xuxa, implica software, un examen médico complejo (para comprender signos de desgaste físico y fatiga) y muchas fotos. En la natación moderna, los nadadores se colocan en verdaderos acuarios, donde se puede analizar cada movimiento para mejorar la técnica e incluso comparar el rendimiento con el competidor principal. "El podio depende de centésimas de segundo. Así que todo debe ser ensayado de manera exhaustiva", dice.

La tecnología de las piscinas, materiales para trajes y equipamiento también se destacan en natación. Según Xuxa, las piscinas olímpicas tienen rayas -líneas construidas con materiales de plástico para separar el espacio entre los nadadores- capaces de reducir las olas causadas por el movimiento intenso. El equipamiento hace la disputa más equilibrada, ya que, sin la tecnología los atletas situados cerca de los bordes se ven afectados por las ondas. Ya desde la línea de partida ganaron flexibilidad e inclinación, dando más velocidad y potencia al salto hacia el agua.

Los tejidos utilizados en las prendas repelen el agua y reducen al mínimo la fricción entre el cuerpo del atleta y el medio líquido. "La compresión de la ropa sobre la piel también evita la fatiga muscular y ayuda a la circulación sanguínea", explica Xuxa. En los Juegos de Río 2016, la natación tendrá noticias. Una en el fondo de las piscinas. Las pruebas de larga distancia (800 metros y 1.500 metros) contará con pantallas sumergidas que mostrarán el número de vueltas de cada atleta.

El equipamiento electrónico ayuda a los nadadores a mantener el enfoque en el rendimiento y la estrategia de carrera, ya que no es necesario calcular la distancia recorrida.
Otro deporte que fue transformado por los avances en las áreas de materiales es la vela. "El uso de la fibra de carbono permite la construcción de embarcaciones tan ligeras, que prácticamente vuela sobre las aguas", dijo el marinero Lars Grael. El tejido utilizado para las velas, ahora sintética, también mejora el rendimiento. Para él, las nuevas embarcaciones redefinieron el deporte, por lo que es más rápido y más competitivo.

En gimnasia artística, la flexibilidad de los materiales hizo el deporte más seguro. "Los equipamientos absorben mejor el impacto y previenen lesiones", dice Myriam Nunomura, profesora de la Escuela de Educación Física y Deportes de Ribeirão Preto, de la Universidad de San Pablo.
Por otra parte, los atletas tienden a arriesgar más, con nuevos y complejos movimientos, ya que las estructuras más flexibles se lo permiten. Los avances tecnológicos dan mayor libertad para los gimnastas y también más precisión al personal técnico para evaluar y entrenar a los atletas. "Sabemos la fisiología de ellos, su potencial físico e incluso como evitar lesiones".

Atleta de gimnasia artística en la década de 1980, Myrian entrenó con poco auxilio tecnológico y puede medir con su experiencia el impacto de la ciencia y la tecnología en el deporte. "Mi actuación sería sin duda mucho mayor". Para ella, los países con la capacidad para invertir en innovación siempre conseguirán destacar.

La participación de las universidades y centros de investigación en estudios deportivos no es exclusivo de los japoneses. Según un artículo publicado por el centro de investigación de los deportes de la Universidad de Calgary (Canadá), la agencia espacial estadounidense (NASA), Canadá, Europa y Rusia también comparten conocimientos sobre el análisis de la salud y las innovaciones en los materiales y equipos deportivos con equipos de entrenamiento en su países.
Un ejemplo clásico es una estera desarrollada por la NASA. Lo que permite prácticas de ejercicios prácticos en ambientes de baja gravedad. La ventaja es la reducción de peso corporal hasta un 80% en las articulaciones.

"También en los centros de investigación en neurociencia estudian la forma de pensar de los atletas", dice Myriam. A modo de ejemplo, el profesor cita Kohei Uchimura, atleta que representará a Japón en los juegos de Río y la gimnasta más completa hoy. El equipo japonés de gimnasia artística realizó análisis con estudios de resonancia magnética para analizar su cerebro. "Los científicos descubrieron que, imaginando los movimientos, se activan los mismos campos del cerebro utilizadas durante la ejecución real", dice. "Su cuerpo es capaz de repetir el ensayo mental", dijo Myriam. El objetivo del estudio es entender cómo la neurociencia puede ayudar a transformar los atletas en campeones.

La genética también se engrosa la lista de servicios de ciencia y tecnología de deportes. "mediante el análisis de los genes, es posible saber si el individuo tiene aptitud para un modo particular", dijo Ricardo Nahas, médico deportólogo.

Además de identificar que individuo es mejor en velocidad o resistencia (como maratones), la
genética muestra el potencial físico para lograr buenas performances. "Es una buena noticia para aquellos que trabajan en la selección y desarrollo de los atletas", dice el médico.