Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

España: optimismo de los socialistas tras su primer día para formar gobierno

"Empezamos muy bien", dijo el líder del PSOE, Pedro Sánchez, tras los primeros contactos. Hoy se reúne con Ciudadanos, mañana con Podemos y el lunes verá a Rajoy

El secretario general del PSOE español, Pedro Sánchez, quien recibió el martes el encargo del rey Felipe IV de formar gobierno, pedirá la próxima semana una reunión al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, aunque ha reiterado que no pedirá su apoyo para que facilite la formación del Partido Popular un gobierno socialista.
Al término de las reuniones mantenidas ayer, Sánchez aseguró tener la impresión de que "esto empieza bien" ante la buena disposición que ha encontrado en sus interlocutores y defendió el tiempo de en torno a un mes que se ha dado para lograrlo porque cree que "las cosas se tienen que hacer paso a paso".
Ayer lo ha hecho con los de Coalición Canaria, Nueva Canarias, Izquierda Unida y Compromís, hoy se reunirá con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera; mañana con el de Podemos, Pablo Iglesias; y el sábado con el presidente del PNV, Andoni Ortuzar.
Sánchez también comunicó su intención de verse con Rajoy. El líder socialista cree que tiene haber una postura consensuada al tratarse de un Consejo Europeo clave, en el que se abordará la futura relación de Reino Unido con la UE.
Teniendo en cuenta que Rajoy es presidente en funciones, ha dicho Sánchez, la posición de España ante el Consejo tiene que estar consensuada porque lo que se va a debatir "es muy importante", sobre todo porque entre otras cosas, viven medio millón de españoles en ese país.
También confirmó que en los próximos días pretende verse con los dirigentes de ERC y de Convergencia para expresarles que "no comparte aquellas derivas soberanistas" que intentan situar a Cataluña fuera de la legalidad: "Con proyectos que quieren romper España no tenemos nada de lo que hablar".