Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El sector forestal uruguayo busca complementar sus negocios con Argentina

Referentes de la industria creen que la dinamización del sector en territorio argentino puede mejorar las oportunidades de negocios para ambos países

El cambio de rumbo en las relaciones políticas y comerciales entre Uruguay y Argentina sigue generando expectativas de este lado del río. En los últimos días se habló mucho sobre las posibilidades de exportar carne y ganado en pie, pero también hay oportunidades de negocios en otros rubros.

Uruguay y Argentina tienen posibilidades de desarrollo de del sector forestal y de complementarse, dijo el gerente de la Sociedad de Productores Forestales (SPF), Atilio Ligrone.

Agregó que Argentina pretende lograr un desarrollo y crecimiento forestal que hasta ahora no resultó tan exitoso como en Uruguay. Ligrone recordó que el presidente argentino Mauricio Macri destacó al sector forestal como importante para el desarrollo y crecimiento de los países. "No encuentro que la dinamización del sector forestal en Argentina sea un inconveniente, sino todo lo contrario", afirmó el vocero de la SPF.

En 2015 se incrementó el monto total de exportaciones forestales de Uruguay respecto al año anterior. El monto exportado se ubicó en u$s 1.500 millones, y en 2014 fueron unos u$s 1.200 millones.

La clave fue que el año pasado la nueva planta de producción de celulosa de Montes del Plata trabajó todo el año y ese mayor volumen de producción se transformó en un aumento de las exportaciones.

De los u$s 1.500 millones, u$s 1.250 correspondieron a exportación de celulosa y el resto se dividió en partes muy similares entre papel, madera aserrada, tableros de madera, chips y rollizos. Cada uno de esos cuatro componentes representa unos u$s 70 millones.

La SPF también llamó a los productores a estar atentos al riesgo de incendios. Si bien el verano viene llovedor, de pronto puede dejar de llover y esa abundancia de pasturas se puede secar y transformarse en un riesgo mayor para la ocurrencia de incendios.

En los últimos años aumentaron los bosques en predios ganaderos, diversificando el negocio, aportándole abrigo y sombra al ganado, y asegurándole abastecimiento de materia prima a las industrias.