Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El gobierno uruguayo alerta por aumentos del 30% en alquileres de Punta del Este

La ministra de Turismo dice que las expectativas para el verano son muy buenas, pero que la suba "violenta" de precios perjudican a todo el sector

La ministra de Turismo de Uruguay, Liliam Kechichian, dijo que si bien se espera un "muy buen verano" con la expectativa firme de superar el récord de visitantes, hay un factor a cuidar: evitar las subas violentas de precios.
Subrayó que aunque no existe un mecanismo de control de precios y que la uruguaya es una economía "de mercado abierta", los operadores turísticos deberían a ser precavidos en este terreno.
La ministra graficó su preocupación con un ejemplo. En los últimos días, dijo, se enteró de que por un departamento en una zona turística se está pidiendo un alquiler 30% por encima al solicitado un año atrás.
"Todavía vamos a tener que seguir insistiendo mucho, porque sin una buena política de precios es muy difícil tener éxito en una temporada turística", insistió.
Asimismo, la ministra recordó que los comercios están obligados a tener los precios de los bienes y servicios que ofrecen a la vista de los consumidores. Días atrás, la ministra se había preocupado cuando en un balneario del este del país habían cobrado $100 por un café.
"Tengo algunas facturas ya de un café a $ 100. Hay preocupación, claro, cuando pasan estas cosas salen en las páginas web de todos los diarios del continente y esto nos perjudica", había dicho.
"Sin una buena política de precios es muy difícil tener éxito en una temporada turística", alertó Kechichian.
Por este motivo, indicó que debería haber un "control social" de la Cámara Uruguaya de Turismo, la gremial del sector. "En definitiva, yo promociono al Uruguay, pero el negocio es de los privados, y son ellos los principales perjudicados", dijo.
Kechichian agregó que si la gremial detecta que uno de sus socios tiene un "comportamiento que perjudica al resto", se podrían tomar medidas como "llamarle la atención" o "desafiliarlo". Ayudaría, indicó, a "controlar esas medidas, que no son la mayoría, pero perjudican a todos".
Por su parte, el presidente de la Camtur, Juan Martínez, dijo que los precios no los puede ‘regular nadie‘, y que ‘cada empresario toma la actitud que quiere’.
En diálogo con El Observador, indicó que la gremial recomienda a sus socios que mantengan los precios de la temporada pasada y que haya una actitud de ‘prudencia‘ en este aspecto, pero que la decisión final depende de cada uno. El mensaje que se busca transmitir, explicó, es que no hay que "matar al que viene" sino que se debe buscar "fidelizarlo" para que vuelva a visitar el país.
Martínez admitió que hay "descarrilamientos", sobre todo en Punta del Este, especificó, pero afirmó que es "uno en miles".