Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El factor Trump pone en riesgo la economía mexicana

La promesa de deportaciones, la construcción de un muro en la frontera entre los dos países pagado por el Gobierno federal y el proteccionismo económico que aplicaría genera preocupación en tierra azteca

El factor Trump pone en riesgo la economía mexicana

Los ojos de todo el mundo asisten estos días con expectación a la recta final de la campaña electoral en Estados Unidos ante la posibilidad de que el polémico candidato republicano Donald Trump consiga acceder a la Casa Blanca tras los comicios del 8 de noviembre. Sin embargo, es desde el país vecino, México, desde donde se sigue más atentamente cada escándalo protagonizado por el magnate y con más ganas se espera que sea Hillary Clinton quien obtenga finalmente la victoria.

México se juega mucho en los comicios tras el compromiso del candidato republicano de construir un muro en la frontera entre los dos países sufragado por el Gobierno federal, su postura a favor de las deportaciones masivas de inmigrantes o el proteccionismo económico estadounidense que presumiblemente aplicaría un Gobierno de Trump.

"Los mexicanos se verían perjudicados por la victoria de Trump y, por el contrario, se beneficiarían del éxito de Hillary Clinton, ya que planea una regularización de inmigrantes" asegura la analista de Renta 4 Natalia Aguirre.
Hasta tal punto el resultado es determinante para la economía mexicana, que el valor de su moneda depende del devenir de las encuestas. Para los analistas de Renta 4 "el peso se ha constituido como uno de los principales termómetros de la ventaja o desventaja del candidato republicano". A medida que las encuestas conceden alguna posibilidad a Donald Trump de ser elegido presidente de los Estados Unidos, el peso mexicano se deprecia y recorre el camino contrario si se reduce esa chance.

Desde el 28 de julio hasta el 4 de agosto, Trump dejó de estar por delante de Clinton en las encuestas al perder cinco puntos en seis días. A partir de entonces y al calor del declive del candidato republicano, el peso mexicano repuntó un 4,67% su valor en siete jornadas consecutivas de subidas.

Cuando Trump recuperó fuerza, el peso frenó su avance y volvió a ceder valor. El 9 de septiembre las encuestas daban 46,2 puntos a Hillary Clinton y 42,9 a Trump. El candidato republicano inició una tendencia ascendente en intención de voto provocando así una debacle del 8,06% en el valor del peso mexicano respecto al dólar que se prolongó hasta el 26 de septiembre.

Pero luego del debate presidencial en el que los analistas otorgaron la victoria a Clinton, el peso mexicano se revalorizó un 5,23%.

"Seguimos dos fuentes para medir las expectativas de las elecciones, las encuestas y las casas de apuestas" afirman desde Renta 4.

A día de hoy, la media de las encuestas otorga una diferencia de cinco puntos porcentuales a favor de Clinton cuando antes del primer debate estaban a dos puntos. "Donde se ve diferencia es en las casas de apuestas", en Predict Wise las apuestas están 88 a favor de Clinton y 12 a favor de Trump.

A ojos de los analistas de Renta 4, el mercado prefiere a la candidata demócrata por su política continuista completamente opuesta al rupturismo que anuncia el candidato republicano.

"En lo relativo a la competencia de los mercados internacionales, Trump propone fuertes aranceles al resto de países, una política proteccionista que podría traer problemas para las divisas", señalan desde Renta 4. Los analistas de la entidad alertan de que se podría llegar a producir una "guerra de divisas" depreciando la moneda para favorecer las exportaciones.

La candidata demócrata propone un aumento del gasto público, sustentado con un aumento de los impuestos a las clases más altas. "Trump propone una baja de impuestos y un aumento del gasto en defensa e infraestructuras, y no especifica cómo cuadrará gastos e ingresos", explican los analistas.

Para Renta 4, otro motivo de nerviosismo en el mercado es la propuesta de Trump relativa a la inmigración y la promesa de las deportaciones masivas, ya que "no se conoce realmente cómo podría llegar a influir en la economía y el empleo".

Sin embargo, los expertos creen que en el caso de que Trump llegara al poder, "no cumpliría muchas medidas de las que se ha comprometido a llevar a cabo". Pero aun así, "el mercado primero vende y luego pregunta y a la mínima señal, se pone nervioso", advierten.