Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El director del COI destaca el legado intangible del evento

Los Juegos Olímpicos de Rio 2016 dejarán más que señales físicas de transformación en la ciudad conocida mundialmente por su belleza. Aportarán un legado intangible a los cariocas y a Brasil. La afirmación es de Christophe Dubi, director ejecutivo del Comité Olímpico Internacional (COI), en una entrevista con Valor.
Cuando faltan menos de dos meses para que comience el evento deportivo, Dubi dijo que Rio de Janeiro está en la etapa decisiva, natural en cualquier ciudad que se candidatea como sede de las Olimpíadas. Los desafíos más significativos en logística e infraestructura ocurren en el período de hasta tres meses antes de la apertura de los Juegos.
Es la hora de hacer todas las verificaciones en materia de infraestructura de los lugares para la competencia. Es una etapa complicada para cualquier ciudad que sea sede de los juegos porque hay muchos detalles a considerar en una planificación logística amplia, según Dubi.
En estos días se concentra también la expectativa en relación a la venta de ingresos del COI en todo el mundo. "Eso ocurrió en Londres, Pekin y sucede siempre en cualquier sede. Es natural y finalmente todo sale bien. La venta de ingresos será un éxito en los Juegos de Rio", señaló.
A pesar de que todo el mundo sabe que Brasil atraviesa momentos difíciles, los ciudadanos de Rio de Janeiro, que de acuerdo al director ejecutivo de los Juegos derrochan alegría, demostraron una capacidad increible para mantener el optimismo y la hospitalidad,
Para Dubi los cariocas aprueban las transformaciones que los Juegos Olímpicos llevarán a la ciudad para mejorar su calidad de vida.
"Las Olimpíadas cambian la vida de una ciudad y, como consecuencia, de sus ciudadanos. Los cariocas ven eso. Hay diversas transformaciones en términos de infraestructura, hotelería, transporte y urbanización. Es muy impactante ver las diferencias en las ciudades antes y despupés de los Juegos. El cambio es significativo, como sucederá también en Rio de Janeiro", aseguró Dubi.
No se trata solo de la infraestructura física. "Confiamos en que después de realizarse los Juegos de Rio 2016 el mundo reconocerá la capacidad de Rio de Janeiro para ser sede de cualquier evento mundial de gran porte, no solo en el área de deportes. Los Juegos dejarán un legado intangible para la ciudad", insistió.
Dubi no minimizó la gravedad de accidentes como la caída de la ciclovía Tim Maia, entre Leblon y Sao Conrado, que en abril mató dos personas. Pero destacó que el episodio no disminuyó el mérito de la ciudad en relación a la confianza en la ejecución de proyectos en el contexto olímpico. "Fue un hecho terrible, muy triste, pero aislado frente a tantos puntos positivos que Rio de Janeiro mostró y viene presentando en lo que se refiere a la concepción de todos los proyectos vinculados a los Juegos Olímpicos".
Con respecto a la seguridad de los participantes de los Juegos, Dubi también se mostró optimista y confiado en el trabajo que está desarrollando la Secretaría Extraordinaria de Seguridad para Grandes Eventos (SESGE). El organismo fue creado en 2011 para coordinar el esfuerzo conjunto de seguridad necesario para la realización de los grandes espectáculos que Brasil tendría en los años siguientes. La Jornada Mundial de la Juventud y la Copa de las Confederaciones en 2013, el Mundial de Fútbol-2014 y los Juegos Olímpicos y Paraolímpicos de Rio 2016.
A pesar de episodios como la batalla entre fuerzas de seguridad y traficantes que en mayo levantó el pánico entre los habitantes de la Rocinha, en el barrio de Sao Conrado, y complicó el tránsito en gran parte de la ciudad, Dubi se siente confiado en el desempeño de los gobernantes.
"Hablé con personas que estaban ese día en la ciudad, representantes de embajadas, por ejemplo, y todos dijeron que la policía manejó bien la situación. Viajo a Rio con frecuencia, permaneceré los próximos tres meses y creo que la ciudad es sorprendente. Estoy seguro que están dadas las condiciones para proporcionar una experiencia maravillosa a los participantes de los Juegos Rio 2016. Las personas sentirán la increíble energía de Rio de Janeiro"