Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El comercio electrónico regional logró ventas superiores a u$s18.000 millones

Entre 2010 y 2015 creció en cifras de tres dígitos. Colombia lideró con 423%, México 360%, Perú 231%, Ecuador 228% y Uruguay 192%

Este fenómeno, que en 2010 podría decirse que era exclusivo de Brasil, ahora es una tendencia regional y es por eso que en 2015 cerró con ventas superiores a u$s18.010 millones, lo que representó un incremento promedio de 199,5% en un lustro, calculando el comportamiento en ocho países.
Las naciones que más aportaron a dicha variación en cinco años, con un cambio porcentual de tres dígitos, son Colombia, con 423% entre 2010 y 2015; seguido de México, con 360,5%; Perú, 231,4%, Ecuador, 228,2% y Uruguay, 192%.
Según los expertos, este crecimiento se debe a la penetración de la tecnología en los hogares y también a que han cambiado los hábitos de consumo por parte de las generaciones, ya que los millennials, a su vez denominada generación Y, hacen sus compras a través de dispositivos como el celular, lo que les ha permitido acceder a muchos mercados que impulsan la facturación de este sector.
Y esto lo demuestra que los países de la región han tenido, en promedio, un crecimiento anual de 22,4% según datos de Euromonitor Internacional. Lo que evidencia que el total negociado se haya incrementado en más de u$s 7.000 millones el año pasado desde el total de u$s 10.361 millones registrado en 2010.
Marcelino Herrera Vegas, gerente de MercadoLibre Colombia, resaltó que uno de los puntos fundamentales para este boom del comercio en internet se debe a la penetración de la banda ancha en los municipios y lugares remotos de los países.
"Además, los países importantes de la región se están poniendo al día en el flujo de negocios y volumen que tenían potencias del sector como Brasil y Argentina".
Otro de los factores importantes es la confianza que ha generado que grandes empresas desarrollen plataformas de comercio, lo que le permite a las personas ser más receptivas frente a las compras que hacen en internet.
Es ahí donde cobran relevancia las compañías tradicionales como Falabella, Cencosud, Grupo Éxito, MercadoLibre, entre otras.
Por ejemplo, en Brasil y México la firma líder es MercadoLibre, con 22% y 11,2% de mercado, mientras que la chilena Falabella reina en su país con 15,8% y también en Perú donde tiene 22%. En Colombia la holding Rocket Internet, que tiene marcas como Dafiti y Linio, que incluso maneja Easy Taxi, tiene 9,9% seguida muy de cerca de Falabella, con 8,2% y el Grupo Éxito, con 6,1%.
Según Juan Ernesto Parra, director de Fenaltiendas, la sociedad de la información, que dejó atrás a la del conocimiento, ha hecho que las empresas tengan que reinventarse para competir en el mercado del comercio electrónico, pues si no lo hacen podrán desaparecer.
"Nokia es el principal ejemplo de esto puesto que cuando ellos se resistieron a los cambios dejaron de tener 52% de participación de mercado para venderse a Microsoft por un bajo precio y después desaparecer", agregó Parra.
Este crecimiento en una nueva forma de consumir lo que significa es que cada día nacerán empresas que tendrán un modelo diferente como es el caso de Uber que en pocas palabras es la principal empresa de transporte del mundo y no es propietaria de ningún vehículo.
Las prácticas de innovación y expansión empresarial están cambiando.
La compañía de retail estadounidense Amazon, propiedad de Jeff Bezos, es la líder del comercio electrónico en Bolivia y Ecuador, dos de los países que menos dinero mueven en el negocio del comercio electrónico. El primero facturó en 2015 u$s 59,8 millones, mientras que el segundo registró u$s 533,8 millones, lejos de la cifra de Brasil que tuvo ingresos por u$s 10.629 millones. Sin embargo, el sector continúa creciendo y los expertos siguen preguntándose si la regulación aduanera es fuerte para este tipo de negocios, ya que para ellos tiene prácticas diferentes a una tienda de calle