El avispero judicial de la batalla entre Repsol e YPF

La batalla legal de Repsol contra la expropiación de su ex filial argentina YPF cada vez se complica más. El problema no es solo la incertidumbre de saber cuándo y cómo finalizarán los pleitos que ha iniciado Repsol, alguno de ellos a nivel internacional en forma de demanda de arbitraje ante el Ciadi, en EEUU. La batalla se vuelve más compleja cada día que pasa porque se lanzan disparos en ambas direcciones.

La compañía española, que inició una decena de frentes legales contra Argentina, también está recibiendo golpes.

Recientemente, un juez rechazó la demanda iniciada contra YPF por Luis García del Río, miembro del consejo de esta compañía propuesto por Repsol, que aún conserva el 11% de YPF.

El consejero quería obtener una copia del contrato suscrito por YPF con Chevron para explotar el megayacimiento de Vaca Muerta. La decisión del juez coloca a los dos miembros propuestos por Repsol en el consejo de YPF en una situación delicada. El comité de auditoría de YPF ya dictaminó antes que en el asunto de Chevron los dos miembros propuestos por Repsol (Luis García del Río y Carlos Tombeur) están en una situación de conflicto de interés. Repsol ha denunciado a Chevron por competencia desleal por aliarse con YPF.

Hace unas semanas, en una entrevista con EXPANSIÓN, Miguel Galuccio, ejecutivo de YPF, exigía a Repsol, como accionista que es aún de YPF, “lealtad” con la empresa, y se reservaba el derecho a iniciar medidas legales contra el grupo español si “traspasaba” algunas líneas.

Embargo de la indemnización

En paralelo, se están subiendo a la ola de los litigios en torno a YPF y Repsol todo tipo de asociaciones, en muchos casos poco conocidas y con intereses poco transparentes. Los resultados jurídicos son imprevisibles.

Según algunas informaciones, el juez federal Ariel Lijo ordenará un análisis contable a cargo de peritos de la Corte Suprema para determinar si existió un perjuicio contra YPF por el hecho del reparto de grandes dividendos en los últimos años de gestión de Repsol junto a la familia Eskenazi. Si finalmente se demuestra que existió perjuicio, el juez podría embargar una eventual indemnización a Repsol por la expropiación de YPF.

Gas Natural Fenosa, afectada

Hace días, YPF salió en defensa de los contratos de Gas Natural Fenosa con Argentina valorados en más de 4.500 millones de dólares. Esos contratos fueron objeto de enfrentamiento de la cúpula de Repsol con la de Gas Natural. Repsol, a cuyo frente está Antonio Brufau, intentó bloquearlos, porque consideraba que dañaban su batalla judicial contra Argentina. Algunas informaciones recientes apuntaban a la hipotética declaración de ilegalidad de los contratos, a raíz de las demandas interpuestas por Fernando Blanco Muiño, de la Unión de Consumidores.

Más demandas

Por otra parte, algunas fuentes cercanas a YPF explican que este grupo ya inició los trámites para interponer una demanda civil contra Brufau y algunos miembros del anterior consejo de YPF, siguiendo las decisiones adoptadas en la última junta del grupo argentino, que autorizó iniciar este pleito contra antiguos gestores por autorizar pagos de retribuciones a miembros del consejo que no había sido aprobados en asamblea.

La Tasación, a punto

Es relevante que todos estos movimientos legales ocurran cuando el Tribunal de Tasación argentino esté a punto de fijar la indemnización que podría recibir Repsol por la ex filial. Algunas fuentes sitúan esa tasación en no más de 1.500 millones de dólares, cifra muy alejada de la cuantía de entre 15.000 y 20.000 millones de dólares en los que otras fuentes cifran las pretensiones de Repsol. Cuando el Tribunal fije la tasación, técnicamente el conflicto se complicará aún más, porque legalmente Argentina alegará que ya ha cumplido con la ley. Repsol tendrá que replantear su arbitraje. El argumento de que no se le ha indemnizado quedará cojo, y tendrá que demostrar que lo que se ofrece no es suficiente.

Tags relacionados
Noticias del día