Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El Canal de Panamá facturó u$s 22.684 millones en una década

Con la ampliación, que creará dos nuevos juegos de esclusas para el tránsito de buques de gran calado, esperan aumentar los ingresos anuales en unos u$s 12.500 millones en 10 años

GLOBO_CANALDEPANAMA_PG28

GLOBO_CANALDEPANAMA_PG28

El capitán hindú Manmohan Jit Singh encaró, a bordo del buque portacontenedores Andronikos, de la naviera china Cosco Shipping, el total de 80 kilómetros del istmo que separan el océano Pacífico del Atlántico a través de la nueva megainfraestructura del Canal de Panamá que se inauguró el fin de semana con la presencia de 70 personalidades.

La fiebre del oro llevó a los conquistadores españoles a soñar con esta ruta interoceánica que materializó tres siglos después Estados Unidos y que hoy supone 6% del comercio marítimo mundial, el cual facturó u$s 22.684,8 millones en la última década.

Con la ampliación, que creará dos nuevos juegos de esclusas para el tránsito de buques de gran calado, el canal espera aumentar los ingresos anuales en unos u$s12.500 millones en 10 años.

"El proyecto total costó u$s 5.250 millones. El canal es un jugador del intercambio comercial entre las regiones y la ampliación potenciará el transporte de los recursos naturales de América Latina a través de economías de escala", indicó a LR Óscar Bazán, vicepresidente ejecutivo de planificación y desarrollo comercial del Canal de Panamá.

El proyecto, construido por el Consorcio Grupo Unidos por el Canal (Gupc), que lidera la española Sacyr, duplicará la capacidad actual de 4.000 a 12.000 contenedores para aumentar el volumen de mercancía de 350 a 600 millones de toneladas por año y el de tránsitos hasta 16.000 naves.

"Esta obra impulsará el crecimiento económico mundial. Al llegar más volumen de mercancía, los precios serán más competitivos y el gasto del consumidor, menor", sostuvo Eduardo Cristo, presidente de la Cámara Colombo-Panameña.

Estados Unidos, China, Chile, Perú y Japón, los que mayor flujo de carga transportan al año, serán los más beneficiados. No obstante, con la renovación, las materias primas de las economías suramericanas como la de Colombia o México podrán acceder de manera más competitiva a los mercados asiáticos.

Así mismo, esta obra de ingeniería, en operaciones desde 1914, genera entre 2,2% y 3,3% del PBI panameño, emplea a 13.100 trabajadores indirectos y en 2015 alcanzó una cifra de facturación de u$s 2.610 millones aportando al Estado u$s 1.030 millones.

Sin embargo, esta titánica infraestructura tuvo varios "peros" dado que acumuló nueve años de trabajo y 18 meses de retrasos debido a diversos litigios y reclamos económicos por parte del contratista responsable de la ejecución de la obra. Enfrentó paros, huelgas y otros problemas.

Colombia también aportó a esta megaestrutura donde se han gastado 220.000 toneladas de acero, lo mismo que 22 torres Eiffel. Cementos Argos fue uno de los proveedores principales de la obra. La firma colombiana firmó un contrato por u$s 65 millones que luego se amplió a u$s 92 millones dada la magnitud de la que sería la mayor infraestructura del siglo XXI.

El consorcio liderado por la española Sacyr y la italiana Salini Impregilo entregó la obra por la que pasa el 5% del comercio mundial a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), y por la que ha desembolsado unos u$s 5.400 millones.
Para la inauguración la delegación estadounidenses fue encabezada por Jill Biden, esposa del vicepresidente Joe Biden.

La Cancillería panameña consideró el acto un éxito diplomático por la asistencia de representantes de casi todos los países invitados, incluyendo grandes clientes como China, Japón, Perú, Corea del Sur, Colombia y México.

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, calificó al modernizado canal como "la ruta que une al mundo". Por el Canal de Panamá han cruzado más de un millón de barcos desde que fue inaugurado por Estados Unidos en 1914.