U$D

LUNES 17/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Después de 75 años, EE.UU. vuelve a ser exportador neto de petróleo

El incremento exponencial de la producción en los últimos años en Texas, Nuevo México, Dakota y Pennsylvania revirtió el déficit vigente desde 1949. 

Después de 75 años, EE.UU. vuelve a ser exportador neto de petróleo

Estados Unidos se convirtió en exportador neto de petróleo la semana pasada, informó la Administración de Información de Energía (EIA, por sus siglas en inglés), con lo que rompió 75 años de dependencia continua del crudo extranjero, a lo que su presidente, Donald Trump, calificó como la "independencia energética".

El cambio en las exportaciones netas es el dramático resultado de un auge sin precedentes en la producción petrolera estadounidense, con miles de pozos bombeados desde la región Pérmica de Texas y Nuevo México hasta Bakken en Dakota del Norte y Marcellus de Pennsylvania.

Si bien el país norteamericano se dirigió en esa dirección desde hace años, el dramático cambio de esta semana se produjo cuando los datos mostraron una fuerte caída en las importaciones y un aumento en las exportaciones a un nivel récord. Dada la volatilidad en los datos semanales, es probable que EE.UU. siga siendo un pequeño importador neto la mayor parte del tiempo.

Nuevo equilibrio

"Nos estamos convirtiendo en la potencia energética dominante del mundo", dijo Michael Lynch, presidente de Strategic Energy & Economic Research. "Pero, debido a que el cambio es gradual, no creo que vaya a causar una gran revolución, pero sí hay que pensar que la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) tendrá que tener eso en cuenta cuando piensen en cortar la producción".

La revolución del esquisto transformó a los pioneros del petróleo en multimillonarios y a Estados Unidos en el mayor productor de petróleo del mundo, superando a Rusia y Arabia Saudita. El poder de la OPEP disminuyó, lo que socavó una de las principales fuerzas geopolíticas del último medio siglo. El cártel y sus aliados se reunieron en Viena, tratando de tomar una decisión difícil para recortar la producción y los precios, arriesgando perder más participación de mercado frente a EE.UU.

La semana pasada, EE.UU. vendió en el extranjero una cantidad neta de 211.000 barriles diarios de productos refinados como gasolina y diesel, en comparación con las importaciones netas de más de 2 millones de barriles diarios en promedio hsata el momento en 2018, y un peak anual de más de 12 millones de barriles por día en 2005, según la EIA.

EE.UU. ha sido un importador neto de petróleo medido por datos semanales desde 1991, y si se toman los datos mensuales, desde 1973. Los historiadores del petróleo que han recopilado datos anuales aún más antiguos utilizando estadísticas del American Petroleum Institute dicen que ha sido importador neto de petróleo desde 1949, cuando Harry Truman estaba en la Casa Blanca.

Exposición a precios

En la práctica, el cambio en las importaciones netas de petróleo significa que Estados Unidos es hoy independiente en enegía, logrando una aspiración de generaciones de políticos estadounidenses, desde Jimmy Carter hasta George W. Bush. Sin embargo, es un logro cuestionable. En realidad, EE.UU. sigue expuesto a los precios mundiales de la energía, todavía afectados por la antigua geopolítica de Medio Oriente.

Aunque el saldo neto muestra que EE.UU. están vendiendo más petróleo que el que compra, las refinerías estadounidenses continúan comprando millones de barriles diarios de crudo y combustible en el extranjero. EE.UU. importa más de 7 millones de barriles diarios de crudo de todo el mundo para ayudar a alimentar sus refinerías, que consumen más de 17 millones de barriles por día. A su vez se ha convertido en el principal proveedor de combustible del mundo.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés