Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Chile debate reformar el sistema de jubilación privada pionero de América latina

La presidenta Bachelet lanzó un proyecto de ley con cambios para fortalecer el sistema de pensiones solidarias y aumentar la igualdad de género. El modelo de capitalización individual obligatorio seguirá rigiendo y crearán una AFP estatal

Chile debate reformar el sistema de jubilación privada pionero de América latina

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, aceptó la propuesta de la "comisión Bravo" que planteaba modificaciones al sistema de jubilación privada que rige en Chile desde hace más de 40 años y propuso un proyecto de ley al Congreso. Entre sus principales objetivos figuran el de fortalecer el sistema de pensiones solidarias, incrementar la igualdad de género y mantener el ahorro obligatorio del modelo de capitalización individual.

Así, La Moneda respondió al descontento social que se expresó en varias ciudades del país el 24 de julio, con una movilización que obligó al Ejecutivo a correr el límite de su programa de gobierno.
Bachelet hizo el anuncio en cadena nacional y en su mensaje ratificó que el gobierno creará una AFP estatal y propuso medidas de corto y largo plazo que llamó a impulsar bajo el paraguas de un acuerdo nacional.

La primera propuesta es fortalecer el carácter solidario del sistema, avanzando hacia un modelo "verdaderamente mixto y tripartito, que incorpore el esfuerzo compartido de los trabajadores, los empleadores y el Estado", señaló Bachelet.

Para ello, explicó la jefa de Estado, "con cargo exclusivo al empleador, se aumentará gradualmente en 5 puntos porcentuales la tasa de cotización, en un plazo máximo de 10 años". Este incremento permitirá crear un Pilar de Ahorro Colectivo Solidario, para "aumentar las actuales pensiones y, otra parte, para lograr más equidad en las pensiones futuras de los actuales trabajadores que cotizan", detalló Bachelet.

Esta idea sintoniza con las propuestas 9 y 10 de la comisión Bravo: "Establecer una nueva cotización del 4% con cargo al empleador y que una fracción de dicha mayor cotización fuera a un fondo solidario".

Entre otras modificaciones de largo plazo, el plan propone fortalecer el actual Pilar Solidario, para asegurar pensiones mínimas a las personas que carecen de cotizaciones, e incentivar el ahorro voluntario, manteniendo la actual tasa de cotización del 10% de los trabajadores.

La mandataria sostuvo, además, que es fundamental realizar "importantes cambios regulatorios", que deberían tener una implementación más breve. Entre ellos, incorporar a un representante de los trabajadores en las administradoras de fondos, eliminar el cálculo de tablas de mortalidad diferenciadas por sexo (nuevamente en línea con la propuesta A de la comisión Bravo) y, quizá lo más llamativo, vincular el cobro de las comisiones con la rentabilidad de los fondos. "Las pérdidas en los fondos de los trabajadores no pueden ser un negocio para nadie", expresó Bachelet.

Otra medida de corto plazo será tramitar el proyecto de ley que crea una AFP Estatal, aunque la Presidenta no entregó detalles sobre las indicaciones que el gobierno formulará a la iniciativa.
"Mejorar las pensiones de manera permanente, aumentando su eficiencia y su solidaridad, es una tarea muy compleja, porque con el futuro de los trabajadores y con el futuro de nuestra economía no se juega. Aquí no hay espacio para soluciones fáciles", sostuvo Michelle Bachelet, quien convocó a un "acuerdo nacional" para superar las deficiencias del sistema.

"Este es el momento de dejar de lado las diferencias políticas", expuso la mandataria, quien detalló que iniciará rondas de conversaciones con empresarios, trabajadores y actores políticos (incluida la oposición) para abordar las correcciones al modelo.

El presidente de la Asociación de AFP, Rodrigo Pérez Mackenna, advirtió que algunas de las propuestas planteadas para reformar el sistema previsional anunciadas por la presidenta podrían terminar perjudicando las pensiones de los afiliados.

"Creemos fundamental que dichas modificaciones sean fruto de un debate, del cual esperamos ser parte, ya que algunos de los anuncios esbozados pueden terminar perjudicando las pensiones de nuestros afiliados", dijo el titular de las AFP.

Sin embargo, el ex ministro del gobierno de Sebastián Piñera no dio detalles sobre qué propuestas específicamente impactarían negativamente en el sistema y en las pensiones.
"Muchas de estas medidas bien implementadas pueden constituir una mejora al sistema de pensiones pero mal implementadas podrían causar el efecto contrario", advirtió.

Pérez Mackenna espera que una parte relevante de la cotización adicional de 5% propuesto por el gobierno sea destinado a las cuentas individuales de los cotizantes y también dijo que las AFP comparten la necesidad de fortalecer el carácter solidario del sistema de pensiones.
Con todo, valoró el llamado de la presidenta a un gran acuerdo nacional para mejorar las pensiones asegurando que "queremos participar constructivamente en este debate".

"Queremos ahora abocarnos a trabajar con las autoridades y con quien sea necesario para que las medidas vayan en la dirección que a todos nos interesan que es mejorar las pensiones de todos los chilenos", añadió. Dentro de las propuestas anunciadas ayer por la presidenta Bachelet hubo una en especial que causó rechazo entre las AFP: la iniciativa que contempla integrar a un representante de los cotizantes en los directorios de las administradoras.

"Acá no es que se perdió el norte, sino la brújula", dijo a Diario Financiero una alta fuente de la industria que incluso planteó que evaluarán si esta medida es constitucional.
Otro de los puntos que generan resistencia dentro de las administradoras es la idea de reintegrar las comisiones cuando se registren meses con pérdidas para los fondos, a pesar que Habitat ya había propuesto una iniciativa similar

Pero lo más preocupante es lo que sostiene es un intento por banalizar las decisiones que se toman por parte de las administradoras para manejar los fondos. "Eso demuestra la clara ignorancia que se tiene sobre el sistema...eso en qué mejora las pensiones, es populismo puro, acá estamos hablando incluso de la política de inversión", dijo, agregando que se deberán encargar estudios legales para analizar qué tan viable es este anuncio.

Menos sorpresivo pero igualmente rechazado por algunas AFP es la idea de reintegrar las comisiones cuando se registren meses con pérdidas para los fondos. Porque pese a que Habitat ya había propuesto devolver un porcentaje de ese cobro ante la denominada comisión Bravo, lo cierto es que la idea no era del agrado de todo el sector.

"Si bien todo depende de cómo se plantee, nuevamente vemos cómo el gobierno pretende cambiar las reglas del juego. Porque si nos ponemos extremistas, perfectamente se podría decir que entonces con una rentabilidad de 0,001% nos quedamos felices, cuando la verdad es que ése no es el espíritu con el que se trabaja en una AFP y tampoco es el tono del debate que queremos", comentó un ejecutivo.

También fue casi unánime el rechazo a los ajustes en relación a los cobros de las comisiones de intermediación. "Es no entender cómo funciona el sistema de inversiones en el mundo, porque esa es la forma de invertir fuera del país", señala un alto ejecutivo de una AFP.
Advierte que en ese sentido nadie va a estar dispuesto a trabajar así. 'Nadie en el mundo administra plata de esa manera', dicen desde las AFP.

Eso sumado a la devolución de comisiones solo tendría como efecto una caída en la rentabilidad, aseguran. "Los efectos de esas dos medidas, por ejemplo, va a ser que las AFP terminen invirtiendo todo en Chile y en renta fija, lo que va a hacer caer la rentabilidad", precisan ejecutivos.
Respecto de la iniciativa de instaurar tablas "unisex", que también fue presentada en el informe de la Comisión Bravo, desde la industria manifestaron su rechazo ya que esta medida, a su juicio, "no soluciona nada". Según comenta un alto ejecutivo, lo que se provoca con esta acción es una "equidad malentendida" es evadir lo que es el problema real, que corresponde a las características del mercado del trabajo.

"Acá estamos avanzando hacia un mercado laboral cada vez menos flexible, lo que se traduce en que las mujeres encuentran cada vez más problemas para trabajar si es que quieren tener familia", comenta, agregando que a su vez, esto incentivaría la evasión previsional en los hombres.
El presidente del principal partido de la oposición UDI, Hernán Larraín, valoró en términos generales la decisión de la presidenta Michelle Bachelet de implementar mejoras al cuestionado sistema de pensiones.

"Valoramos el cambio de actitud que se observa en las palabras de la presidenta Bachelet respecto del tema previsional. Primero, porque significa olvidarse de la retroexcavadora y entrar la política de los acuerdos", dijo el timonel de la UDI. El segundo punto que destacó el parlamentario fue el hecho de que en la propuesta de la mandataria "se reafirma el ahorro individual como el eje del sistema previsional del país, reforzando el pilar solidario".

Sin embargo, el senador gremialista advirtió sobre la medida que apunta a elevar en cinco puntos la cotización de los trabajadores con cargo exclusivo a los empleadores y que definió como"impuesto al trabajo.