Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Brasil pone en marcha la cuenta regresiva del blanqueo

Los grandes contribuyentes que adhirieron a la amnistía de recursos no declarados en el exterior ingresarán el dinero para pagar multas e impuestos pero dejarán el capital en el exterior. En el caso de los volúmenes inferiores, de hasta u$s 3 millones, hay más disposición para la repatriación

Los grandes contribuyentes que adhirieron a la amnistía de recursos no declarados en el exterior optaron por repatriar solamente el dinero para pagar la multa y los impuestos. En esta etapa inicial, la mayor parte del capital permaneció fuera de Brasil.
En los casos de volúmenes inferiores invertidos en activos financieros, de hasta u$s 3 millones, los bancos observan que se están cerrando con más frecuencia las estructuras de colocaciones internacionales y se concreta la repatricación de recursos.
Pero se trata de una fotografía preliminar. Hasta el pasado viernes, a pocos días de que concluya el plazo para adherir al programa previsto en la Ley 13.254 -31 de octubre-, cerca de 30% de los clientes habían concluido el proceso en alguna de las instituciones. Aunque en las áreas de private banking consideran que el programa de regularización engordará la torta de inversiones que administran, principalmente a partir de 2017.
Un ejecutivo realiza una cuenta basada en la estimación de recaudación de u$s 25.641 millones que anticipó el gobierno. De acuerdo a esa proyección, el total regularizado llegaría a los u$s 100.000 millones. Con la hipótesis de que la mitad esté en activos financieros --pasibles de un rebalanceamiento--, el experto consideró que podría conseguir hasta 10% de ese número en su plataforma de negocios local o internacional.
"Los clientes no buscaban los bancos en Brasil para poner ese dinero y nosotros tampoco buscábamos a ese tipo de cliente. Esos recursos ahora entran en juego", dijo. Por ahora, menos del 5% de los casos que tiene esa institución resultaron en una internacionalización general de los recursos mantenidos en el exterior. "La gran mayoría primero quiere resolver, cerrar el proceso, y después sentarse a conversar sobre la cartera".
Aunque el contribuyente no repatrie los recursos excedentes, el dinero declarado gana movilidad internacional, inclusive para invertirse en activos en Brasil, señaló el tributarista Gil Vicente Gama, del estudio Nelson Wilians y Abogados Asociados, que firmó un acuerdo con 38 bancos locales e internacionales para liderar procesos de regularización.
El Fisco informó que hasta el miércoles de la semana pasada los pagos del Impuesto de Renta y de multas por adhesiones al programa de amnistía sumaban casi u$s 6.000 millones, con un total equivalente a u$s 19.551 millones regularizados. Analistas consultados por Valor estiman que el volumen de recaudación sea de entre u$s 16.025 y u$s 25.641 millones, con entre 70% y 80% de ese total proveniente del exterior.
Hasta el viernes, el Banco do Brasil (BB) había procesado 118 propuetas de amnistía, que según el cierre de cambio equivalen a casi u$s 275,6 millones y la expectativa es que, hasta el cierre del plazo para la regularización, se sometan al Fisco otros 250 casos.
El total referente a la regularización de personas físicas alcanzará los u$s 801 millones hasta el 31 de octubre, según el vicepresidente de Negocios Mayoristas del BB, Antonio Mauricio Maurano. El banco público recibirá hasta el último día las propuestas de inversores que estén en la base que dispone la institución.
El monto promedio de las regularizaciones que hizo el BB equivale a u$s 2.340.00 y buena parte de los clientes del banco mostró la intención de repatriar los recursos, no solo ingresar los valores relativos a multas e impuestos.
Se trata de un dinero bien visto para ampliar el volumen bajo el paragüas del área de private bank y de gestión de recursos de la institución. Por las conversaciones que tuvieron los asesores con los inversores que tienen capital en el exterior, una parte del volumen repatriado será, sin embargo, dirigido a la adquisicón de inmuebles, amortización de deudas y capitalización de las respectivas empresas.
Sin embargo, Maurano calcula que la mitad de los u$s 801 millones estimados puedan ir a inversiones financieras en Brasil. "El colocador va a querer capturar ganancias en el mercado local y nuestros consultores de private banking están trabajando para dar opciones de corto, mediano y largo plazo, según el perfil de inversor".
El economista de Brasil Plural, Angelo Polydoro, calcula que 40% de los clientes que adhirieron a la regularización por medio de la institución pretenden repatriar la totalidad de los recursos declarados. El ejecutivo no detalla los valores, pero indica que varios perfiles entre los pequeños y grandes clientes atendidos. La expectativa del banco es que la recaudación con el programa de amnistía brasileño llegue a u$s 19.230 millones.
El Banco Indusval & Partners (BI&P) tiene centenas de operaciones de cambio para cerrar y armó una fuerza tarea para lidiar con el aumento de la demanda, transfiriendo empleados de otras áreas para atender los procesos, dijo el copresidente Jair Ribeiro. Sin cuantificar el volumen que llegó hasta ahora, el ejecutivo aseguró que mucha gente ingresó con el dinero relativo a multa e impuesto, manteniendo el saldo de inversiones fuera del país. Tras la regularización, Ribeiro considera que existen oportunidades para proponer la diversificación y dirigir al colocador hacia el Guide, la plataforma de inversiones a personas físicas del grupo.
En las instituciones especializadas en operaciones de cambio, el programa de amnistía también sirvió para incrementar negocios, movimiento que se aceleró en las últimas semanas. "Las consultas para el cierre de nuevas operaciones triplicaron desde la semana pasada hasta acá", dijo el director de Tesorería del Banco Confidence, Rodrigo Del Barrio. Los procesos que llegaron a la institución hasta ahora en general son relativos a volúmenes más chicos, entre u$s 500.000 y u$s 1 millón, con repatriación total de los recursos en esos casos. Los valores más altos solo cierran el cambio para el pago de la multa y el impuesto. "Entrará un buen volumen de dinero en Brasil, pero es difícil cuantificar el recurso nuevo que circulará en la economía". El ejecutivo no reveló los valores de las operaciones realizadas hasta ahora.
La percepción general es que las discusiones por eventuales cambios a la ley, con idas y vueltas en el Congreso, demoraron la adhesión de los contribuyentes, lo que se tornó un obstáculo, según las instituciones consultadas por Valor.
En el caso del Banco Paulista, 90% de los clientes trajeron desde afuera solamente el dinero para pagar multas y tributos, pero dejaron la inversión para un segundo momento, según el director de cambio, Tarcisio Rodrigues. Como en otros casos, los valores más bajos concretaron la repatriación. "Quien tenía inversiones de hasta u$s 3 millones decidió traerlo", añadió. La entidad hasta ahora realizó 800 registros con fines de regularización y espera llegar hasta el 31 a los 1.000 clientes. Para asegurarse ese número, el banco realizó un trabajo previo con los principales estudios especializados en derecho tributario.
Rodrigues estimó que la recaudación con el programa será de entre u$s 24.000 millones y u$s 25.640 millones. Su percepción es que en el segmento de grandes fortunas, por encima de u$s 30 millones, 70% traigan los recursos del exterior para pagar la multa y el impuesto y el resto pague las obligaciones con recursos locales.
El superintendente de cambio del Banco Ourinvest, Ricardo Russo, aseguró que 80% de los clientes asesorados por la institución trajeron el dinero que tenían fuera del país para pagar la multa y el impuesto. El ejecutivo calculó que la recaudación no supere los u$s 16.000 millones.
Un director de otra institución de pequeño porte que prefirió no identificarse estimó en más de u$s 960 millones el volumen de cierre de cambio que concretará hasta el viernes