Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Brasil es el país de la región que más valorizó su moneda en 2016

El Real es la divisa que lideró el lote de las que ganaron terreno al dólar. Chile y Colombia siguieron el mismo rumbo. Venezuela y Argentina son las que más devaluaron

Brasil es el país de la región que más valorizó su moneda en 2016

Las amenazas de una subida de la tasa de interés por parte de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos y la volatilidad de los precios del petróleo son factores externos que han afectado en gran medida a las economías de la región y, por consiguiente, también golpearon a las divisas.
Esto hizo que los bancos centrales se movieran, y pese a que algunos analistas han calificado de irresponsables las medidas del Emisor, que incentivaban la devaluación del peso colombiano para combatir los fenómenos mencionados, lo cierto es que esta moneda fue la tercera más revaluada en lo que va del año, valorizándose 9,8% con respecto al dólar, según Bloomberg.

En otras palabras, Colombia tiene el tercer dólar más barato de la región, cosa que deja atónitos a muchos, pero que demuestra que los importadores nacionales, tan afectados con el alza de la divisa, la están pasando mejor de lo que sus colegas en países como México, en donde la incertidumbre por las decisiones de la Fed y las elecciones de EE.UU. han dejado devaluada la moneda en 5,03%.

Aún así, el especialista en finanzas de la Universidad de Medellín, Alexander Ríos, cree que el hecho de que el dólar haya estado más caro de lo que se tenía acostumbrado (en la línea de los $3.000) podría haber ayudado a la industria exportadora nacional, aunque no lo hizo.

"Ese dólar tan alto no se pudo aprovechar y lo único que hizo fue demostrar que la competitividad para los exportadores que supone una moneda local revaluada, no existe en el país", dijo Ríos.
Las divisas que encabezan el podio de las caras son el real brasileño (20,07%) y el peso chileno (10,09%). La fortaleza de la segunda moneda no genera mucho estupor dada la firmeza de la economía local, pero el resultado del real sí resultó contradictorio a los pronósticos negativos que había, debido a la situación de la crisis política y económica por la que pasa Brasil.
Este resultado no provoca asombro para Ríos, quien cree que fue esa misma situación de inestabilidad la que les trajo capitales de inversión extranjera.

"Brasil ha tenido unos rendimientos bursátiles de 48% en este año. Su situación política hizo que los inversionistas lo vieran con más recelo y este tuvo que corregir eso con primas de rentabilidad más altas. Eso hizo que los portafolios de riesgo miraran mucho más a este destino", aseguró.
Aún así, una moneda fuerte no siempre implica la bonanza. Según el jefe de investigaciones económicas del Citibank, Munir Jalil, la divisa brasileña, que además es la cuarta más valorizada en el mundo, se fortaleció por una recuperación de su economía, mas no por una completa situación de bienestar.

Además de México, Argentina también ha tenido problemas con su dólar caro. En este país, la moneda perdió 11,87% de su valor frente a esa moneda.
De cualquier modo, los analistas prevén que con la toma del poder del nuevo gobierno los gauchos empezarán a ver una recuperación de su moneda, como consecuencia de la llegada de capitales extranjeros atraída por las noticias de apertura que el presidente, Mauricio Macri, podría implementar, lo que haría que aumente el flujo de divisas, baje el precio del dólar y se revalúe el peso argentino.

No es igual el panorama para el bolívar venezolano, que con una devaluación aproximada de 37% se convierte en la segunda moneda más desvalorizada en el mundo, pues la inestabilidad política y económica aún no parecen tocar fondo.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar