Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Brasil busca poner fin a restricciones de Argentina a la importación de calzado

Crece el malestar entre los fabricantes brasileños por las demoras en la concesión de licencias para importar del gobierno de Macri

Brasil busca poner fin a restricciones de Argentina a la importación de calzado

El Ministerio de Industria, Comercio Exterior y Servicios de Brasil, informó a través de su oficina de prensa, que ya accionó frente a las autoridades argentinas y espera resolver el estancamiento de las exportaciones al país vecino "tan pronto como sea posible".

La semana pasada, el Ministerio fue informado por la Asociación Brasileña de Industrias del Calzado (Abicalçados) por las demoras en la liberación de licencias para el envío de zapatos, por un valor total de u$s 5,2 millones.

El gobierno de Mauricio Macri sustituyó este año el uso de las "declaraciones juradas anticipadas de importaciones (Djais) -que llegaron a retrasar la liberación de calzados en más de 200 días- por la concesión de licencias de importación no automáticas, que tienen un plazo de 60 días para resolverse. El Ministerio informó que la sustitución de Djais por licencias no automáticas genera igualmente cuellos de botella puntuales y que trabajan para resolverlos.

Heitor Klein, presidente de Abicalçados, dijo que algunas solicitudes de licencia están pendientes desde marzo, pero en los últimos 45 días, la proporción de pedidos con más de 60 días de espera llegó a una proporción "alarmante".

"Las órdenes de compras llegan desde Argentina con la esperanza de conseguir el calzado para el período de ventas más fuerte. Sin la licencia, el producto no llega y los minoristas argentinos comienzan a repensar las compras a Brasil debido a que son difíciles de conseguir", afirmó.

Klein estima que el gobierno argentino también está obstaculizando las importaciones de calzado procedentes de otros orígenes, pero los números son más desfavorable para Brasil. "Hoy en día, más del 70% del calzado exportado a la Argentina provienen de Asia. Tenemos u$s 2,2 millones los zapatos con licencias pendientes y u$s 3 millones en pedidos que no lograron tener el "protocolo de solicitud de licencia aceptado".

Argentina es el segundo destino principal de calzado brasileño, después de haber comprado el equivalente a u$s 83 millones entre enero y septiembre de este año, un 51% más que en el mismo período del año pasado. De acuerdo con Abicalçados, los distribuidores argentinos informan "off the record" que los funcionarios encargados de las solicitudes de registro de importación no están aceptando nuevas solicitudes e informan que las licencias no serán liberadas este año sobre la base de que las importaciones de 2016 no excedan las de 2015.

El crecimiento de las exportaciones brasileñas al país vecino en el mismo período fue mucho más modesto que el de calzado. Los envíos ascendieron a u$s 9930 millones, un aumento de 1,3%. Las importaciones origen argentino, sin embargo, cayeron un 17,7%. El resultado fue un superávit a favor de Brasil de u$s 3370 millones en septiembre, muy por encima del superávit de u$s1830 millones acumulados en el mismo período de 2015.

El aumento del superávit a favor de Brasil fue claro a partir de los dos primeros meses del año, cuando el superávit alcanzó cerca de u$s 800 millones, resultado de tres veces mayor que en el mismo periodo de 2015. Ya en los primeros meses los analistas tenían una perspectiva de superávit mucho mayor en favor de Brasil, pero se superó las expectativas de déficit argentino, lo que redundó en restricciones del gobierno de Macri a las importaciones durante 2016