Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

América latina quedó lejos del auge global de fusiones y adquisiciones

Cuando creímos que la decisión de fusionarse de AB Inbev y SABMiller nos ubicaba en un momento histórico para la industria, por ser una de las grandes adquisiciones de la época, llegó otra para desbancarla: la compra de Allergan por Pfizer. Y no nos equivocábamos, estábamos ante un acontecimiento nunca antes visto. Pero no para presenciar dos de los negocios más grandes de la era, sino para vivir la 'negociomanía' de un año en el que se ha movido el mayor monto por compras y fusiones entre compañías desde 2007.
En total, las 37.341 adquisiciones y fusiones realizadas este año suman u$s 4,75 billones, es decir, 12 veces el PBI colombiano, de acuerdo con la consultora Dealogic. Únicamente los negocios entre Pfizer y Allergan (u$s 160.000 millones), y AB InBev y SABMiller (u$s117.410 millones) se ubicaron en el segundo y cuarto puesto entre las movidas empresariales más grandes de la historia.
Solo estos dos negocios suman u$s 277.000 millones, 73% del PBI colombiano. Sin embargo, son superados por la adquisición de Mannesmann por Vodafone en 1999 (de u$s 172.000 millones).
Las fusiones entre Pfizer y Allergan y SABMiller y AB InBev encabezan los negocios del año, seguidas por la compra que hizo Royal Dutch Shell de BG Group por u$s 70.000 millones y la adquisición de EMC por Dell, que ascendió a u$s 66.000 millones. Pero también están en la lista el negocio entre Charter Communications y Time Warner Cable, por u$s 57.000 millones, y el realizado entre Heinz y Kraft Foods, por u$s 54.000 millones.
La dinámica en fusiones y adquisiciones que se ha presentado durante este año eclipsó el récord histórico de 2007, cuando se llegó a u$s 4,61 billones, según cifras de Dealogic. Durante ese año, Royal Bank of Scotland compró ABN-Amro. Tan solo ese negocio se cerró en u$s 95.650 millones.
Esta "negociomanía" disminuyó después de 2007, principalmente, debido a la recesión. Pero el ritmo se ha retomado al punto que América Latina se ha contagiado de la tendencia. En Colombia, las empresas del Grupo Empresarial Antioqueño fueron las que lideraron el proceso: Grupo Éxito compró Pão de Açúcar y Libertad, por US$1.826 millones; EPM compró Aguas de Antofagasta, por u$s 946 millones; Sura adquirió RSA, por u$s 617 millones; y Grupo Argos se hizo con 54,7% de Odinsa, por u$s 346 millones.
En Brasil, Hsbc Bank adquirió a Bradesco por u$s 5200 millones; en Chile, Antofagasta Plc, del Grupo Luksic, adquirió Compañía Minera Zaldívar, de Barrick Gold, por u$s 1005 millones; en Perú, Arca Continental se hizo a la corporación Lindley, por u$s 760 millones. Estos son solo algunos ejemplos de la "negociomanía" que también se presentó en la región. Dado el monto y el número de transacciones a nivel global, LR le dedicó su anuario Ripe a las grandes fusiones y adquisiciones que se hicieron este año en cada país perteneciente a la Red Iberoamericana de Periodismo Económico y que consolidan la creciente "negociomanía"