Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Alibaba suma más inversiones que sus rivales y quiere ser "la tienda de todo"

Alibaba suma más inversiones que sus rivales y quiere ser

Alibaba no ha dudado en hacer de todo lo que esté a su alcance para crecer y vencer a sus principales rivales en China y, bajo esa estrategia, ha identificado que los productos de consumo de alta rotación de stock (que van desde los cereales hasta el detergente) son elementos fundamentales para su expansión en zonas rurales del país.

El gigante del comercio electrónico, que superó al portal de subastas en Internet Ebay en la nación asiática, se ha planteado a partir de ahora, además de ofrecer servicios de computación en la nube -una de sus grandes apuestas- y de streaming de videos (con el que busca convertirse en el Netflix de Asia), ampliar su gama de oferta de productos que abarcará desde jabones y pasta de diente hasta artículos de cocina y para el hogar.

Su directora financiera, Maggie Wu, se comprometió a gastar miles de millones más que sus principales competidores, cuando se trata de impulsar los productos de primera necesidad que diariamente usan los ciudadanos.

Esto plantea un desafío directo para su principal rival, JD.com, que aunque se especializa en vender artículos electrónicos también está apuntado hacia la demanda de bienes para el hogar.
"Estoy muy segura de que vamos a invertir mucho más porque podemos darnos ese lujo", dijo Wu a analistas la semana pasada luego de la entrega de los resultados correspondientes al último trimestre finalizado en junio. "Mientras las otras empresas están hablando de invertir US$ 1.000 millones, nosotros estamos dispuestos a destinar una cantidad muchas veces superior a ese número", aseveró.

Su declaración llegó después de que la compañía reportara su mayor ritmo de crecimiento desde que salió a bolsa en 2014 en Nueva York, un desempeño que envió inmediatamente a sus acciones a tocar un máximo en catorce meses.

Y es que en el segundo trimestre de 2016, la mayor tienda online de China incrementó su facturación en 59%, hasta los 32.150 millones de yuanes (US$ 4.847 millones), por encima de las previsiones de los analistas que esperaban que la desaceleración de la economía del país, su principal mercado y de donde proceden aproximadamente un 80% de sus ingresos, tuviera un mayor impacto en las cuentas del e-commerce.

En ese reporte, Alibaba destacó que la llamada categoría de bienes de consumo vio un alza de 67% en el trimestre a junio. Pero su CEO, Daniel Zhang, se mostró aún más "sorprendido" por haber triplicado las compras en Tmall Supermarket, que maneja marcas como Perrier de Nestle y Kellogg's.

Expansión rural

Para Alibaba, a medida que los mercados tradicionales empiezan a verse saturados, los bienes de consumo serán cruciales para un empuje rural.

Por ello, ha forjado alianzas para llevar productos populares a los ciudadanos, que contemplan incluso hasta los costosos aparatos que se complementan con artículos más accesibles, como por ejemplo las lavadoras que utilizan detergentes.

Empresas de reparto externas han ayudado a que los bienes logren llegar a poblados chinos, muchos ubicados en remotas zonas montañosas que no están al alcance de los minoristas tradicionales.
El presidente del gigante del comercio en línea, Jack Ma, está apuntando más allá de los habitantes de las ciudades, jóvenes y educados, directo hacia las zonas menos urbanizadas del país, en donde vive más de la mitad de la población.

Ya en 2014, la compañía había anunciado un plan para invertir 10 mil millones de yuanes (u$s 1.500 millones) en logística, herramientas y entrenamiento para llevar su modelo de negocio a más de 100.000 poblados en un período de tres a cinco años. Según la compañía de inversión bancaria Jefferies, eso significaría una sexta parte de los asentamientos rurales de la nación.

Con su inversión de u$s 4.600 millones en el Grupo Suning Commerce el año pasado, Alibaba también ganó acceso a una vasta red de tiendas y almacenes en ciudades más pequeñas y áreas rurales. Suning tenía, para agosto de 2015, más de 1.600 puntos de venta en cerca de 290 ciudades en China en las que vendía electrodomésticos, libros y productos para bebés.

Un poco más allá

Para el extranjero, Ma quiere que más de la mitad de los ingresos de la compañía provengan de afuera de China dentro de una década. Una inversión de u$s 1.000 millones en Lazada, la empresa de comercio electrónico del sudeste asiático, permitió abrir una ventana a los seis principales mercados de la región.

"A los inversionistas les encanta escuchar que las compañías tienen algún tipo de plan para un crecimiento a mediano plazo. La estrategia para el área global y rural cae dentro de esa categoría", dijo Jeff Hao, gestor de inversiones en la sede de Hong Kong, de China Merchants Securities Holdings. "En realidad, estas cosas toman mucho tiempo para dar fruto, por lo que Alibaba tiene que estar preparada para dedicarse a largo plazo".

Los bienes de consumo son, sin embargo, un esfuerzo de alto volumen pero baja rentabilidad. La inversión de Alibaba en Tmall Supermarket, junto a la inclusión en la deficitaria Lazada, ha pesado sobre los márgenes de comercio de la compañía en el segundo trimestre, según apuntaron analistas el viernes. Los especialistas alertaron que "inversiones rurales y globales, y la categoría de bienes de consumo podría reducir el margen" en el corto plazo.