Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

A pesar de Trump, México exportó casi un 20% más autos a EE.UU.

La producción de vehículos de México subió un 3,2% durante el mes de abril a tasa interanual mientras que las exportaciones treparon un 16,1%

A pesar de Trump, México exportó casi un 20% más autos a EE.UU.

A pesar de haber presentado el periodo vacacional de Semana Santa, durante abril pasado las exportaciones de vehículos mexicanos repuntaron un 16,1%, ganando presencia en el mercado estadounidense con doble dígito (19,6%), justo cuando las ventas internas del principal comprador cayeron 4,9%, reportó este lunes Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

"Las exportaciones se han acelerado en abril", expresó el Solís en conferencia de prensa.

La industria exportó 228.810 unidades al mundo durante el cuarto mes de este año, unos 31.790 vehículos adicionales.

En tanto, el sector vendió casi un millón de unidades al mundo. Fueron 978.972 autos, lo que representa un crecimiento de 14,6% respecto al año previo.

La industria automotriz fabricó 278.173 autos en abril, 3,2% más comparado a igual mes del 2016. En el acumulado, el ensamble creció 13,6%, con 1 millón 221.877 unidades.

México exporta la mayor parte de su producción automotriz a Estados Unidos, su principal socio bajo el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

En cifras acumuladas, la producción de vehículos del país latinoamericano creció un 13,6% interanual al sumar 1.221.877 unidades en el periodo enero-abril, mientras que las exportaciones mostraron un alza del 14,6% hasta las 978.972.

En el mercado interno, las ventas declinaron un 3,3% hasta las 114.477 unidades en abril por un efecto calendario al celebrarse Semana Santa en el mes, precisó la AMIA.

La AMIA agrupa a las unidades de las estadounidenses Ford y General Motors; las japonesas Honda, Mazda, Nissan y Toyota; la alemana Volkswagen, y la italiana Fiat, que controla a Chrysler.

México acecha a Brasil

La producción de vehículos en Brasil se recuperó en los cuatro primeros meses de 2017, aunque sigue lejos de los datos de antes de la recesión, mientras la venta de autos sigue en caída y México -primer productor de América Latina- está ahora cerca de ser el mayor mercado.

En Brasil, la producción total de vehículos (autos y camiones) se situó en abril pasado en 191.000 unidades, 18,8% menos que en marzo, pero en los primeros cuatro meses del año acumuló un crecimiento del 20,9% respecto al mismo periodo de 2016 (801.000 frente a 663.000 del año pasado).

“Todavía tenemos ociosidad en las fábricas, pero la tendencia es a la mejora”, dijo este viernes Antonio Megale, presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores de Brasil (Anfavea).

La crisis en Brasil provocó una caída del Producto Bruto Interno (PBI) del 7,2% en dos años, un duro golpe para una economía que hoy suma 14 millones de desempleados y cuya industria es el sector más afectado por la recesión.

En ese escenario, el sector automotriz es probablemente uno de los más afectados, no sólo por los más de 30.000 puestos de trabajo directos perdidos, sino también por el estancamiento en la producción y las ventas a niveles de hace más de una década.

Los productores admiten que las ventas aún no han tocado fondo, a pesar de la expectativa de que en 2017 la mayor economía de América Latina dejará atrás la contracción económica.

“La tendencia es de estabilización, pero todavía no llegamos ahí", sostuvo Megale, al comentar la caída del 2,4% en las ventas entre enero y abril de este año, respecto al mismo periodo de 2016.

Esta situación de crisis económica provocó que en 2014 Brasil perdiera su puesto como mayor fabricante de América Latina, en favor de México, tendencia que desde entonces se ha acelerado.

La situación del sector automotriz es resultado de las diversas estrategias adoptadas por los dos gigantes latinoamericanos.

Brasil se focalizó históricamente en su mercado interno, protegiendo con aranceles su sector y forzando a las montadoras a invertir en fábricas si querían acceder a un mercado de 207 millones de personas.

Mientras que en México, las exportaciones a Estados Unidos y Canadá -destino de más del 75% de los autos vendidos al exterior- se sigue manteniendo como el gran motor de la industria automotriz nacional, que registra mes tras mes números históricos.

Ahora un nuevo vuelco puede producirse, aunque sea temporal: el ascenso de México a primer mercado de vehículos de América Latina, a pesar de que Brasil tiene 80 millones más de habitantes