Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Para Goldman Sachs, la Argentina ganará una sola medalla de oro en los Juegos Olímpicos

Un informe del banco de inversión Goldman Sachs predice que el país obtendrá una presea dorada, y cuatro de bronce. En Londres 2012, ya había anticipado tres Oro para la delegación local, que sin embargo terminó con una

Para Goldman Sachs, la Argentina ganará una sola medalla de oro en los Juegos Olímpicos

Los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro no le permitirían a la Argentina realizar una buena cosecha de medallas si la participación del país se analiza desde el punto de vista económico y no desde la visión deportiva. Es más, la delegación nacional ocuparía el puesto 35 del medallero dorado, con una sola conquista, y cuatro de bronce.

Por lo menos así surge de un informe global elaborado por Goldman Sachs acerca de la proyección de medallas de los países participantes que, para elaborar sus predicciónes, tiene en cuenta el marco económico de cada país. El informe, que lleva el nombre de ‘The Olympics and Economics 2016", Los pronósticos de los economistas tienen en cuenta las condiciones de crecimiento de un país, lo que comprende mediciones del marco político e institucional, así como la cantidad de población y el desempeño olímpico anterior.

En el documento de Goldman Sachs elaborado para los Juegos Olímpicos de Londres, la performance argentina sería superior a la de Beijing 2008 y Atenas 2004. En ese momento, el banco de inversión predijo que el país ganaría un oro más en Londres respecto de los dos obtenidos en los Juegos chinos de 2008. Así, el deporte argentino se consolidaría en el puesto 29 entre más de 200 países participantes.

La realidad fue que el equipo olímpico obtuvo cuatro medallas: una de oro, una de plata y dos de bronce. Obtuvo también 10 diplomas olímpicos (puestos premiados). En el medallero general ocupó la posición n.º 42.

Ahora, según el documento, Estados Unidos liderará el medallero, con una proyección de 106 preseas, dos más de las que consiguió en Londres 2012, y 45 de ellas de oro. Para Goldman Sachs, el top tres también lo conformarían China ocupando la segunda posición (89 metales y 36 oros), y Gran Bretaña (59 preseas y 23 oros).

La cuarta posición seguiría correspondiendo a Rusia, con 59 medallas y 14 oros, pese a que en el informe se muestren cautos porque la "controversia en curso de su participación" haya provocado que sea "especialmente difícil" proyectar los datos. En tanto, Brasil, el país anfitrión en esta nueva cita, ocuparía el puesto 16º con 22 medallas.

"El éxito económico mejora las opciones de gloria olímpica", según Goldman Sachs, "porque es más probable que un país produzca atletas de categoría mundial en un ambiente de categoría mundial".

Los analistas de Goldman también pronosticaron que los Juegos Olímpicos harían muy poco en lo relativo a estimular el crecimiento de Brasil. "Los alrededor de u$s 10.000 millones gastados en infraestructura y logística constituyen una suma demasiado insignificante para generar un impacto en una economía tan grande, en especial cuando el gasto total en inversión se ha contraído de forma ininterrumpida desde 2014", según se detalla en el documento.

"Mientras el país da la bienvenida a miles de atletas y visitantes y alienta a sus atletas locales favoritos, también espera que el espíritu olímpico contribuya a impulsar la economía brasileña y la devuelva al podio reservado a las de mejor desempeño.

En líneas generales, estimamos que la inversión relacionada con el Mundial de Fútbol y las Olimpíadas fue demasiado pequeña para generar un dividendo o un impulso económico significativo dadas las dimensiones de la economía", finaliza el trabajo de Goldman Sachs.