Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La Argentina tuvo una actuación histórica

Los oros de Pareto, la dupla Lange-Carranza y Los Leones, junto a la plata cosechada por Del Potro, marcaron el mejor resultado de la Argentina desde Londres 1948, cuando también se asistió con 213 atletas.

Paula Pareto, la dupla Lange-Carranza y la selección argentina de hockey masculino consiguieron la medalla de oro.

Paula Pareto, la dupla Lange-Carranza y la selección argentina de hockey masculino consiguieron la medalla de oro.

Emociones fuertes, momentos de alegría, alguna decepción y cuatro medallas que bastaron para marcar la mejor actuación en 68 años y la tercera en toda la historia olímpica del país, fue el saldo que dejaron los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro para la delegación récord de 213 atletas con los que la Argentina afrontó el primer desafío de esta magnitud en Sudamérica. Un evento en el que los brasileños hicieron sentir a los deportistas argentinos como visitantes, pero en el que contaron con un aliento permanente por la masiva concurrencia de hinchas albicelestes.

En ese clima, la Argentina recolectó tres preseas de oro y una de plata que la ubicaron en el 27° lugar del medallero, además de once diplomas. Y si bien el resultado superó las expectativas en la calidad de las medallas logradas (en 2012 consiguió sólo un oro, una plata y dos bronces), la cantidad exigua marca un límite difícil de superar para un deporte argentino que se alimentó en este ciclo con el impuesto a la telefonía celular y tuvo una preparación "de nivel internacional", según señaló el titular del Comité Olímpico Argentino, Gerardo Werthein.

Desde el primer día que Paula Pareto obtuvo el oro en judo, la ilusión creció para el resto de la delegación, aunque solo unos pocos pudieron cristalizarla. El seleccionado de hockey sobre césped masculino consiguió la histórica medalla dorada para un deporte que popularizaron Las Leonas pero que nunca había llegado a lo más alto del podio olímpico. Y la dupla Santiago Lange-Cecilia Carranza se alzaron con la especialidad Nacra 17 del yachting. Lange, un ejemplo de superación que se recuperó de un cáncer de pulmón, festejó también como sus hijos Yago y Klaus se quedaron con un diploma olímpico en la división 49er.

Quedará para el recuerdo la actuación del tenista Juan Martín Del Potro, que dejó en el camino a figuras como Novak Djokovic y Rafael Nadal para quedarse con la medalla de plata tras caer ante Andy Murray. Y la emotiva despedida de la Generación Dorada del básquetbol (ver contratapa), que dejó la cancha con un diploma olímpico. También el quinto puesto de la joven selección de voleibol, que sumó otro diploma a los obtenidos por los boxeadores Yamil Peralta y Alberto Melián, Las Leonas, el golfista Emiliano Grillo, Los Pumas, la tiradora Melisa Gil, el jinete Matías Albarracín y Patricia Bermúdez, que estuvo muy cerca de obtener la medalla en lucha libre. Más allá de ellos, queda la final alcanzada por Germán Chiaraviglio en salto con garrocha y Braian Toledo en lanzamiento de jabalina. .