Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El "lavadero" que sacudió a Brasil

Hace más de dos años la policía brasileña realizó un operativo que, con el tiempo, sacudiría los cimientos de la clase dirigente de Brasil. Se trató de un procedimiento llevado a cabo el 14 de marzo de 2014 en la estación de servicio "Posto da Torre", ubicada en el centro de Brasilia. Allí, entre los locales que acompañaban en el complejo al expendio de combustibles, funcionaba una casa de cambio donde se sospechaba que se lavaba dinero. El operativo se llamó "Lava Jato", que en portugués significa lavadero de autos, y su resultado fue un gigantesco escándalo de corrupción, que involucró a dirigentes como el ex presidente Lula Da Silva y empresas como Petrobras y las constructoras Odebretch y Camargo Correa, entre otras, envueltas en el pago de sobornos a directores de la petrolera y medio centenar de políticos de diferentes partidos. Un caso que generó más de 90 condenas y la incautación de u$s 800 millones, por el momento. Pero que, sobre todo, restó en su momento respaldo popular al gobierno de Dilma Rousseff, quien procuró en vano sumar a Lula como ministro para blindarlo con los fueros, y hoy complica al de su sucesor Michel Temer, quien ya ha visto caer a tres de sus ministros por la misma causa.