Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Del Potro acarició el oro, pero se tuvo que conformar con la medalla de plata

Perdió pero ganó. Del Potro no pudo con Andy Murray. El argentino, que había eliminado a Djokovic y a Nadal, obtuvo la primera medalla de plata para el país

El tenista británico Andy Murray puso fin anoche, a la tremenda campaña de Juan Martín Del Potro al vencerlo en cuatro sets en la final de los Juegos de Río para consagrarse campeón por segunda edición consecutiva, algo que nadie había logrado en la historia.
Murray, segundo preclasificado y ganador en Londres 2012, se impuso tras algo más de 4 horas de un partido de altísimo vuelo por 7-5, 4-6, 6-2 y 7-5.
Del Potro, una de las últimas esperanzas argentinas para quedarse con la medalla de oro, se quedó con la presea de plata en una gran campaña en la que eliminó al número uno del mundo Novak Djokovic y al español Rafael Nadal. En Londres, también había subido al podio cuando obtuvo la medalla de bronce.
Murray y Del Potro libraron una memorable batalla. Finalmente, el virtuosismo técnico de Murray, reciente ganador de Wimbledon, se impuso a la potencia de la derecha y la inquebrantable reserva anímica de Del Potro.
En la cancha central del Parque Olímpico, las banderas argentinas fueron mayoritarias, pero los hinchas brasileños equilibraron la balanza alentando al británico.
Los locales también celebraron la presencia del ex tenista Gustavo Kuerten en su rol de comentarista de TV. Sobre el cierre del partido, un simpatizante argentino fue retirado de la platea por las fuerzas de seguridad tras provocar un incidente menor.
En el primer set, Murray quebró para ponerse 2-0 arriba. Del Potro reaccionó en el game siguiente rompiendo el servicio del escocés, que de inmediato se recuperó para escaparse 4-1.
El argentino pareció desde el principio tener menor respuesta física que su rival, como consecuencia del trajín de la semana y la durísima semifinal con Nadal. Sin embargo, sacó a relucir la fortaleza mental que lo caracteriza y quedó 4-4.
Pero el talento de Murray apa reció en el momento justo: con un exquisito drive cruzado volvió a quebrar y aprovechó su segundo punto para set para ganarlo 7-5.