La tecnología al servicio del reciclaje

A pesar del escaso desarrollo del recupero de residuos en el país, nuevas iniciativas apuestan a dar nuevas soluciones a la gestión. El caso de FlexBIT que utiliza los servicios de Watson de IBM.

El desafío es grande. En la Argentina los números no son auspiciosos. Sólo el 6 % de los residuos que se generan por día en la Ciudad de Buenos Aires se reciclan. Y, aunque queda mucho por hacer en todos los ámbitos, se están desarrollando algunas iniciativas positivas donde la tecnología es la principal aliada.

Es el caso de la propuesta de la start up FlexBIT, que gracias uno de los desarrollos tecnológicos más influyentes, el IoT (Internet de las cosas), busca poder brindar nuevas soluciones a la gestión de los residuos.

FlexBIT, es un proveedor de IBM y nace del centro de emprendedores de la UTN. En 2015, comenzaron a buscar soluciones a la situación de la recolección de los residuos y contaron con Watson (El sistema de Internet de las Cosas de IBM), para el desarrollo de dos innovaciones.

La primera es ECO-Bits, un dispositivo que se coloca en los contenedores de residuos para monitorear en tiempo real su nivel de ocupación, se comunica con los recolectores y evita desbordes y viajes innecesarios. La solución utiliza los servicios de IBM Watson Internet de las Cosas a través de IBM Bluemix para administrar los objetos conectados.

"Los sensores están diseñados para funcionar en contenedores de 50, 100 y 1000 lts", explica Leonidas Ávila Torresin, cofundador de FlexBIT. ECO-Bits ya están siendo utilizada en 10 compañías -entre ellas DirecTV,- y actualmente están trabajando para aplicarla junto con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, y con una empresa proveedoras de contendores de San Isidro.

Además, la compañía acaba de desarrollar una aplicación llamada ECO-Vision para la separación de residuos en origen. Con esta app, las personas pueden tomar una foto del residuo, clasificarlo y de esta forma saber donde depositarlo, todo esto gracias a la herramienta de reconocimiento visual de Watson. La aplicación está disponible para que cualquier usuario la pueda descargar.

Con respecto al origen, Ávila Torres indica que realizaron un proceso de investigación, junto con los puntos verdes de la ciudad, y observaron que los millennials (aquella generación nacida entre 1980 y 2000), tenían un nivel de participación y de conciencia ambiental, y sumado a su alta digitalización, es el nicho ideal para que utilice la aplicación y se sume a la separación de residuos.

Con estas innovaciones, FlexBIT, apunta a lograr un triple impacto: en el ambiental, busca reducir la contaminación, evitando el desborde de los contenedores y fomentado la separación de residuos. Desde el lado social, trabajan con las cooperativas de recolectores urbanos para dar trabajo.

Y, desde la mirada de las empresas, económicamente es rentable ya que significa una mejor gestión de la logística, evitando recolecciones innecesarias.

Para finalizar, con respecto a la situación del país, el cofundador de la firma Leonidas Ávila Torresin, indica que la Argentina está bien posicionada en la región, pero, según su mirada, falta desde el Gobierno un mayor fomento a la producción nacional. D.S.

Tags relacionados