Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Una brújula para llegar a los ODS

Con el nuevo rol que se les dio a las empresas en la promoción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, primero deben saber cómo alinear sus estrategias y medir su propio aporte. Asísurgió SGD Compass.

Una brújula para llegar a los ODS

Erradicar el hambre y lograr la seguridad alimentaria; lograr trabajo decente y crecimiento económico; garantizar una vida sana y una educación de calidad; lograr la igualdad de género; asegurar el acceso al agua y la energía sustentable y promover la paz son algunos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. ¿Pero cómo alcanzarlos? Si los ODS marcan el rumbo, la guía SDG Compass es la brújula.

Para Virginia Vilariño, coordinadora de Energía y Clima de CEADS, "llegar a los ODS depende en gran medida de la acción de todos los actores; las empresas tienen un rol fundamental en el logro de dichos objetivos, a través de sus inversiones, sus prácticas y el desarrollo de soluciones". Para ayudarlas, el GRI, Pacto Global de Naciones Unidas y el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD), desarrollaron SDG Compass una herramienta que en cinco pasos orienta a las empresas sobre cómo pueden alinear sus estrategias y medir y gestionar su aporte. Con amplio alcance y flexibilidad -puede ser aplicado por grandes empresas como por pymes-, también anima a otras organizaciones a utilizarlo como una fuente de inspiración y adaptarlo a sus necesidades, puede ser usado tanto a nivel de la organización como aplicarse a nivel de producto, sitio, división o región.

"No existía nada similar; esta es una herramienta novedosa que surge a partir de la necesidad y oportunidad de contribuir a los ODS desde el empresariado y demostrar cómo sus negocios ayudan a minimizar los impactos negativos y maximizar los positivos en las personas y en el planeta", dice Vilariño.

El SDG Compass consta de una serie de recursos: la Guía SDG Compass, que explica en detalle los cinco pasos para la implementación; un inventario en línea de indicadores comunmente utilizados para cada meta de los ODS, de fuentes pertinentes y ampliamente reconocidas; un inventario online de herramientas mapeadas en función de los ODS; un resumen de dos páginas de cada ODS, que analiza el papel de las empresas. Además, las organizaciones pueden ajustar su rumbo hacia los ODS, con distinta gradualidad y profundidad, dependiendo de dónde se encuentren en el camino de establecer la sostenibilidad como estrategia.

Después de la filantropía

Para Francisco Ocampo, consultor de Ernst & Young hay tres contribuciones de las compañías a los ODS. Son no excluyentes y con diferentes retornos; por un lado, el desarrollo de acciones filantrópicas, no relacionadas con las actividades de la empresa, para mejorar las condiciones sociales y ambientales de los entornos de la compañía -con beneficio reputacional; iniciativas vinculadas a las operaciones de la organización, para reducir y eliminar los impactos negativos y potenciar aquellos que sean positivos para los grupos de interés -con retornos que van desde la eficiencia operacional, reducción de costos, atracción y retención de talento, interés y fidelización de los clientes, entre otros. Y el tercer enfoque, el desarrollo de productos y servicios innovadores, en sector de actividad de la empresa, que contribuyan a las metas establecidas por los ODS y al mismo tiempo que generen nuevas oportunidades de negocio.

Los ODS no están orientados a ningún tipo de empresa o sector sino que exhortan a todas las companías a implementar un modelo de gestión más consciente, inclusivo y sostenible. Así, las ventajas que traen son: 1) identificar oportunidades de negocio y atraer capital; 2) potenciar el valor de la sustentabilidad, incluyendo la atracción de talento y preferencia de los clientes; 3) mejorar y fortalecer las relaciones con los grupos de interés, estar alineados con los avances legislativos y eficientizar la gestión de riesgos. 4) usar un lenguaje común y contar con un propósito compartido que faciliten la coordinación de esfuerzos con gobiernos y organizaciones civiles.

La experiencia Molinos

Para Inés Kracht, jefa de Sustentabilidad de Molinos, "la principal ventaja de SDG Compass es achicar la brecha entre estrategias de largo plazo y las contribuciones a nivel empresa o industria", dice. Gracias a la guía "se redimensionan los logros en función del impacto en la cadena de valor y sabemos así cuáles son aquellos sobre los cuales la compañía tiene una injerencia directa e indirecta; con un marco más abarcativo y global; repensamos sobre lo hecho y evaluamos acciones futuras tomando en consideración de qué modo la compañía va más allá de estándares mínimos y contribuye con grandes desafíos", explica.

Molinos la utilizó para medir sus logros en el uso racional del agua, tema prioritario para la compañía. "En el último año, la producción a nivel consolidado aumentó en 13% y redujimos el consumo de agua en planta el mismo porcentaje. Al momento de evaluar este logro bajo el análisis del SDG Compass, destacamos uno de los proyectos realizados en una zona de emergencia hídrica, en San Juan", cuenta Kracht. La iniciativa -que contribuye al ODS 6- logró la reducción de consumo de agua en planta Los Robles, elaboradora de vegetales congelados Granja del Sol en un 25%. Desde 2014, se incentiva a reducir el consumo de agua en la cadena de valor sustituyendo el riego tradicional por riego por goteo en plantaciones de vegetales; en 2015, se mejoró el equipo que más agua utiliza en planta y se logró que el consumo pase de 33m3 en 16hs de proceso a 17,8m3.