Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Un paso de calidad

Creando Conciencia lanzó una línea de muebles de diseño realizada con material reciclado.

Un paso de calidad

Que una cooperativa pueda ser sinónimo de calidad y de diseño es algo que muchos ven como incompatible. No así Creando Conciencia, una cooperativa de recicladores (ex cartoneros) de Benavidez que desde sus inicios, hace 10 años, buscaron la excelencia. Y la lograron.
Todo empezó en 2005 cuando un grupo de vecinos preocupados por la desechos sólidos urbanos y por la problemática de los recuperadores decide hacer algo por el medio ambiente y por la inserción de estas personas al circuito laboral.

Así, con una propuesta de recolección diferenciada en distintos barrios de la zona (Santa María de Tigre, Nordelta, entre otros) nace la cooperativa que hoy tiene una planta de clasificación y cuatro camiones, recuperan 95 toneladas de material por mes con un recupero del 85% y tiene como socios, a 37 familias -25 de los socios son mujeres.

"Somos una empresa social. No nos fijamos tanto hacia donde ir sino cómo ir", explica Edgardo Jalil, presidente de la cooperativa.

Desde que iniciaron su trabajo la gran preocupación de los socios era la calidad y la dignidad del trabajo. Así aprender a cumplir un horario, que tenner una alimentación adecuada y jubilación eran todos temas primordiales; como así también cumplir con sus clientes.
En 2012 notaron que los vecinos buscaban saber hacia dónde iban los materiales que se reciclaban y así comenzaron a pensar en dar un paso más cuyo resultado se concretó con la presentación de una línea de equipamiento urbano realizada con material reciclado y el diseño de dos diseñadores industriales de la UBA.

La producción de los bancos y mesas destinados a espacios de uso común (plazas, jardines, parques) está a cargo de la misma cooperativa que los realiza con madera plástica, un material producido 100% con desechos postconsumo y que posee una extraordinaria resistencia a la intemperie son necesidad de tratamientos.

Con ese fin, Creando Conciencia armó una unidad de negocios destinada a la producción del equipamiento urbano, lo que les permitió a los socios capacitarse en diferentes oficios, como carpintero y soldador y obtener una importante mejora en las condiciones de trabajo. "El banco además de ser de excelente calidad es lindo. Y ese es un prejuicio que teníamos que romper como cooperativa", dice orgulloso su presidente que ya está pensando en una líneas más pequeña para clientes individuales.