Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Un partido para mejorar la situación de la niñez

Desde su fundación en 1986, la escuela del exfutbolista lleva adelante programas de recreación, juegos y deportes en escuelas y centros comunitarios. El 17 de septiembre organizará un torneo de fútbol 5 corporativo a beneficio de Unicef.

Con una carrera de más de 15 años en el fútbol de primera división (jugó en San Lorenzo, Huracán, Chacarita, Boca, Independiente y el Sunderland Inglés, cuando pocos argentinos llegaban a las ligas europeas), Claudio Marangoni se retiró de la cancha en 1986, pero no de la pasión futbolera. Ese mismo año, empezó a dar clases de su deporte favorito a grupos de chicos, en canchas alquiladas de fútbol cinco. De a poco, se fue gestando la Escuela Deportiva que lleva su nombre, donde hoy incluye, además de fútbol, gimnasia artística, natación y hockey. A la par de este emprendimiento, terminó sus estudios de licenciatura en Kinesiología.
"El juego y el deporte no solo tienen beneficios físicos, ya que promueven hábitos de vida activa y saludable, sino también psíquicos y sociales", dice Marangoni. Jugando y compitiendo "se aprenden valores fundamentales como honestidad, trabajo en equipo, compañerismo, amistad, liderazgo, respeto a sí mismo, a los otros y a las reglas", detalla el ex futbolista, y agrega: "El deporte también enseña a los jóvenes a convivir con la competencia, a ganar y a aceptar la derrota".
El foco de la escuela Marangoni no solo está puesto en el aprendizaje y entrenamiento deportivo, sino en la inclusión social. Por esto, desde 2013, la entidad, con una de sus sedes en el Parque Las Heras del barrio porteño de Palermo y otra en la localidad bonaerense de San Isidro, lleva adelante el proyecto de Escuelas Deportivas para la Adolescencia y Deporte Inclusivo en distintas villas y complejos habitacionales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En 2015, junto a la Fundación Cruyff, creada por el ex futbolista holandés Johan Cruyff, organiza entrenamientos y campeonatos deportivos en un predio de Villa Soldati. En esta escuela, no solo trabajan profesores y entrenadores de educación física, sino también psicólogos y asistentes sociales.
A partir de este año, Marangoni celebró un acuerdo con Unicef Argentina, para organizar actividades deportivas, recreativas, de recaudación de fondos, y acciones de comunicación para promover valores y hábitos de vida activa y saludable. "Entre las próximas actividades conjuntas que estamos desarrollando se encuentra el primer Torneo de Fútbol Corporativo a beneficio de Unicef, que se llevará a cabo el 17 de septiembre en la sede de San Isidro", comenta el emprendedor. Las empresas podrán sumarse inscribiendo hasta 10 jugadores por equipo en la web (ver Indentikit).
Según esta organización internacional enfocada en la niñez, en la Argentina el 30% de los chicos son pobres. Este porcentaje representa alrededor de 4 millones de niñas y niños que no solo tienen privaciones en cuanto a sus necesidades fundamentales de alimentación, techo, abrigo, salud y educación, sino que padecen también carencias emocionales como oportunidades de juego, recreación, práctica de algún deporte o hobby, acceso a juguetes, libros, conectividad y tiempo junto a sus padres.
Un reciente estudio de Unicef sobre "pobreza multidimensional" que toma en cuenta factores más allá de lo monetario, muestra que el 19% de niños que no son pobres por ingresos sí lo son por carencias en su educación o por falta de una vivienda adecuada. De acuerdo a esta medición, las privaciones en información (acceso a internet, TV, teléfono fijo y móvil, computadora), protección contra la violencia doméstica, salud y tiempo para jugar son, en ese orden, las más importantes en la Argentina. Esas cuatro dimensiones (40% del total) explican un poco más del 63% de la pobreza. El 33% restante está distribuido en valores similares; la nutrición y la protección contra el trabajo infantil son las que tienen menos preponderancia en el total.

Identikit

- Nombre: Escuela Deportiva Claudio Marangoni.
- Fundación: 1986.
- Actividad: Enseñanza y entrenamiento deportivo para niños y jóvenes. Programas de recreación y deportes como herramienta de inclusión social.
- Colaboradores: más de 300 profesores de Educación Física y entrenadores deportivos.
- Contacto: www.claudiomarangoni.com.ar/unicef