Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Los detalles del nuevo plan del gobierno para comprar energías renovables

El gobierno nacional lanzó, ayer, el Plan RenovAR, e inició el proceso de convocatoria abierta para la contratación en el MEM de energía eléctrica de fuentes renovables de generación, con un requerimiento total de 1000 megavatios. Los detalles.

Los detalles del nuevo plan del gobierno para comprar energías renovables

Cuándo se convocarán las licitaciones públicas? ¿Cuánto será el total que se buscará adjudicar? ¿Para qué tipos de energías renovables?" Hacía tiempo que la espera de un anuncio no despertaba tanto interés en el mercado. Y ayer finalmente se hizo. A las 8.00hs, en el Centro de Información y Formación Ambiental (CIFA) de Villa Soldati, el presidente Mauricio Macri lanzó el proceso de Convocatoria Abierta para la contratación en el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) de energía eléctrica de fuentes renovables de generación con un requerimiento total de 1000 megavatios.


"Hoy es un capítulo especial, estamos lanzando un plan nacional para energías renovables", dijo el mandatario al presentar el "Plan RenovAr" en compañía de funcionarios de las carteras de Ambiente y Energía, incluyendo a sus ministros Sergio Bergman y Juan José Aranguren.


También de la partida fue el subsecretario de Energías Renovables, Sebastián Kind, quien luego explicó a Socialmente Responsables la letra chica de la convocatoria. De los 1000 megavatios que se licitarán, 600 corresponden a proyectos eólicos, 300 a solares, 65 a biomasa, 20 a pequeños aprovechamientos hidroeléctricos y 15 a biogás, las cuales se localizarán en todo el país. En conjunto, y con contratos que tienen plazos de ejecución máxima de hasta 24 meses, estos traerían una inversión estimada de entre u$s 1.500 y 2.000 millones.
Con estas incorporaciones, la Argentina ahorraría cerca de u$s 300 millones al año en importación de combustibles para generación eléctrica, al tiempo que se evitaría la emisión de casi dos millones de toneladas de dióxido de carbono anuales a la atmósfera, lo que equivale -tal como apuntó Macri- a retirar "un millón de vehículos de la calle". Paralelamente, estimó el presidente, esto posibilitará la creación de entre 5.000 y 8.000 puestos de trabajo.


La consulta pública que inició ayer permanecerá abierta hasta el 12 de junio próximo. Durante ese tiempo, los interesados podrán hacer sugerencias y consultas no vinculantes respecto de los documentos preliminares que Cammesa publicará en pocos días. El 2 de julio se llevará a cabo la publicación y venta de los pliegos y documentos definitivos, tras lo cual se recibirán ofertas hasta el 22 de agosto. Las adjudicaciones, por último, se efectuarán el 28 de septiembre.


Si bien esta es la primera convocatoria, Kind no descarta que se formule otra antes de que termine el año. "Tenemos un plan de llegar a 10 gigavatios, ese es el plan completo del gobierno y va en función de cumplir el mandato que tenemos por ley de cumplir el 20%. La primera licitación es de un gigavatio; quedan nueve por delante para seguir trabajando", profundiza.

Mandato por ley

El mandato al que se refiere Kind no es otra cosa que la Ley 27.191, aquella que él mismo co-escribió como parte del equipo del senador Marcelo Guinle, y que busca incorporar una proporción de energías renovables a la matriz eléctrica que ascienda al 8% a fines del año que viene (con fiscalización el 31 de diciembre de 2018) y se expanda a 20% para 2025. La misma fue sancionada y promulgada durante 2015 cuando Cristina Fernández de Kirchner aún ejercía la presidencia de la Nación. Con su reglamentación semanas atrás, esta marca la continuidad de una política de Estado, lo que reviste de mayor atractivo a la iniciativa. Así, al menos, opina Juan Bosch, presidente de SAESA: "Yo creo que el atractivo principal que tienen las energías renovables en la Argentina está dado en que esto es una política de Estado, no es una idea de un gobierno nuevo de cambiar todo y empezar de nuevo con un paradigma diferente. Esta ley es anterior al nuevo gobierno y el consenso político en torno a ella fue casi unánime".


Otro de los atractivos que posee son sus garantías. En este sentido, detalla Kind, las últimas páginas del pliego contienen una carta firmada por el Banco Mundial "con un compromiso para u$s 500 millones de respaldo y garantías". ¿Qué significa esto? "Nosotros hemos diseñado un mecanismo de tres etapas en garantías de los contratos de abastecimiento que se firman entre los adjudicatarios y el estado nacional-Cammesa. En primer orden, tenés una garantía que está conformada dentro de lo que es la estructura del Foder -que es un fondo fiduciario creado por ley-. Cuando vos tenés a tu contratante con un incumplimiento, tenés al Foder en la cuenta de garantía con liquidez para garantizarte 12 meses de incumplimiento de ese contrato. Si el Foder no tiene fondos para pagar una terminación anticipada, dispara la garantía soberana, que es el Ministerio de Hacienda reponiendo los fondos del Foder. Si aún así, el Ministerio de Hacienda incumple en su compromiso, dispara la garantía del Banco Mundial", explica el subsecretario.


Este esquema de garantías, más allá del atractivo que en sí representa, es clave para conseguir el financiamiento que estos proyectos requerirán. "Esto es blindar al programa renovable, y sacarlo del riesgo argentino para llevarlo al mercado de capitales, donde, con bajos riesgos, hay muchos dispuestos a bajas tasas, con altos riesgos, hay pocos dispuestos a altas tasas. Entonces, lo que estamos tratando, justamente, con este esquema, es llevar a que esto funcione de la mejor manera, no solo que funcione. Y eso es conseguir financiamiento de calidad, en precios y en plazos", define Kind.


En relación a los futuros contratos, cuyo precio definirá el mercado, si bien el funcionario anticipa no serán tan elevados como los actuales en el país, otro aspecto a subrayar es el rol que cumplirá Cammesa. Con estas palabras lo describe Bosch: "Esta funcionará como comprador de energía renovable solo porque estamos en emergencia eléctrica. En la medida en que finalice esa emergencia, parece claro que la facultad de comprar energía será devuelta a los agentes del MEM Distribuidores, o Subdistribuidores y Comercializadores".

Más notas de tu interés

Comentarios2
J.O. Nordeno
J.O. Nordeno 19/05/2016 04:52:55

Mientras todos los generadores eólicos y equipamientos entran desde afuera costandonos miles de millones de U$S, en Mendoza miles d eempleados d e IMPSA sufren el desempleo.

J.O. Nordeno
J.O. Nordeno 19/05/2016 04:51:13

Brasil, China, y todos los países que quieren ser desarrollados obligan a que estos equipos sean fabricados en sus países. Acá se deja que todo entre importado. Viva la desindustrialización!!!