Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La tecnología como catalizador del cambio

¿Cuál es el aporte de este sector a la sustentabilidad? Ciudades inteligentes, Internet de las cosas y creación de redes fueron algunos de los temas que cuatro líderes de empresas pusieron sobre la mesa, a la vez que charlaron sobre el rol de las empresas y del Estado.

Puede la tecnología ser catalizadora del cambio? La pregunta fue el disparados para que cuatro número uno de empresas charlaran sobre el tema. El marco, la segunda edición de "Thinking Sustainable Economies: Infraestructura & Tecnología 2016", la jornada organizada por la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Argentina (AmCham) que reunió a más de 200 personas con el objetivo de abordar la actualidad y los desafíos de esos sectores de la economía.


El eje del panel, integrado por los CEOs: Esteban Galuzzi (Intel), Gabriel Sakata (CISCO) y Gastón Remy (Dow Argentina), y moderado por Pablo Porto (Pointer), estuvo orientado a la tecnología y los desafíos en el país, vinculado a la creación de redes y el uso de Internet de las cosas. Asimismo, los expositores detallaron los desafíos, tanto humanos como técnicos, para la incorporación de nuevas tecnologías y el rol del Estado.


En una entrevista exclusiva con Socialmente Responsables, Gabriel Sakata, comenzó explicando la importancia de la inclusión tecnológica como parte de la sustentabilidad y los desafíos sociales "Toda esta transformación digital va a requerir formar nuevas capacidades dentro de las personas, tanto las tecnológicas como las no tecnológicas; al final del día los que van a usar la tecnología son todos: médicos, bomberos. No necesariamente gente tecnológica, entonces se requiere formar educadores, para que la tecnología no sea un elemento que genere rechazo, que por no saber cómo usarlo te quedes afuera del proceso de transformación. Primero, hay un proceso de responsabilidad social de nosotros como empresarios y de los gobiernos de atender esa problemática. La transformación va a dejar afuera puestos de trabajos y va a crear nuevos, y hay que formar esos puestos". Por otro lado, vinculado al ambiente habló de la necesidad de generar incentivos para que las empresas construyan edificios inteligentes y cómo, a través de ellos, disminuir la generación de gases contaminantes y lograr eficiencia energética.


En la misma línea, y vinculado a los nuevos procesos tecnológicos, aparece el concepto de Internet de las cosas y las ciudades inteligentes. En este contexto, Pablo Porto, explicó que "bajo el ecosistema de Internet de las cosas, conectamos máquinas con máquinas y ofrecemos información para gestionar para esos recursos". En este contexto, parte de las soluciones que ofrece Pointer están vinculadas con la reducción de emisión de monóxido de carbono. Para demostrar cómo la tecnología impacta, Porto explicó que desde la firma gestionan el comportamiento de manejo de choferes en todo el mundo, contralando si dejan prendido el motor emitiendo sin necesidad y evitando el mal manejo de aceleradas bruscas, es decir, como desde el comportamiento de manejar logran que contaminen menos.
Por su parte, Esteban Galuzzi resaltó la importancia de los productos que generen menor impacto. "La mejor vocación de las empresas en aportar a la sustentabilidad, es cuando lo manifiestan a través de sus productos, no en una actividad particular", y añadió "Si logro que los clientes consuman menos a través de un producto o un proyecto, genero un mayor impacto que haciendo una acción concreta, y lo bueno que tiene es que están ligadas a la actividad económica de la empresa que es su razón de ser".


En este sentido concuerda con Gastón Remy: "la sustentabilidad tiene que ser un buen negocio, para todos, para que sea sustentable, para generar más empleo y generar más riquezas en todos los niveles".


Con respecto al rol de la sociedad, Porto, destacó que los clientes están interesados en la sustentabilidad y en el impacto de sus acciones, aunque todavía no está incorporado en todos los sectores. "Tenemos clientes que controlan cómo se comportan los choferes, para ahorrar por un lado y contaminar menos, por otro. Pero en la Argentina todavía no está totalmente masificado".


Por otro lado, Remy y Galuzzi coincidieron también en que las nuevas generaciones tienen un mayor interés por estos temas y cada vez van a demandar más a las empresas "Para las nuevas generaciones la sustentabilidad es un valor muy arraigado", comenta Remy a lo que Galuzzi agrega: "Tienen muy internalizados los valores ambientales y van a emp’ujar mucho en el futuro".