U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

La radiografía sustentable del G20

¿Qué lugar ocupa la temática en el Foro de cooperación internacional? ¿En qué se está trabajando? ¿Qué dejará la cumbre que reúne a líderes del todo el mundo? ¿Qué papel juegan las empresas?

La radiografía sustentable del G20

Los miembros del G20 representan el 85% del producto bruto global, dos tercios de la población mundial y el 75% del comercio internacional. Pero también son los responsables del 75% de Las emisiones globales de gases efecto invernadero. Es por este motivo que en la actualidad es imposible hablar de desarrollo económico sin tener en cuenta el impacto ambiental y social.

La sustentabilidad atraviesa al principal foro internacional para la cooperación económica, financiera y política en múltiples aspectos. Desde el minuto cero, la presidencia argentina se comprometió a liderar bajo el lema "Construyendo consenso para un desarrollo equitativo y sostenible". Además, el cambio climático afecta a cada una de las prioridades elegidas por el gobierno argentino: futuro del trabajo, infraestructura para el desarrollo y futuro alimentario sostenible.

El cambio climático fue abordado por primera vez en el G20 en 2008, como parte de los comunicados presidenciales. A partir de la presidencia de China en 2016, se impulsó y concretó el Grupo de Estudio de Finanzas Verdes. Bajo la presidencia alemana, el cambio climático integró el trabajo formal del grupo de trabajo de Sustentabilidad (constituido por un subgrupo de energía y otro de clima).

Enrique Maurtua Konstantinidis, asesor Senior en Cambio Climático de FARN y co-chair del Grupo de Ambiente Clima y Energia del C20, advierte que el cambio climático es el desafió más grande que está enfrentando la humanidad en este momento. Enfatiza: "Debe admitirse que este aspecto va a tener implicancias en el desarrollo, ese mismo del cual habla el G20. Es mejor que los países se preparen todos juntos y que eso se vea reflejado en las discusiones del sistema financiero. ¿Cuánta plata pierden las ciudades cada vez que se inundan? ¿Y con las sequias?".

Mirá también

Hacia una moda que no caduca

Sólo el 1 por ciento del material utilizado para producir prendas es reciclado y menos del 15 por ciento de la ropa es recolectada para ello. Sin embargo, la tendencia de extender el uso de los objetos ya tiene exponentes locales también en este sector.

A partir de este año, el gobierno argentino decidió separar clima y energía en dos grupos: Transiciones Energéticas y Sustentabilidad Climática. Ambos se encuentran en el marco del Canal de Sherpas y ya tuvieron sus primeras reuniones. La segunda reunión del primer grupo será el 13 y 14 de junio en Bariloche y culminará con una reunión de ministros el 15 de junio. El segundo grupo tendrá su segundo encuentro en Iguazú el 29 y 30 de agosto.

El grupo de Transiciones Energéticas es presidido por el Ministerio de Energía y Minería. Según establecen en el sitio oficial de G20, la prioridad es la transición hacia sistemas energéticos más flexibles, transparentes y limpios. A partir de ahí, se promoverá el fortalecimiento de la eficiencia energética y las energías renovables, el acceso y asequibilidad a la energía en América Latina y el Caribe, la reducción de los subsidios ineficientes a los combustibles fósiles, y la transparencia de la información energética y digitalización de los mercados energéticos.

Por otro lado, el grupo de trabajo de Sustentabilidad Climática está siendo liderado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable. Este grupo eligió abordar tres temas: la adaptación al cambio climático y eventos climáticos extremos con foco en el desarrollo de infraestructura resiliente y creación de empleo; la promoción del desarrollo de estrategias bajas en emisiones de gases de efecto invernadero a largo plazo, con un foco en criterios y metodologías para su diseño; y el alineamiento de los flujos de financiamiento climático internacional para la implementación efectiva de las contribuciones nacionalmente determinadas y las estrategias bajas en emisiones de gases de efecto invernadero a largo plazo.

Según el secretario de Cambio Climático y Desarrollo Sustentable del Ministerio de Ambiente nacional Carlos Gentile, los países aceptaron muy bien la división de los grupos de clima y energía. "Muchos querían que esto suceda y otros al principio no. Junto al ministro, explicamos en Bonn (durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2017) la decisión tomada. Tuvimos bilaterales con todos los países. Finalmente quedaron conformes, pero se recomendó que ambos grupos sigan muy articulados. Con el chair del grupo de energía, Daniel Redondo trabajamos muchos proyectos juntos. Nos reunimos quincenalmente", cuenta Gentile.

En un informe elaborado en marzo por FARN y la Secretaría Internacional de Transparencia Climática, se presentó una visión de la estructura de trabajo del G20 y los temas de agenda relacionados con la acción frente al cambio climático, con el financiamiento sustentable y con el desarrollo de infraestructura bajo la presidencia argentina. Allí, se señala que los países del G20 aún aportan grandes sumas de financiamiento público para infraestructura alta en carbono que no es sustentable a nivel económico ni ambiental. Se sugiere que el Track de Finanzas establezca criterios fuertes que se enfoquen en la inversión en infraestructura baja en carbono y resiliente al cambio climático.

"Desde 2009 el G20 habla de terminar con los subsidios a los combustibles fósiles, pero todavía no le ponen fecha. El G7 ya está comprometido a terminar con los subsidios para el 2025. Por otro lado, creo que está bueno que la Argentina haya puesto el tema de los planes de descarbonización a largo plazo sobre la mesa, pero nuestro país todavía no lo tiene. Uno esperaría que de mínima la Argentina anuncie que lo va a hacer", resalta Maurtua Konstantinidis.

En relación a la agenda del grupo de sustentabilidad climática, Gentile dice: "estamos pidiendo a todos los países del G20 buenas prácticas y enfoques metodológicos y de abordaje para tratar de consensuar como sería una buena forma de elaborar estrategias bajas en emisiones de gases de efecto invernadero". Sobre el financiamiento climático, Gentile opina: "sabemos que en muchos países este financiamiento se escapa a lugares que no tendría que ir".

El secretario de Cambio Climático y Desarrollo Sustentable asegura que en el G20 se generan posturas, miradas y tendencias que marcan la agenda de las negociaciones posteriores. En esta línea Maurtua Konstantinidis explica que la cumbre de líderes va a tener lugar dos días antes de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Polonia y que seguramente tenga un impacto en este espacio. Enfatiza: "Lo que marque el G20 no va a pasar desapercibido".

De acuerdo a las expectativas, Gentile asegura que se va a trabajar fuerte para generar consenso y poner la agenda climática en lo más alto. Dice: "Nos gustaría que la presidencia japonesa continúe con el grupo de sustentabilidad climática. Queremos dejar ese legado".

La mirada del B20

Por su parte, el Business 20 (B20), grupo de afinidad del G20 que reúne a las principales empresas argentinas e internacionales, continúa con los mismos grupos de trabajo propuestos en el ciclo alemán, agregando un task force referido a sistemas de alimentación sustentable. "En ese sentido, los temas vinculados a clima y energía se encuentran abordados en forma conjunta en el mismo grupo, para otorgar coherencia al proceso iniciado por el país antecesor. El mismo grupo de empresas trabaja entonces sobre cuestiones como las diversas transiciones a energías más limpias, cómo repensar los modelos de negocio bajo el enfoque de economía circular y la agenda de adaptación climática", explica Fernando Landa, Policy Sherpa de B20.

En el B20 participan 1300 empresarios divididos en ocho task forces: Educación y Empleo; Economía Digital e Industria 4.0; Crecimiento e Infraestructura; Comercio e Inversiones; Desarrollo para la PyMe; Sistema Alimentario Sustentable; Energía, Eficiencia de Recursos y Sustentabilidad; Integridad y Cumplimiento. Los últimos tres grupos son agendas puras y exclusivas de sustentabilidad.

"El B20 tiene el emprendedurismo en su ADN. Es la oportunidad de nuclear a referentes mundiales del ámbito empresarial para consensuar ideas accionables que promuevan el crecimiento sostenible. Este año hubo un aumento del 40% de la participación con relación al máximo histórico del B20. Es muy positivo para la Argentina que empresarios del mundo hayan decidido sumarse al proceso en forma masiva, porque significa que percibieron un ambiente de profesionalismo que les permitirá llegar a consensos significativos", opina Landa.

Sebastián Bigorito es director Ejecutivo del Consejo Empresario Argentino para el Desarrollo Sostenible (CEADS). La organización es Concept Partner de los grupos de trabajo de Energía, Eficiencia de los Recursos y Sustentabilidad, y de Sistema Alimentario Sustentable. Los Concept Partner brindan soporte en aspectos técnicos durante el proceso de debate de las recomendaciones de políticas públicas.

"Las empresas argentinas tienen interés por estándares globales hace más de 20 años. Estos foros ayudan a las firmas a instalar temas que no son de la coyuntura. Uno tiende a olvidar lo importante por lo urgente. Los encuentros internacionales te instalan un tema de agenda de importancia que quizás no es de urgencia", comenta Bigorito.

En relación a la agenda, Bigorito señala que lo que se discute en estos foros es lo que va a suceder en los próximos cinco años. Dice: "Tanto el B20 como el G20 y el intento de incorporación de la Argentina en la OCDE, implican la elevación de estándares en el país y en las actividades productivas. La sustentabilidad se impone por presión, pero se integra por convicción".

El rol de las empresas

El presidente del Grupo Arcor Luis Pagani es el chair del Grupo de trabajo Sistema Alimentario Sustentable. El task force está formado por más de 70 miembros representantes de distintos países del G20. Está liderado por Arcor y tiene 7 CoChairs: Unilever, Danone, Pepsico, Carozzi, BIAC, Sociedad Rural Argentina y Bodega Luigi Bosca.

"La participación en el B20 es una gran oportunidad para incidir en la agenda global de nuestra industria, en este caso también desde una perspectiva regional, y de participar en el proceso de diseño de políticas públicas de los países que integran el G20. También es una posibilidad para contribuir con muchos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible planteados por Naciones Unidas, como son de fin de la pobreza, hambre cero, acción por el clima, producción y consumo responsables", dice Cecilia Rena, gerente Corporativo de Asuntos Públicos y Relaciones con la Prensa y Deputy de Pagani.

Rena cuenta que el B20 está teniendo un impacto muy positivo dentro de la compañía en términos de motivación y también como proceso de crecimiento y aprendizaje. "En este marco, creamos un grupo de trabajo interno, conformado por especialistas de distintas áreas: agrícolas, industriales, logística, suministros, comerciales, innovación y desarrollo, medio ambiente, comité de nutrición, relaciones con la comunidad, sustentabilidad, finanzas, administración. Ellos están contribuyendo con el proceso de desarrollo de contenidos, que luego se analizan en el ámbito del task force, junto al aporte del resto de sus miembros", agrega.

Según, Miguel Kozuszok, presidente de Unilever Latinoamérica y Cono Sur y CoChair del task force Sistema Alimentario Sustentable, el rol que toma la empresa dentro de este grupo tiene que ver con combatir un problema creciente vinculado a la malnutrición y a la falta de alimentos en el mundo. Explica: "Al asumir la responsabilidad de ser CoChairs participamos en el desarrollo de las recomendaciones para todos los ejes de trabajo, enfocándonos en aquellos temas en los cuales creemos tener mayor injerencia desde nuestro rol como uno de los productores de alimentos más grandes del mundo. El desafío es generar compromisos por parte de la industria y recomendaciones de políticas públicas que puedan ser implementadas por los países miembros del G20 sobre las áreas de trabajo identificadas", explica.

Sobre la interacción con otras compañías Kozuszok opina: "el espacio permite compartir las experiencias de otros países y, a su vez, identificar las problemáticas comunes y su abordaje, ya que consideramos que esto se hace a partir de un trabajo en conjunto".

Globant, por su parte, está a cargo del grupo de Empleo y Educación, que ya tuvo su primera reunión vía teleconferencia en febrero y el primer encuentro presencial el 14 de marzo, en Ginebra. "A partir de estas dos instancias, verificamos que existe un marcado interés a nivel global por el futuro de la educación y la adopción de habilidades afines a la revolución tecnológica", comenta Francisco Michref, gerente de Sustentabilidad de la firma.

Entre los principales ejes que aborda, el grupo de Empleo y Educación contempla la ampliación del trabajo formal, la promoción de la educación sostenida a lo largo de la vida, la extensión de las habilidades digitales en la población, la eliminación de las distinciones de género en el acceso a cargos y remuneraciones, y la incorporación de personas con discapacidad en el mercado laboral. "Hoy nuestro CEO, Martín Migoya preside un grupo cuya temática es tan relevante para la humanidad en su conjunto", enfatiza Michref.

El grupo de Energía, eficiencia de recursos y sustentabilidad está presidido por YPF. "La participación en el B20 nos permite ser protagonistas en la definición de la agenda empresarial en materia de energía sostenible a nivel global y mostrar el compromiso de YPF como líder de la transición energética en la región. En nuestro caso, el plan estratégico pone foco en el desarrollo de la producción y puesta en valor del gas natural en Vaca Muerta; la generación a partir de fuentes renovables; y la instalación de unidades para asegurar combustibles líquidos más limpios y amigables con el medio ambiente", explican desde la empresa.

A nivel de liderazgo, YPF se propone encontrar soluciones compartidas y consensuadas entre países desarrollados y emergentes que incluyan sus particularidades.

Proveedores de impacto

La Unidad G20, encargada de la logística, contrató a ONGs y empresas sustentables para la realización de productos: los sherpas recibieron un chal con fibras naturales, de Animaná, empresa social que trabaja con mujeres tejedoras de Catamarca. Los ministros de finanzas y presidentes de bancos centrales se les regalo un set de Vacavaliente que trabaja con cuero 100% reciclado.

Los asistente reciben un cuaderno producido por Movimiento Darte y Cooperativa la Juanita. Por cada cuaderno que venden estas organizaciones regalan uno a un chico que lo necesita.El director Ejecutivo de Movimiento Darte Sergio Novikov cuenta: "La organización del G20 pensó que una propuesta como la nuestra, que fomenta la educación, el trabajo digno y el cuidado del planeta, era la adecuada".