Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La empresa también puede ser agente de cambio

De visita en el país, el cofundador de Sistema B Gonzalo Muñoz comentó los avances del triple impacto en las organizaciones y, también, los desafíos.

La empresa también puede ser agente de cambio

Uno de los grandes problemas es que somos muchos viviendo en un mundo finito, con recursos limitados, y hemos habitado de forma desequilibrada, pero ese modelo está llegando a su límite, empezamos a ver las consecuencias y entonces nos preguntamos ¿quién se hace cargo de esto?", comenzó explicando Gonzalo Muñoz, el chileno cofundador de Sistema B y cofundador de TriCiclos, la firma de reciclaje primera Empresa B certificada de América del Sur, mientras desarrollaba el tema “El Triple Impacto como Herramienta de Competitividad”.

En este contexto, es el momento para que las empresas sean parte de la solución y se transformen en generadores del cambio. "Las organizaciones deben hacerse preguntas inteligentes, por ejemplo ¿cómo podemos lograr que el actor financiero sea el principal agente que resuelva los problemas sociales y ambientales?", continuó el orador.

A pesar de que, según Muñoz, América Latina es un lugar fértil para este tipo de compañías aún hay mucho por crecer. "Se comienza a ver un incremento en productos, próximamente Brasil ofrecerá productos B certificados en los supermercados. Mientras que en Chile -el país que más empresas B tiene por ciudadano en América latina, los empresarios y el gobierno se están uniendo para trabajar en conjunto", y agregó : "Hay entusiasmo de muchos sectores. Aunque todavía la mayoría de empresas B que existen son pequeñas y de servicio".

Otro eje fundamental para el desarrollo de empresas con triple impacto son las finanzas verdes. "El crecimiento de las finanzas verdes tendrá un impacto positivo en este tipo de firmas. Hoy en día ya hay más de 70 fondos de inversión de gran tamaño que están usando el B Analitics y el Global Impact Investing Rating System (GIIRS) para medir el impacto de sus inversiones y están accediendo al capital por el hecho de invertirlo en empresas B, asimismo algunos de esos fondos son empresas B certificadas", detalló Muñoz Abogabir.

En relación a las tendencias futuras, explicó que pueden aparecer nuevos nichos para trabajar según las necesidades de la humanidad. "Por ejemplo, la tendencia a la disminución del empleo, son cambios rápidos, que todavía no se pudieron incorporar en la métrica. Pero si se generan sectores con alta tasas de desempleo, eso genera un problema y puede crerar una firma que brinde una solución, cuyo modelo de negocio sea brindar empleo".

Los desafíos de Sistema B: llegar a los consumidores y a las grandes empresas.

Por último, Alejo Cantón, presidente de Vistage Argentina, también presidente de Sistema B en el país, contó cuál es el objetivo de la unión de las dos instituciones. "Vistage agrupa más de 1200 empresas y nos preguntamos qué se puede hacer para inspirar a los empresarios para que piensen cómo pueden dejar un país mejor y en este planteo nos cruzamos con sistema B. De esta manera, desde Vistage y Sistema B, llevarán adelantes más encuentros actividades para que crezca el tema.

Sistema B Latinoamérica:

- Desde su creación en abril de 2012, ya existen 10 Sistemas B nacionales.
- Una comunidad de casi 300 Empresas B en la región.
- Una facturación de más de 5.000 millones de dólares anuales.