U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Hacedores de futuro

por  AGUSTINA CATONE

Directora de Fundación Telefónica
0
Hacedores de futuro

La evolución tecnológica ha generado como pocas veces en la historia una transformación que, en un muy corto plazo, alcanzó a personas, instituciones y sociedades, modificando sus hábitos y comportamientos para dar lugar al nacimiento de una nueva manera de relacionamiento y gestión. Esta evolución -que, para mayor precisión, deberíamos calificar como "revolución" y que trae consigo cambios exponenciales- llegó a tal punto que la tecnología digital, hoy, redefine industrias, modifica roles e integra casi todas las dimensiones de la vida de los seres humanos.

Internet, las soluciones digitales -con la conectividad como base- son fundamentales incluso para satisfacer la mitad de las metas impulsadas por las Naciones Unidas en 2015 a través de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS), un programa destacado en pos de inspirar a diferentes actores para afrontar las problemáticas actuales de la humanidad; mejorar la calidad de vida de las personas, facilitar un crecimiento equitativo y proteger el planeta.

Constituimos una sociedad en permanente evolución y cambio, impulsados por la inmediatez y simultaneidad de los acontecimientos y la motivación que nos presentan los nuevos desafíos. Convivimos con multiplicidad de roles, nuevas problemáticas y la necesidad de desarrollar habilidades y competencias para integrar, colaborar e incluso llegar a liderar en estos nuevos escenarios.

En este contexto global, el talento y la educación cobran un rol protagónico, no se limitan a rangos etarios ni a ciclos formales, por el contrario, generan una apertura y diversidad que nos invitan a transitar nuevas experiencias de aprendizaje. En un camino sin aparente final, las nuevas tendencias tecnológicas como Big Data, IoT, robótica, programación, realidad virtual e incluso la inteligencia artificial o cognitiva se complementan y potencian con el desarrollo de habilidades blandas como la creatividad, el liderazgo y el trabajo en equipo, dimensiones clave en los nuevos entornos. Y la empleabilidad, como tal, redefine roles, suma nuevas profesiones e impulsa el emprendedurismo, en relación con estos nuevos modelos organizacionales que nos desafían a gestiones innovadoras, más responsables, inclusivas y sostenibles.

Diferentes generaciones conviven en un mercado donde la cultura organizativa que lleva implícita la cultura digital, tiende a ser más flexible, móvil y colaborativa esforzándose por la búsqueda del equilibrio y la conciliación de la vida laboral con la personal. La diversidad adquiere un rol clave, en muchas organizaciones una herramienta estratégica que suma miradas, fomenta empatía, genera valor y refleja la diversidad misma de las sociedades.

Hoy, como nunca, el escenario se transforma a una velocidad cada vez mayor y es ahí donde las personas nos convertimos en verdaderos protagonistas, hacedores de las oportunidades que nos permitan seguir innovando, imaginando y cocreando un futuro mejor.