Miércoles  21 de Mayo de 2014

Especial aniversario: miradas sobre los logros de la RSE en Argentina

Para su edición aniversario, Socialmente Responsables convocó a ocho de los principales referentes en sustentabilidad para analizar los logros de la RSE en la Argentina. Las cuentas pendientes y las perspectivas a largo plazo.

Especial aniversario: miradas sobre los logros de la RSE en Argentina
Tener una conducta socialmente responsable y sustentable, en definitiva, lo sabían nuestros abuelos y lo practicaban probablemente sin saber que eso se llamaba desarrollo sustentable", reflexiona Luis Ulla, director Ejecutivo del Instituto Argentino de Responsabilidad Social Empresarial (Iarse). Y continúa: "Es una conducta que no estamos inventando nosotros como generación, sino que se encuentra en el ADN de toda sociedad, pero necesitamos condiciones propicias para que se den y creo que muchas se han ido dando". El comentario del especialista anticipa una primera evaluación del camino que transitó la RSE desde la creación de este suplemento, hace ocho años. Este último tiempo ha sido testigo de un cambio radical en la Responsabilidad Social Empresaria, que pasó de un virtual anonimato y desconocimiento popular, al posicionamiento con el que cuenta hoy, en que avanza hacia un reconocimiento cada vez mayor por parte de todos los sectores de la sociedad.
Los hitos que marcaron este período fueron muchos y muy variados. Para recapitular los ocho más emblemáticos, Socialmente Responsables reunió en esta nota a ocho expertos en la materia, quienes hicieron un repaso por aquellos momentos e iniciativas que permitieron que la RSE evolucionara como lo hizo.
Un primer hito, según destaca Ulla, es la coevolución de la RSE, término que grafica como "un espiral ascendente que, a medida que asciende, se hace más abarcativo", y que explica de la siguiente manera: "Si todos los sectores de la sociedad (consumidores, ciudadanos, organismos públicos y centros educativos) no evolucionan en conjunto con lo que las empresas están pensando o haciendo en materia de RSE o sustentabilidad, el proceso se hace muy complejo, costoso y difícil de sostener".
Hacia dentro del mundo de las empresas, señala el director ejecutivo del IARSE, "la coevolución se da porque no solo la entienden, promueven y premian los principales inversores y directivos, sino todas las personas que toman decisiones cotidianas, lo que se traduce en la relación con el público interno, los proveedores, los consumidores y, por cierto, también los competidores".
Entre las empresas en que pueden observarse procesos de esta naturaleza, se encuentra Arcor, que acompaña a muchas organizaciones pequeñas de productores que desarrollan materias primas para ellos. La iniciativa abarca desde apicultores, hasta grupos de mujeres que, de manera asociativa, fabrican ropa de trabajo y de seguridad.
En forma paralela a esta adquisición de visibilidad y solidaridad, en los últimos años, la RSE también se caracterizó, en palabras de Fernando Legrand, coordinador de CapacitaRSE y autor del sitio RSE Online, por la creciente profesionalización de quienes la gestionan.
"Gracias a iniciativas como la Red UniRSE, en los últimos ocho años las universidades han incorporado el tema en sus agendas, encontrándonos, hoy, con una oferta de estudios de posgrado que contabiliza casi una decena de opciones (sobre todo, en Buenos Aires) y, lo que es aún más importante, la generación de investigación académica, para recuperar la relación empresa-universidad", explica el especialista. "Si bien, hoy, quedan algunos geretes de RSE que no cuentan con formación técnica específica, la tendencia de los últimos años ha vuelto un imperativo que, para tener posibilidades en esta área, hay que adquirir habilidades a través del aprendizaje", especifica.

Un pacto global
En opinión de Gabriel Berger, director del departamento de Administración y del Centro de Innovación Social de la Universidad de San Andrés, por otra parte, una de las iniciativas que más se ha destacado, en los últimos años, por el grado de convocatoria y movilización logrado en el sector empresario, así como por el efecto multiplicador generado, es el Pacto Global. En la Argentina, 370 organizaciones adhirieron a sus principios, lo que sirvió "de partida para el inicio de un camino de institucionalización de la RSE en muchas empresas" en lo que hoy es “la red más grande del país".
"Esta iniciativa, que es coordinada desde el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo pero liderada localmente por un grupo de organizaciones, ha contribuido a incorporar en la agenda de los CEOs y de las empresas diez principios orientadores en materia de derechos humanos, normas laborales, medio ambiente y prácticas para luchar contra la corrupción", explica el académico, al tiempo que señala: "A través de la presentación de informes anuales, las empresas se ven obligadas a rendir cuentas de manera pública del progreso realizado en la adopción e implementación de mejoras en la aplicación de estos principios, generando una dinámica de mejora continua, que con los años se ha ido articulando con metodologías y herramientas de reporte más complejas e integrales".

Espacios colectivos
Entre los logros destacados, Constanza Gorleri, presidente del Grupo de Empresas y Fundaciones (GDFE) y gerente de Responsabilidad Social Corporativa de Banco Galicia, identifica la consolidación de espacios colectivos o think tanks donde "el sector privado y las organizaciones sociales se dan cita para pensarse a sí mismas en su rol de ciudadanos corporativos".
La importancia de estos espacios -más allá del foco que tenga cada uno-, explica Gorleri, es que "han representado la oportunidad de superar la mirada endógena de la empresa" y "plantean la relevancia de contar con actores articulados bajo el propósito de lograr una mejor coordinación de los esfuerzos, una complementariedad en sus enfoques, un impacto de sus acciones y una visión compartida del desarrollo sustentable". De esta manera, "la mirada de las empresas dejó de estar puesta sólo en la propia comunidad, para abarcar a toda la sociedad como el entorno saludable que nos debe albergar".
Coincidentemente, uno de los espacios creados en los últimos años fue la plataforma empresaria Visión 2050, la cual, para Sebastián Bigorito, director Ejecutivo del Consejo Empresario Argentino para el Desarrollo Sostenible (CEADS), representa "el aporte y la contribución, casi sin precedentes, del sector privado para pensar los desafíos globales al largo plazo". Se trata de una plataforma de diálogo que apunta "a debatir sobre los ejes en los cuales es necesario emprender cambios radicales, pero factibles y deseables, y en donde es imprescindible la articulación genuina entre actores sociales". Su planteo de fondo es la comprensión de que el 'business as usual' ya no es una opción para las empresas y los consumidores. De continuar produciendo (y consumiendo) con los patrones actuales, para el año 2050 serán necesarios 2,3 planetas para que las 9.000 millones de personas que, según las proyecciones, habrá se hagan de alimentos, agua, fibra y energía. Por este motivo, es necesario establecer prioridades concretas para que no se llegue a ese límite.

Lo social y lo empresario
Uno de los temas más evocados por los expertos al ser consultados por las claves de los últimos años, es, sin duda, el vínculo entre la RSE y el desarrollo local.
Entre los especialistas, Santiago C. Mazzeo, country director de la iniciativa NESsT Argentina, pone el acento en la economía social: "Constituye una herramienta importante para el desarrollo local, en términos de cooperativismo, democracia económica, reparto de beneficios, prestación de servicios, bienestar, asociacionismo y participación", dice.
Para el especialista, un ejemplo de cómo se puede generar incidencia sobre el desarrollo local de la economía social, es parte de las nuevas estrategias de empresas con RSE estratégica, como es el caso del programa de concursos para emprendimientos productivos de base social que lleva adelante Petrobras Argentina y es conducido por NESsT.
En tanto, Matías Kelly, director de Ashoka Argentina, también reparó en la relación entre las empresas y el desarrollo. Describe el potencial impacto social que poseen determinadas iniciativas con un ejemplo: "DirecTV Argentina tiene 3,3 millones de suscriptores y continúa creciendo. Lo que pocos saben es que, desde 2012, los kits de instalación que reciben en sus casas fueron hechos por personas con discapacidad agrupados por redActivos,fundada por una emprendedora social que surgió de Ashoka".
"El fin de redActivos es darle autonomía a personas con discapacidad, mediante el trabajo y la inclusión, y para hacerlo conecta más de 20 talleres en todo el país", sostiene Kelly. Y agrega: “El valor de esta tendencia está en el hecho de que una empresa deje de ver su impacto social como parte de su estrategia de RSE y pueda vincularlo directamente a su propia cadena de producción".
Cerrando el conteo de los ocho hitos que marcaron los últimos años de la RSE, Juan Pablo Simón Padrós, presidente de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE), apunta a los planes formativos de aliento a emprendedores. "Es una responsabilidad inicial de la empresa hacer todo lo que esté a su alcance para mantener en vivo este hábitat emprendedor", afirma Padrós, al tiempo que destaca el progreso de más de un programa orientado a este fin. “Uno es el caso de ‘Desafío Joven’”, ejemplifica. “Una iniciativa de formación de los jóvenes, gratuita, para orientarlos en la acción emprendedora con la colaboración de consejeros que comparte sus experiencias profesionales y su apuesta por construir un mejor vínculo con el futuro". Gestada por Shell hace 30 años en Escocia y traída a la Argentina por ACDE, sus cifras hablan por sí solas: más de 6.000 jóvenes de entre 20 y 28 años han pasado por ella, casi 2.000 planes de negocio han sido finalizados -una cuarta parte de ellos, habiendo sido transformados en empresas productivas- y unos 1.500 consejeros ya la han experimentado.
Ocho años. Ocho miradas sobre una Responsabilidad Social Empresaria que busca el camino hacia un futuro más sustentable para la Argentina.
No hay comentarios. Se el primero en comentar
MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,460841,600043,6000
DÓLAR BLUE1,600044,250044,4500
DÓLAR CDO C/LIQ-1,7296-42,9600
EURO0,492247,820347,8470
REAL0,671711,319811,3311
BITCOIN-11,36169.604,13009.617,2700
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS1,182748,1250
C.MONEY PRIV 1RA 1D-1,276658,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-1,255259,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000049,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,612261,6900
TNA 7 DIAS-0,442445,0100
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,0000160,00160,00
CUPÓN PBI EN PESOS-6,12242,302,45
DISC USD NY-0,6568121,00121,80
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL1,290041.256,6000
BOVESPA-0,0300103.802,6900
DOW JONES-0,090027.359,1600
S&P 500 INDEX-0,34043.014,3000
NASDAQ-0,43008.258,1850
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-1,5803326,1004331,3364
TRIGO CHICAGO-0,0492186,4743186,5662
MAIZ CHICAGO-1,2472171,4498173,6151
SOJA ROSARIO-0,8493233,5000235,5000
PETROLEO BRENT-3,128864,400066,4800
PETROLEO WTI-3,306557,610059,5800
ORO-0,31171.407,00001.411,4000
Revista Infotechnology