El transporte, más verde y solidario

Con ingenio, empresas y aficionados llevan a la práctica ideas solidarias y sustentables en el sector.

Con una marginal participación del ferrocarril, el transporte terrestre de bienes y personas es el más utilizado en el país. Más de 9,4 millones de vehículos, entre autos, camionetas, ómnibus y camiones circulan por los 230.000 kilómetros de rutas nacionales y provinciales que tiene la Argentina. La tendencia está lejos de caer: con 498.620 autos vendidos, el primer semestre de 2013 batió un récord histórico de patentamientos, según la Asociación de Concesionarias (Acara). No obstante, a la par del ritmo de crecimiento del sector crecen también nuevas iniciativas de Responsabilidad Social Empresaria y relativas al medio ambiente.
Una de las ideas que más eco tuvo en las últimas semanas en organizaciones del tercer sector es Más Transporte social, una iniciativa de la Fundación Flechabus, por la que las ONGs obtienen descuentos importantes en viajes, no sólo para sus miembros, sino también para las personas beneficiarias de sus programas. El transporte es un área clave en el tercer sector, y, muchas veces, uno de sus principales costos, porque gran parte del trabajo social se hace en el interior del país. Por eso, desde hace varios años entregábamos cupos de hasta $ 8.000 por ONG para que utilicen en pasajes, sin cargo, dice Marcela Domínguez, directora de la fundación. Entre los beneficiados, figuraban Cáritas Argentina, Fundación Natalí Dafne Flexer, Hecho en Buenos Aires o Cimientos.
Sin embargo, este año, desde la Fundación se decidió cambiar la metodología de ayuda, justamente con la iniciativa Más transporte social. La meta: multiplicar la ayuda y diversificar los beneficios. Veíamos que la mayoría de los pasajes los usaban los directivos o voluntarios de la ONG. Eso está bien, pero también queríamos bajar el beneficio a la gente, comenta Domínguez, quien el año pasado asumió la conducción de la entidad. Con la nueva modalidad, si una persona debe viajar de Tucumán a Rosario por un tratamiento médico, puede gestionar a través de alguna ONG adherida al sistema, el pasaje con hasta un 40% de descuento.
La proyección de la campaña es ambiciosa: en el mediano plazo, esperan que 10% de los pasajes de Flechabus tenga este descuento social. Hoy, la empresa, con esa marca, tiene 350.000 pasajeros por año.
La organización está inmersa en varios programas por lo que dona los ómnibus que quedan fuera de servicio el máximo permito en transporte nacional es de 10 años de antigüedad-. Así, junto con el Hospital Alemán están construyendo un hospital móvil y, por otro lado, se proyectan hacer bibliotecas itinerantes.

Camioneros solidarios
En el transporte de mercancías, también hay innovaciones sustentables. Una de las últimas es Rutear.com, creado por dos jóvenes emprendedores, Emiliano Carello y Carolina Estivill, que busca aprovechar los viajes vacíos de los transportistas de carga.
Se estima que 35% de la distancia total recorrida anualmente puede corresponder a viajes con camiones vacíos. Esto, según un informe de la Cámara Empresaria de Autotransporte de Carga de Córdoba, para camión interurbano promedio, puede llegar a agregar, innecesariamente, unos 45.000 kilómetros, lo cual representa el consumo de 18.000 litros de combustible y la emisión de 45 toneladas de dióxido de carbono en ese período.
La idea de los emprendedores es unir, en una comunidad virtual, a quienes necesiten llevar mercaderías de un punto a otro del país, con quienes tienen camiones libres. El portal no cobra comisión ni ningún cargo por participar en él. Rutear.com promueve el movimiento sustentable y la reducción de emisiones de dióxido de carbono, ya que busca que las empresas de transporte y logística no realicen viajes vacíos y, de esta manera, evita tránsitos innecesarios en las rutas, explica Estivill. Una vez formada la comunidad virtual, buscarán como rentabilizar su inversión. P.Y.
Noticias del día