U$D

DOMINGO 26/05/2019

El emprendedor mexicano que permite a los jóvenes crear tech-startups

Victor Moctezuma fundó iLab con el objetivo de ofrecer educación y recursos a jóvenes graduados de universidades públicas de México. Fue elegido por MercadoLibre y Ashoka para potenciar su proyecto.

El emprendedor mexicano que permite a los jóvenes crear tech-startups

Cuando organizaciones de la sociedad civil se unen a las de la esfera empresarial, entonces, el resultado puede ser muy positivo. Esto se extiende en si hablamos de clubes, pues con su accionar impactan directamente en la comunidad que los rodea. Y así pasó con el Weber Bahía Basket, que logró reacomodar sus números y mejorar su gestión gracias a la capacitación recibida de parte de la firma Weber.

Víctor Moctezuma tiene como foco instalar la premisa de que cualquier joven, independientemente de su origen socioeconómico o geográfico, puede ser un innovador con las habilidades, conocimientos y oportunidades adecuadas. iLab, la organización que dirige, busca diseminar habilidades emprendedoras basadas en la innovación a grupos demográficos subrepresentados fuera de los principales centros urbanos de México.

Moctezuma visitó Buenos Aires para participar del evento Sustainable Brands. Allí se presentó como uno de los emprendedores elegido por MercadoLibre y Ashoka. El gigante de e-commerce y la organización internacional desarrollaron una alianza para seleccionar y potenciar a emprendedores sociales con foco en desarrollo de nuevas tecnologías, inclusión social y apoyo al ecosistema emprendedor de comunidades vulnerables.

Previo a emprender, Moctezuma trabajó para compañías multinacionales. "Me tocó hacer muchos procesos de restructuración y consolidación de empresas. Destruí muchos empleos con la idea de buscar eficiencia y eso me llevó a darme cuenta que no quería seguir en ese camino. Entonces, me fui a tomar un curso a Massachusetts de emprendimiento e innovación", comenta. Después de esa experiencia nació Ilab.

Al ser consultado por los obstáculos a los que se enfrentó, Moctezuma recuerda que el principal fue de conceptos. Aclara: "Todo el mundo piensa que para hacer tecnología, tenés que ser ingeniero. Además, se cree que los chicos no son aptos para crear cosas, sino para aprender cosas. En México, si estudias en una universidad privada te marcan para que seas manager o próximo director de una empresa. Si vas a la universidad pública te entrenan para que trabajes en función de otros. Ese es el mensaje que se escucha".

Ilab nació hace cinco años y cuenta con tres programas: ThinkCamp, un curso nacional de emprendimiento básico y un módulo de capacitación docente. El primero es un ambicioso programa que está dirigido a graduados de universidades públicas, que representan el 86% de los graduados universitarios en México. Los participantes comienzan por definir un problema que les gustaría resolver en su entorno, seguido por el diseño de una solución y finalmente un prototipo hecho en colaboración con sus pares. Los estudiantes aprenden a pensar en grande y darse cuenta de que son capaces de crear un producto funcional desde cero en un período de tiempo muy corto. El Programa de Empresariado Básico a diferencia de ThinkCamp, no tiene un filtro estricto o la necesidad de ideación: cualquiera puede hacer el programa siempre que tenga una idea de negocio o trabaje en una pequeña empresa. Este curso es especialmente práctico ya que los participantes diseñan conceptos innovadores basados en actividades comerciales preexistentes para crear empresas de mayor valor. Para ampliar los alcances de su proyecto Victor desarrolló un modelo de capacitación dirigido a maestros donde aprenden a incluir el desarrollo del pensamiento innovador dentro de sus cursos regulares.

En relación al impacto, es importante destacar que, más allá de los prototipos, las vidas de los egresados de iLab están firmemente impactadas y son propensas a la movilidad social ya que después de un año el 70% realiza trabajos diferentes, mejor pagos que con los que ingresaron. Además, casi el 90% permanece en el sector de la innovación.

"No queremos que contraten a los participantes para que trabajen para las empresas, sino que se asocien con ellos para que co-desarrollen los emprendimientos y hagan una patente en conjunto. Si una empresa quiere innovar tiene buscar a los mejores y hacerlos crecer", reflexiona el director de iLab.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés

Shopping