U$D

MIÉRCOLES 23/01/2019
Dólar B.Nación
/
Merval

Cuatro ONGs para “iniciarse” en el voluntariado

Organizaciones como Un Techo, Fundación Pescar, Banco de Alimentos, Fundación Leer y Valores Para Crecer, entre otras, ofrecen programas de trabajo solidario con alcance territorial concreto, métodos y resultados medidos.

Los voluntarios corporativos son una raza nueva, desconocida en muchas organizaciones. Pero, tímidamente, cada vez más departamentos de Recursos Humanos y RSE se animan a avanzar y convencer a los ejecutivos de destinar parte del “tiempo productivo” de sus colaboradores en actividades solidarias. Para que las compañías que se inician en el tema, existen varias ONGs que buscan canalizar las ganas de ayudar de los empleados y corporaciones con actividades con alcance territorial concreto, métodos probados y resultados medidos. Son productos “enlatados”, según la jerga escuchada en tres empresas, pero de probada eficiencia. Algunas de las más elegidas por las compañías para asociarse son las siguientes:

Fundación Leer
Su objetivo es simple: fomentar el hábito de la lectura entre niños y adolescentes. Para ello, la organización tiene numerosos programas en los que las empresas y sus empleados pueden ayudar. Los “rincones de lectura” son uno de ellos. Se trata de espacios adaptados con fondos de compañías, que además, donan libros, mientras que sus empleados se turnan para leer en voz alta frente a grupos de niños. La acción más masiva es el Maratón Nacional de Lectura, que se realiza todos los años. El año pasado convocó a 172.000 adultos lectores de 8.400 firmas e instituciones.

Un techo para mi país
La premiada organización, hoy llamada simplemente Techo, nació en Chile, en 1997, como una extensión del programa “Un Techo para Chile”, que levantaba viviendas de emergencia. Hoy está presente en 19 países. A la fecha, reportan haber construido más de 78.000 viviendas y tener más de 400.000 voluntarios en toda América latina. Techo recibió subsidios del Banco Mundial y levantó casas tras los terremotos de Pisco (2007), Haití y Chile (2010). Los métodos de construcción están diseñados para que los voluntarios de cualquier sexo y edad puedan colaborar.
En el país, le entidad tiene varios convenios con empresas, en especial, bancos y otros agentes de préstamos e inversión, que donan parte del costo de la vivienda a las familias carenciadas y financian el porcentaje restante. Una de ellas es el banco Santander Río, que, además de financiar las viviendas en cuotas bajas para las familias, convoca a sus empleados a jornadas de construcción. En general, se realizan durante viernes y sábado, y Techo se encarga de seleccionar el lugar, coordinar el viaje y la instalación.

Fundación Pescar
La ONG sin fines de lucro apunta específicamente a promover la cultura del trabajo entre jóvenes mayores de 16 años (ver columna de opinión). Para eso, tiene un método poco común: instala centros educativos en el interior de las mismas empresas. Allí, educadores de la fundación, junto con empleados voluntarios, brindan cursos de capacitación laboral, que están especializados en la actividad que realiza la empresa.
La fundación fue creada en septiembre de 2003 por el empresario Edgardo Palmero, de la firma homónima, quien suele repetir que la frase de Lao Tsé, según quien “si quieres quitar el hambre a un hombre dale un pez, pero si quieres que no vuelva a tener hambre enséñale a pescar”. En la actualidad ya hay 27 empresas con centros Pescar, y este año el know how se exportó a Brasil.

Banco de Alimentos
Nació en la crisis de 2002, imitando el modelo de gestión de los bancos de alimentos de Estados Unidos. Hoy, recibe 500.000 toneladas de alimentos por año, donados por empresas alimenticias y particulares, pero necesita de miles de voluntarios por año para seleccionar la mercadería y llevarla a destino, escuelas y comedores. Para eso, se asocia con empresas de todo el país y abre sus puertas para que los empleados puedan pasar hasta seis horas armando los paquetes. La fundación está presente en la Red Argentina de Bancos de Alimentos y la Red Global de Bancos de Alimentos, lo que hace que la iniciativa sea ideal para empresas del interior del país.
P.Y.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés