Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Cuando agua es igual a empleo

Agua y empleo es el lema que eligió Naciones Unidas para conmemorar el Día Mundial de este recurso vital en 2016. El rol del sector privado en su preservación.

Cuando agua es igual a empleo

El cambio climático representa una amenaza para uno de los recursos más importantes para la vida en el planeta Tierra. El agua es fundamental para el desarrollo económico y social del mundo. Es esencial para mantener la salud, cultivar los alimentos, proteger el medioambiente y crear empleos. Según el Banco Mundial, la mala gestión de este elemento vital provocó millones de muertes y miles de millones de dólares en pérdidas de potencial de crecimiento económico cada año. Como consecuencia se limita gravemente la capacidad de desarrollo de los países.

Ningún sector de la sociedad es indiferente a lo que sucede con el agua. Cuando este recurso escasea durante las sequías, las poblaciones recurren a agua superficial contaminada. Cuando las inundaciones dañan las instalaciones de tratamiento y depuración del agua, y propagan las heces, se genera un aumento de las enfermedades transmitidas por el agua como el cólera y la diarrea. Las altas temperaturas aumentan también la incidencia de enfermedades relacionadas con el agua como el paludismo, el dengue y ahora el Zika. Según UNICEF, los más vulnerables son los casi 160 millones de niños.

Para conmemorar el Día mundial del agua, desde Naciones Unidas eligieron como tópico para este año Agua y empleo, que es el título del reciente Informe sobre la Situación de los Recursos Hídricos en el Mundo 2016. Se estima que el 95 por ciento del empleo en el sector de la agricultura, el 30 por ciento del empleo en el sector de la industria, y el 10 por ciento del empleo en el sector servicios dependen en gran medida del agua. La mitad de los empleados del mundo trabajan en sectores relacionados con el agua.

Es por este motivo que el sector privado tiene que comprometerse con el cuidado del recurso y garantizar su futuro. El Día Mundial del Agua es una fecha tomada por las empresas para comunicar sus programas vinculados al recurso. Es un día importante para recordar la importancia del agua dulce y la defensa de la gestión sostenible de los recursos. Es evidente que agua y empleo están íntimamente relacionados. El recurso hídrico puede crear puestos de trabajo y cambiar la vida de las personas. Por eso, trabajar en la reducción de su uso sea un tema ya instalado en las firmas, más allá del sector al que pertenezcan.

Así lo comprendió el Grupo L´Oreal que frente al increíble aumento de la demanda de agua y sumado al importante papel que juegan los ingredientes de origen acuático en sus tratamientos decidieron, en 2013, crear, con su marca Biotherm Water Lovers, una plataforma de compromisos internos y externos en favor de la protección de la conservación del agua.

"El agua es la principal materia prima de Biotherm. Nuestros productos deben su existencia al agua y eso nos obliga a estudiar nuevas maneras de preservar este recurso", decía un informe de la marca. Así, decidieron medir su huella hídrica que arrojó que el mayor impacto de Biotherm era en agua grise -el volumen de agua necesaria para diluir los contaminantes y garantizar que la calidad del agua sea superior a la que exige la normativa. El plan para minimizar esta huella: incrementar la biodegradabilidad de los ingredientes y reducir su ecotoxicidad potencial. El agua azul, la que se consume cuando se usa un producto, es un tema a trabajar con los consumidores.

Actualmente, las fómulas de aclarado para el cuerpo y rostro presentan una biodegradabilidad del 90% de media.
 

Acindar, por su lado, puso en funcionamiento en 2015 su segunda planta de efluentes líquidos que incluye un sistema de monitoreo de última generación para el control de los efluentes y garantiza procesos más eficientes. Con la primera planta en Villa Constitución, Santa Fe, que opera desde 2013, la compañía logró reutilizar cerca de 21.000.000 m3 de agua.

Hidratar al mundo es la misión que se propone Coca-Cola. La compañía trata la temática desde tres abordajes. En primera instancia busca reducir el consumo de agua en los procesos productivos. En diez años aumentaron la eficiencia en un 25 por ciento. En segundo lugar, trabajan en la reutilización del agua a través de inversiones en plantas de tratamientos de líquidos. El cien por ciento del líquido que sale de las plantas vuelve a la naturaleza en condiciones aptas para la vida acuática.

La tercera dimensión tiene que ver con reabastecer el agua a las comunidades. Con ese fin trabajan en alianza con organizaciones ambientales. "En la Argentina trabajamos con dos proyectos de reabastecimiento de agua: en Córdoba y Mendoza. Lo interesante es que Coca-Cola se puso como objetivo al 2020 devolver el cien por ciento de agua que utilizaba para producir y para los productos y esa métrica se cumplió cinco años antes", dice Cristian Pérez, gerente de Asuntos Públicos de Coca-Cola.

En Mendoza, la compañía lleva adelante un proyecto en alianza con Fundación Avina y Fundación Humedales desde 2012. El trabajo se realiza en las Lagunas de Guanacache, con el apoyo del gobierno y la comunidad local, gran parte de origen Huarpe. Se generan acciones de restauración del ecosistema, específicamente mediante la construcción de azudes o barerras que permiten captar agua y sedimentos y así detener y compensar los fuertes procesos erosivos existentes. Agrega Pérez: "El aporte de la compañía es transferir recursos para desarrollar obras de infraestructura, construcciones de pequeños diques que permita almacenar el agua de lluvia y se".

Accesible y potable

Procter & Gamble es otra empresa con gran compromiso por la temática. Recientemente, comenzó, la segunda etapa de su programa "Agua limpia para los Niños" que consiste en abordar la necesidad de agua potable en comunidades o en la atención ante situaciones de emergencias. Para ello la multinacional desarrolló un pequeño sachet de sólo 4 gramos que puede potabilizar hasta 10 litros de agua en un proceso que lleva 30 minutos.

En el caso de la Argentina, estos sobre "mágicos" -como los llaman- son donados a comunidades del Chaco. Así desde mediados de marzo a mediados de abril, P&G en alianza con Walmart y, a partir de este año, también con Chango Más ideó una promoción para motivar a los consumidores a contribuir con el programa a través de la compra de cualquier producto de P&G . Para esta segunda etapa, P&G donó más de 560.000 sachets (equivalente a más de 5,6 millones de litros de agua limpia).

En cuando al área de producción. "Estamos reduciendo estas variables en las plantas de producción y también en las oficinas generales. Un ejemplo puntual: a fines de 2015 lanzamos a nivel local la iniciativa "Zero Waste" en las oficinas generales, un compromiso a reciclar y reutilizar la basura para que sólo el 0,5% de nuestros residuos vaya a rellenos sanitarios", cuenta Cecilia Bauzá, gerente de Comunicaciones de P&G.

Samsung, a través de su programa Samsung Nanum Village, también trabaja en innovar para asegurar las condiciones básicas de progreso en la región del Gran Chaco, entre ellas, el acceso al agua para consumo humano. "Durante 2015 apoyamos la construcción de 10 cisternas de agua, en alianza con Fundación Gran Chaco, ACDI y Avina. Las cisternas son aljibes que permiten la recolección de agua de lluvia, y fueron construidos con la guía técnica del INTA, quienes a la vez enseñaron cómo construirlo a las familias del lugar.

Las cisternas fueron construidas en zonas aisladas de Pampa del Indio, Chaco. Este tipo de soluciones se destaca por su fuerte trabajo con la comunidad, con las instituciones de gobierno locales y con la sociedad civil", cuenta Cynthia Giolito, Sr Manager de Ciudadanía Corporativa de Samsung.

En el período 2009-2014, Cervecería y Maltería Quilmes logró disminuir el consumo de agua en un 37%, gracias a su gestión de reducción y reúso. Siguiendo esa línea, la estrategia de negocios de este año de la compañía estará centrada en promover los envases retornables como hábito de consumo. Las botellas de vidrio son un material reciclable al 100% y generan menos residuos sólidos, menor consumo de energía y reducción de las emisiones C02.

"Desde lo operacional, optimizamos el consumo en el proceso de envasado gracias a una nueva tecnología de pasteurizadores; introducimos circuitos de reutilización de agua o efluentes tratados para áreas de servicios auxiliares, riego de espacios verdes internos y de la comunidad; logramos el cumplimiento legal de los parámetros de vuelco de efluentes y adquirimos nuevos equipos para medir y reducir el consumo de agua", detalla Gregorio Lascano, director de Asuntos Corporativos de la firma.
 

Unilever toma como premisa que la creciente escasez de agua es un riesgo enorme para el futuro. Tiene como objetivo la reducción de agua en toda la cadena de valor: cuidan el agua en la agricultura, mejoran la eficiencia del agua en las fábricas y ayudan a los consumidores a usar este recurso de manera más eficaz. "Trabajamos con nuestros proveedores para reducir el agua utilizada en el cultivo de nuestra materia prima.

Un ejemplo de ello es la implementación de un sistema de riego más eficiente, económico y amigable con el medio ambiente en nuestra planta de Mendoza, que es capaz de brindar una respuesta al desafío que supone una provincia donde el agua es un recurso escaso. El riego por goteo implementado en las fincas por Unilever permite a los agricultores ahorrar un 30% de agua, en comparación con los sistemas de riego convencional. El mejor aprovechamiento de este recurso se traduce en un mayor rendimiento del cultivo por hectárea, lo que supone además un menor consumo de gasoil y una reducción de su huella de carbono", explica Axel Flügel, gerente de Relaciones Externas y Sustentabilidad.

En relación a sus operaciones en la región Cono Sur la extracción de agua se redujo un 17,5 por ciento por tonelada de producción desde 2008, lo que implica que están a un 44 por ciento de cumplir con la meta propuesta para 2020, de lograr que la extracción de agua sea igual o inferior a los niveles de 2008.
"Nuestro desafío es disminuir el impacto en el uso de nuestros productos por parte del consumidor”, explica Flügel.

En este marco, uno de los principales obstáculos que encuentran las empresas es que los consumidores no están dispuestos a pagar más por productos amigables con el medio ambiente. “Nuestra responsabilidad es brindarles propuestas innovadoras y económicamente competitivas que los ayuden a mejorar su impacto ambiental de una manera simple", destaca Flügel.