Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Cadena con valor

La importancia de contar con proveedores aliados ya es un must para las empresas. Pero, ¿cómo desarrollarlos, especialmente en casos críticos? Ejemplos de éxito de firmas que entendieron lo fundamental de alinear su estrategia de abastecimiento a sus metas corporativas.

Industrias Polet fue la primera firma nacional en hacer derivadores de cobre para el Grupo Newsan.

Industrias Polet fue la primera firma nacional en hacer derivadores de cobre para el Grupo Newsan.

En 2013, el área de Compras de Grupo Newsan se enfrentaba a un problema de abastecimiento: los derivadores de cobre, pieza fundamental para el funcionamiento de los equipos acondicionadores de aire, no se fabricaban en la Argentina. El propósito de la firma era la integración nacional de los componentes, con lo cual se inició una búsqueda intensa en el mercado para lograr su provisión local.

Con 70 años en el mercado, Industrias Polet se especializaba en la fabricación de luminarias en hierro y aluminio y no habían desarrollado productos derivados del cobre. "Les propusimos, entonces, trabajar en equipo para asumir el desafío.

A los 15 días, Adrián Pérez, titular de Polet, se acercó con la primera muestra fabricada, en matrices precarias, pero demostrando que se podría alcanzar el objetivo", cuenta Guillermo Contarino, gerente de Compras de Grupo. Mientras Newsan acompañaba el aprendizaje, Polet generó los juegos de matrices de estampado, contactó y desarrolló al único proveedor de cobre nacional viable, adquirió equipamiento específico, formó a sus cuadros técnicos y operativos y destinó una importante inversión para cumplir los pasos de proceso productivo.

Ambos aprendieron sobre los materiales y sus cualidades y pronto Polet llegó a la escala de producción requerida. "Esta acción de fortalecimiento, lo convirtió en pocos años, en el principal proveedor de derivadores de cobre para aires acondicionados de la Argentina, cumple los más altos estándares de calidad internacional y cuenta con una planta industrial de 5.000 m2, con más del 60% de su proceso automatizado", dice Contarino, quien cree que "el nuevo rol del área de Compras es captar valor de la red de proveedores para incorporarlo al negocio, creando un contexto competitivo y eficiente, pero con reglas claras que permitan que nuestros aliados se desarrollen".

Para la tarea disponen en Compras de un equipo interdisciplinario con profesionales de Calidad, Ingeniería, Medio ambiente y Sustentabilidad. Un ejemplo de esta alianza estratégica para el desarrollo de negocios y el logro de objetivos sustentables es que para producir los derivadores de cobre se requería el uso de lubricantes. "Los acompañamos en la selección de las mejores alternativas. Hoy, Industrias Polet trabaja con aceites evaporativos, amigables con el ambiente", dice Contarino.

"Tenemos un programa específico que nos permitió desarrollar los proveedores locales", dice Marcela Cominelli, gerente de RR.II. de la firma. Según el consultor Fernando Passarelli, coordinador de Valor, RSE + Competitividad, las empresas están adoptando enfoques de abastecimiento estratégico sustentable, una metodología enfocada en la reducción del costo de los materiales, bienes y servicios contratados por la compañía junto a una gestión adecuada de los impactos sociales y ambientales".

Este proceso permite verificar mejora en la rentabilidad, la reducción de días de inventario para optimizar el capital de trabajo, la reducción de tiempos de entrega y también de reclamos. Así, la gestión de abastecimiento, considerada como "una actividad de apoyo", comienza a considerarse de relevancia estratégica.

Jugar en las grandes ligas

Superando la lógica de la filantropía, en Arcor se focalizan en una relación comercial duradera que coloque a las diversas organizaciones de base en el mercado laboral y con perspectiva de inclusión económica sostenible. "No es sólo una estrategia para la generación de ingresos y la inclusión económica de sectores de pobreza, sino que el objetivo es la incorporación de manera sistemática y orgánica a la cadena de abastecimiento de la empresa", explica Mónica Camisasso, gerente de Relaciones con la Comunidad de la firma. Con el objetivo de incrementar su valor corporativo a través de la gestión sustentable de los negocios, promueven la corresponsabilidad de los actores involucrados a través de dos iniciativas de negocios inclusivos: el Programa de Compras Inclusivas Responsables y Mi Almacén.

"Así, mejoramos las fuentes de abastecimiento de la compañía favoreciendo la inclusión económica de grupos que se encuentran excluidos del mercado competitivo", dice Camisasso. "Por un lado sensibilizamos y capacitamos a los responsables de compras para que el programa se institucionalice y consolide internamente; y, hacia afuera de la empresa, el desafío es encontrar emprendimientos productivos de base social con interés de ser proveedores de una empresa como Arcor y que busquen desarrollarse", explican.

El programa del INTI, por ejemplo, identifica los puntos críticos en la relación comercial de la empresa y los proveedores, como las especificaciones del producto, características del abastecimiento, aspectos administrativos y de pago, regulaciones fiscales, lo que permite diseñar un plan de desarrollo acorde a las necesidades de cada emprendedor. La iniciativa le permitió a la empresa institucionalizar el proceso de compras, materializado en una política de negocios inclusivos, medida en su tablero de control de sustentabilidad y sistema de gestión de desempeño de las personas.

"No se trata de una práctica aislada y asistencialista, sino que es parte de una política de compras con el desarrollo de metodologías y procedimientos que acompañan el proceso y la concreción de las compras, como por ejemplo el activar mecanismos de adelantos de pagos para facilitar la producción de proveedores que no tienen capacidad para comprar materia prima para producir, aplicar a un fondo de crédito, a recibir capacitaciones, entre otros mecanismos", dicen en la firma.

Premiar el esfuerzo

Uno de los principales desafíos de Dow en la relación con su cadena, es ayudar al desarrollo de proveedores de servicios locales, con especial atención a los alineamientos a estándares y expectativas de desempeño que a veces no son los predominantes en la cultura organizacional local. "El esfuerzo vale la pena porque redunda en proveedores cada vez más confiables, que se convierten en aliados estratégicos, más competitivos para agrandar sus negocios, produciéndose una mejora general del mercado laboral local, además de la generación de beneficios económicos locales", dice Marcela Guerra, gerente de Sustentabilidad y Ciudadanía Corporativa.

Como la empresa adhiere a los principios del Programa de Cuidado Responsable del Medio Ambiente, esta es la base de su política con sus proveedores, dado que se compromete a gestionar el ciclo de sus productos -producción, almacenamiento, transporte, uso, eliminación y reciclado- con el objetivo de minimizar los efectos adversos para las personas y para el medio ambiente. "Alentamos en nuestros proveedores las mejores prácticas y premiamos su desempeño", dice Guerra. Un ejemplo, el premio DowGol, que distingue a las empresas responsables con cero accidentes en el transporte, almacenaje y manejo de productos químicos, que responden a las preocupaciones de la comunidad y que contribuyen con el desarrollo sustentable de la cadena logística.

Según Hernán Betbeze, coordinador de Compras Productivas de Natura, son 3 los aspectos principales que evalúan en los proveedores: la sustentabilidad -buscan una relación de largo plazo y procesos eficientes de cuidado del medio ambiente-; la inversión social -que hace el proveedor en sus colaboradores y en la comunidad- y la variable económica -con el objetivo de obtener productos y/o servicios de calidad y competitivos en el mercado. La firma cuenta con un programa de Desarrollo de Proveedores que controla indicadores económicos, sociales y ambientales y establece planes de acción. "Los proveedores, además de informar indicadores de consumo de agua, energía, emisiones de CO2 y residuos, comunican la inversión en educación para sus colaboradores, seguridad en el trabajo, inclusión social e inversiones en la comunidad. A su vez, los datos de consumo que reportan los proveedores en materia de Carbono y Residuos impactan nuestros inventarios y trabajamos en conjunto en la mejora", explica Betbeze.

Asumir los desafíos

Si bien las firmas tienen importantes beneficios y desafíos al buscar implementar y controlar prácticas sustentables y responsables en su cadena de valor "para ello, es fundamental diseñar un mapeo en pos de identificar y priorizar los retos; lo mismo, ejecutar metas de sustentabilidad en la cadena de suministro es una forma de comunicar los valores de la compañía tanto a clientes como proveedores", dice Myrna Polotnianka, gerente de Comunicación Corporate y RSE L'Oréal.

La firma une fuerzas con los proveedores para cumplir con los compromisos del Grupo y tiene metas claras respecto a las responsabilidades que solicita a sus proveedores, muestra de ello son los resultados a nivel mundial: el 51% de los proveedores del Grupo fueron evaluados y seleccionados de acuerdo a su desempeño en el ámbito de la RSC, ítem que representa más del 70% de las compras directas totales y el 74% de los proveedores estratégicos completó la autoevaluación relativa a sus políticas de sustentabilidad, con el apoyo de L'Oréal y evaluados por Ecovadis.

En Tetra Pak se analiza cada fase en la vida de los envases para detectar cualquier imapcto ambiental. "El trabajo en la cadena de valor es clave para extender modelos de gestión sustentable", dice Estela Reale, de la firma sueca, que trabaja con su cadena a largo plazo. "Con Braskem, proveedor de polietileno, desarrollamos uno de base biológica para las tapas de envases, mientras evaluamos ese polietileno también para laminados", cuenta. "Es importante que se responda a la demanda de transparencia de los stakeholder: desde consumidores más conscientes hasta empresas con mayor nivel de exigencia y rigurosidad.