Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

América latina verde

Una iniciativa resalta las mejores prácticas sustentables de la región. Casos que inspiran.

Una asociación de mujeres indígenas waoranis en Ecuador que con la producción orgánica de cacao, que llega a las góndolas con el nombre de Wao, cuidan sus bosques y logran un ingreso mensual para la educación de sus hijos; una ciudad colombiana, Sierra Viva, que trabajando en conjunto en la capacitación de la comunidad, en el transporte y reciclado de residuos sólidos lograron retirar 300.000 kilos de desechos, que generaron recursos económicos para organizaciones de recicladores por más de US$ 15.000. Más de 12.000 indígenas son beneficiarios directos de este programa.
Un país, Costa Rica, que bajo la iniciativa dirigida por el Ministerio del Ambiente, País Carbono Neutralidad espera llegar a ser carbono cero en 2021; y un argentino, Charly Karamanian, que con su proyecto privado Casa G se propueso demostrar que, no sólo es posible, sino que resulta conveniente construir utilizando materiales, técnica y tecnología sustentables.
¿Qué tienen en común estos casos? Todos son ejemplos de iniciativas sustentables que nacieron en países latinoamericanos. Todos necesitaron del compromiso de sus responsbales y de la alianza con otros sectores para que su impacto positivo fuera realmente significativo. Pero, además, son algunos de los finalistas del Premio Latinoamérica Verde 2015, un galardón que este año vuelve a premiar a las 500 mejores prácticas de la región en distintas categorías.
La iniciativa, que nació en Ecuador, se convirtió en una fuente de inspiración para las sociedades de la región y un reconocimiento para aquellos que proponen soluciones reales y replicables para el cuidado del medio ambiente. Pero, además, es el puntapié para generar una base de datos, que permita conocer las acciones dentro de cada país y buscar puntos de contacto en la región, que es responsable del 5% de las emisiones de CO2.
Este año, la Argentina, que en 2015 ocupó el 4° puesto entre los países más galardonados, se dusplicó la cantidad de casos presentados: pasó de 56 a 121.
En total, el evento contará con 1406 proyectos que representan a 25 países. Los tres finalistas de las diez categorías serán dados a conocer el 1° de Julio. "Marcamos un antes y un después en el cuidado del ambiente. Por primera vez en Latinoamérica estamos formando una red de cuidado del planeta que nos permite compartir experiencias", aseguró Gustavo Manrique, presidente del Directorio del galardón.