U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Saavedra, más allá de las oficinas

En paralelo a la expansión de las torres corporativas, el barrio también vive un aumento de los proyectos residenciales. Cuál es el potencial de la zona, según desarrolladores y brokers.

Saavedra, más allá de las oficinas

Las oficinas que se instalaron en la zona de Saavedra en los últimos años fueron el puntapié inicial para el desembarco de más proyectos. Hoy el barrio conserva el encanto de las callecitas arboladas, mientras crece en emprendimientos dedicados a quienes buscan comodidad y buenos accesos.

 

Pablo Kaminsky, gerente de Century 21 Annoni -la red inmobiliaria recientemente instalada en el país- afirma que Saavedra tiene un alto potencial. "El barrio se caracteriza por seguir manteniendo una arquitectura de casas bajas, independientemente de su cercanía a barrios más modernos y densamente poblados como Belgrano, Núñez o Villa Urquiza. Es una zona con potencial para construir edificios bajos, de planta baja y hasta un máximo de cinco pisos dependiendo de la ubicación (salvo avenidas), por lo que es muy buscado por los desarrolladores", afirma.

Además, destaca algunas de sus características más valoradas: el parque, la cercanía al centro comercial, a la estación de tren de la línea Mitre y el fácil acceso a General Paz y Panamericana. Al hablar de números, el gerente de Century 21 sostiene que la incidencia del terreno ronda en promedio los 700 dólares por metro cuadrado a construir y cuenta que, si bien existen distintas zonas, las de mayor FOT son las más buscadas por desarrolladores. "Los precios han ido creciendo en línea con los incrementos generales de los inmuebles. Sin embargo, Saavedra sigue manteniendo precios inferiores a barrios linderos como Belgrano y Núñez. La rentabilidad de los desarrollos depende de la ubicación y características proyecto. No obstante, dada la menor incidencia de la tierra en relación a otros barrios, el atractivo para inversores sigue siendo alto, especialmente en zonas donde los terrenos permiten construcciones de mayor altura"

Grupo Chomer está entre los desarrolladores que apuestan a la zona con proyectos como Brooklyn Arias, emprendimiento residencial orientado a un público familiar y joven. Iván Chomer, CEO de Grupo Chomer, dice que Saavedra viene perfilando desde hace una década como uno de los barrios con mayor crecimiento de la Ciudad.

"Sin duda, el surgimiento del polo DOT fue una gran ayuda, ya que impulsó gran parte del crecimiento desde el punto más débil de la zona, el Barrio Mitre. En parte por estos factores decidimos apostar al barrio. A futuro vemos que esta tendencia será cada vez más marcada, camino hacia la misma consolidación que tuvo Núñez", apunta Chomer. Y subraya que todavía hay mucha tierra para desarrollar. "Encontrar oportunidades para desarrollar complejos grandes es tan difícil como en el resto de la ciudad. Pero sí es un barrio que tiene muchas oportunidades para quienes buscan desarrollar obras de entre 500 y 2000 metros cuadrados. Las incidencias, si bien aumentaron bastante, todavía son interesantes para explorar", dice. Por el contexto macro y el crecimiento de la zona los precios escalaron y hoy es normal encontrar departamentos que llegan a los u$s 3.000/3.500 el metro cuadrados en los mejores puntos del barrio.

Un nuevo mix

Antonio Pécora, socio de MPC Desarrollos Inmobiliarios, destaca la evolución muy acelerada, no sólo de los precios (hoy, sostiene, ya no se encuentran departamentos a estrenar por menos de u$s 2.800 a 3.000 el metro cuadrado) sino también de la fisonomía del barrio, que pasó de ser poco habitado a convertirse en un barrio activo, con gente joven y una dinámica propia.

 

El mix entre oficinas y residencias se da de manera equilibrada. El polo de oficinas más importante se desarrolla en los alrededores del Dot, con oficinas triple A. Más hacia el interior del barrio, en cambio, según el socio de MPC, esta tendencia aún no se ve, y allí el crecimiento se asienta más en el segmento residencial, con muchos edificios de cuatro pisos de estilo PH. Compara con Palermo Soho, que tiene el mismo FOT que Saavedra.

"Comprando bien la tierra y haciendo un edificio que se destaque, cualquier inversor está hoy en un piso de ganancia del 30% en una obra en pozo. Como desarrolladores estaríamos comprando departamentos en u$s 70.000 para luego venderlos a un precio final de u$s 92.000. Para el consumidor es un excelente precio para un departamento a estrenar y para el desarrollador es un buen negocio", sostiene Pécora.

También presente en la zona, Mariano Oppel, de Oppel Inmobiliaria, dice que Saavedra es una apuesta al futuro, al desarrollo de un barrio que promete y donde aún es posible entrar a valores atractivos. "Está situado en el extremo norte de la ciudad de Buenos Aires, es tranquilo, con excelente relación de espacios verdes y con muy buenos y rápidos accesos", describe.

Con una apuesta fuerte al diseño, Capital Brokers también dice presente en la zona y recientemente lanzó en pozo el proyecto Ricci Flats, en Balbín y Ruiz Huidobro. Según Hernán Siwacki, socio gerente de Capital Brokers, se trata de un proyecto innovador desde el diseño, pensado para un público joven. El emprendimiento se sitúa en una esquina de una manzana triángulo. "Todos los barrios de la Ciudad han venido evolucionando en los últimos años. Desde hace algunos años los desarrolladores vienen poniendo la mira en estos barrios cercanos a los tradicionales que cuentan con los mismos accesos, servicios y, muchas veces, con mejores trazas por tratarse de barrios más tranquilos" concluye Hernán Siwacki, de Capital Brokers Propiedades.

Gabriela Koolen

Más notas de tu interés

Comentarios1
Juan Pablo
Juan Pablo 28/06/2018 11:02:15

¿Consolidación de Núñez? Así le llaman al infierno de saturación urbana que engendraron. Por favor desarrolladores urbanos no arruinen Saavedra. Antes pongan la que tengan en Lebacs