Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Recoleta, clásica y moderna

Los cambios comerciales y residenciales que vive, hoy, el barrio más elegante de Buenos Aires. Cómo se reconfiguró el circuito de locales a partir de la caída del turismo. Los precios.

Recoleta, clásica y moderna

Se puede ser un barrio tradicional y, a la vez, atravesar distintas transformaciones? Aunque a priori se lea paradójico, una recorrida por Recoleta parece admitir que lo clásico no es necesariamente sinónimo de inmovilidad. Los brokers que trabajan en la zona reconocen diversos factores que contribuyen a las novedades que, de un tiempo a esta parte, allí se producen, tanto a escala comercial como residencial. Ambos ítems, por cierto, están relacionados.
Lo primero que llama la atención al transeúnte es la intersección de Guido y Ortiz, otrora sede de importantes locales y hoy tapiada. En concreto, hay al menos cuatro locales cerrados. Nicolás Sundblad, titular de RE/MAX UNO, señala que el cierre no está vinculado a la coyuntura económica. "Es una cuadra muy exclusiva, de alta densidad de turistas y, en estos últimos años, el turismo receptivo no estuvo en su mejor momento", afirma. "Además, en un momento funcionaron locales bailables, lo que convirtieron a la zona en un tanto insegura y de un público nocturno", agrega.
Por su parte, Domingo Speranza, presidente de Newmark Grubb BACRE, comenta que todas las grandes ciudades sufren transformaciones. "En Miami pasó algo similar con South Beach, que dejó de estar de moda y dio paso al Design District, el cual se consolida. A nivel gastronómico, Recoleta comenzó a cambiar, primero, con la migración a Puerto Madero de algunos locales y, después, con la aparición de los polos de Palermo y Cañitas. En las áreas comerciales, cuando deja de haber peatones, las plantas bajas dejan de ser importantes y así lo que importa es lo que hay arriba".
¿Tuvo la aparición del shopping algo que ver en la reformulación del área? Según Luis Varela, titular de RE/MAX Liberty II, el Recoleta Mall reformuló el eje del barrio, reconquistando al público. "Sumado a sus locales gastronómicos, permanecen los bares tradicionales y se agregaron nuevos, respecto al caudal de público atraído por los cines y el Mall. Parte del público que encontraba variedad de oferta gastronómica de primer nivel y un atractivo paseo en la peatonal Ortiz migró hacia Puerto Madero. Hoy, hay un gran deterioro con locales cerrados y se avistan futuros desarrollos inmobiliarios", anticipa Varela.

Plaza Barrientos

Muy cerca de Ortiz, hay otra área que también se está transformando. "La calle Ortiz (frente al cementerio) siempre se destacó por los locales gastronómicos, como parte de un corredor que incluso llegó hasta Larrea, frente a Plaza Barrientos", introduce Francisco Altgelt, vicepresidente de la firma homónima. "A pesar de esto, tanto Ortiz como el corredor de Larrea están sufriendo el cierre de locales gastronómicos, a excepción de Mc Donald’s. Algunas marcas han apostado por instalarse en el Mall. La gastronomía viene sufriendo en los últimos años y son varios los locales que han tenido que cerrar. Los precios de los locales son un costo alto para la gastronomía".

Vivienda, se busca

La falta de terrenos es mencionada por todos los brokers como un tema siempre presente a la hora de analizar la oferta residencial de Recoleta. Los nuevos proyectos de la zona son de departamentos. Ciertamente, la escasa oferta no es impedimento para que continúe en movimiento, ya que el barrio es, fue y será muy buscado por inversores locales y extranjeros. Además, señalan en las inmobiliarias, está ubicado estratégicamente en la Ciudad, con gran diversidad de transporte público.
"Recoleta representa unos de los valores patrimoniales más importantes del país. Siempre mantiene su elegancia y exclusividad", describen en RE/MAX UNO. "El mercado inmobiliario siempre está activo, independientemente del comportamiento macroeconómico. Es un barrio que, ante la baja del mercado, defiende sus valores y, ante un mercado activo, reacciona positivamente con un alza de los precios", añaden. Consultados por los valores, todos coinciden: en promedio, el m2 cotiza entre los u$s 2.700 y los u$s 3.200, aunque en algunos casos particulares se pueden ver picos de u$s 5.000. El metro cuadrado a estrenar puede cotizar entre los u$s 3.800 y los u$s 4.000.
Victoria Aranda

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar