Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Hoteles: Estrellas a la vista

Si bien la recesión y la crisis brasileña golpean al segmento hotelero, los operadores proyectan una recuperación a partir del año próximo. Hacia dónde van las inversiones. Las apuestas de las principales cadenas y los formatos con mayores posibilidades de crecimiento. Los proyectos que llegan.

Hoteles: Estrellas a la vista

Este año hay que pagar la fiesta pero, para el próximo, cambiará. Tuvimos un exceso de consumo en todos los rubros. En algún momento eso se tiene que ajustar. Es el peor momento de los últimos 35 años", dispara Noel Verger, director de la División Hoteles de LJ Ramos y representante de HTL Capital Advisors del grupo Horvarth para Argentina, Uruguay y Paraguay, al trazar un panorama sobre el negocio hotelero hoy.

Pero si bien el diagnóstico resulta alarmante, aclara que "el país comenzará a caminar el año que viene. Ya se comenzó a ver inversores de Estados Unidos y Canadá que tienen interés en invertir en la Argentina pero quieren ver que se logre bajar la inflación, que cambien un poco los indicadores".

"Hay mucho por profesionalizar aún en hotelería", resume Verger, quien recomienda implementar franquicias y acuerdos de operación. Los dos grupos líderes en el nivel local son Howard Johnson (bajo franquicias) y Amérian, que combina tres modelos de negocio.

En la Argentina existen aproximadamente 380 hoteles pertenecientes a cadenas sobre un total de 11.000. El veredicto de los expertos sobre los segmentos con mayor posibilidad de crecimiento es unánime: los hoteles de 3 y 4 estrellas (selected services y budgets) en ciudades secundarias de más de 100.000 habitantes son los que tendrán más chances de consolidarse.

"El negocio todavía está complicado. La liberación del dólar dio una bocanada de aire pero la inflación y el atraso cambiario hace que no se observe una gran recuperación en la demanda. Esto es la realidad de hoy en el corto plazo pero mejorará el año próximo. Afuera hay gran expectativa que no hubo durante los últimos 10 años", aseveró Arturo García Rosa, presidente de HVS, consultora especializada en hospitalidad.

A su vez, puntualizó que ya existen consultas y viajes de posibles inversores provenientes de España, Italia, Estados Unidos y de la propia región, así como de la banca internacional.

Tanto cadenas internacionales -como Hilton y Howard Johnson- hasta la principal nacional como es Amérian apalancan su avance de la mano del sistema de franquicias y contratos de gerenciamiento hotelero. En algunos casos hay inversiones propias, en otros se apoyan en grupos desarrolladores y también están los que funcionan bajo el sistema de condo hotel en el que se venden metros cuadrados de habitaciones a cambio de recibir una renta producto de la ocupación general del alojamiento y de sus servicios complementarios.

Corte de cintas

A pesar de la compleja coyuntura del sector hotelero, continúan los anuncios de los principales grupos. Alberto Albamonte, presidente de Howard Johnson Argentina, la cadena internacional con mayor presencia en el país, asegura que durante este año abrirán 10 hoteles con una inversión de $ 2.000 millones.

Entre la próxima semana y la primera de julio se inaugurará el Howard Johnson de Chascomús, que tendrá 120 habitaciones, spa y centro de convenciones. Su agenda de estrenos continuará en agosto con las 180 habitaciones del hotel de Villa Carlos Paz (Córdoba) y en septiembre abrirá otro de 130 rooms ubicado en el centro de la Ciudad de Buenos Aires.

En tanto, en noviembre estiman habilitar otros dos hoteles: uno en La Plata con 120 habitaciones, restaurante internacional y centro de convenciones con capacidad para 1200 personas y el que se construye en San Francisco (Córdoba) con 60 habitaciones. Durante los primeros meses de 2017 prevé abrir otro en Tandil que se desarrolla bajo el sistema de condo hotel.

Albamonte destaca que mantiene entre dos y tres consultas por semana para invertir en nuevos hoteles. En general son inversores argentinos que se asocian para llevar adelante el desarrollo en función de capital propio, crédito bancario o mediante venta de habitaciones.

Además, la firma compró los derechos de la marca internacional Days Inn para instalar el concepto de hoteles ruteros en Argentina. La empresa hace el proyecto y colabora en el armado del negocio. "En 10 años vamos a tener 100 de estos hoteles", dice el ex legislador de la UCeDé. Ya cuenta con dos contratos firmados en Neuquén, uno en Centenario y otro en Vaca Muerta.

Albamonte reconoce que "si bien quien invierte en hotelería lo hace para los próximos 50 años, se vive un momento difícil por el aumento de los costos de servicios, sueldos y costos asociados; y se le suma la crisis de Brasil que afecta a los hoteles de la Ciudad de Buenos Aires".

El empresario acota: "Existe una baja en algunos aspectos y en otros se está consolidando, sobre todo lo que es el mercado corporativo. Tenemos el 70% de los hoteles con facturación corporativa. Se percibe un poco más floja la parte turística".
Según visualiza Albamonte, "el mercado hotelero se depurará.

Los de una y dos estrellas irán desapareciendo. Hoy (el mercado) se ha sofisticado y es cada vez más exigente". Y apunta que "a un hotel independiente que no tiene marca reconocida, organización de ventas efectiva o central de reservas, le cuesta cada vez más. Las crisis golpean a todos pero las cadenas la sufren en menor medida".

Por su parte, Grupo Amérian -que también cuenta con las marcas Mérit e Ítem- inauguró el 11 de junio el Hotel Carrillo Amérian en Villa del Dique, provincia de Córdoba. Allí la cadena cerró un acuerdo de operación y marca ya que el complejo pertenece a la obra social del personal del Automóvil Club Argentino, Ospaca.

Fernando Gaido, director del grupo, explica que decidieron involucrarse con este hotel dado que "está dentro del perfil que se busca para el plan de crecimiento de la empresa. Está en una localidad del interior, es un hotel nuevo, los inversores son gente seria así que cumple todos los requisitos para concretar la expansión".

El ejecutivo cordobés aclara que no apuntan a "solamente crecer en los lugares seguros" sino que quieren "expandirse en todas las ciudades importantes del Interior", además de Montevideo -donde ya están presentes- y Paraguay. Respecto de su nueva marca Ítem que apunta al segmento económico, Gaido dice que todavía "hay varias carpetas en negociación pero aún nada está firmado".

"La crisis de Brasil afecta a destinos como Buenos Aires e Iguazú, principalmente. Algunas ciudades del interior están siendo afectadas pero por la caída del mercado interno, no por la crisis de los países limítrofes. Lo que preocupa mucho es el aumento abrupto de costos de los servicios. Hay hoteles que les subió 1000% el gas y en algunos se pagaba $ 20.000 de electricidad y pasaron a $ 120.000. Obviamente con una caída del volumen (de ocupación) y una suba de costos de esa magnitud se ve afectada la rentabilidad. Hay que absorber el aumento de costos y eso impacta directamente. Si el ajuste debe ser así entonces habría que acomodar el tipo de cambio porque ya se quedó de nuevo atrás", afirma.

El grupo -que trabaja con las tres patas del negocio: inversión, operación y franquicia- seguirá "con ritmo de crecimiento" durante 2017 pero no así para desarrollar hoteles propios en los próximos dos años. Gaido admite que hay proyectos que están un poco más lentos por la caída del mercado interno, como sucede con el que construyen en Río Cuarto, que se demoró un año (abrirá en diciembre de 2017). Pero los de Iguazú y Buenos Aires siguen a buen ritmo, así como otro hotel que avanza en Rafaela, provincia de Santa Fe.

Bariloche, recargado

Otra de las últimas novedades del sector provino del Hilton. A comienzos de junio se firmó una licencia de franquicia para que ArgenWay -del grupo rosarino Free Way, mayorista de turismo- desarrolle un hotel de 105 habitaciones en San Carlos de Bariloche, bajo la marca Hampton de esta cadena.

Será el primer hotel de esta marca en el país y también el primero internacional en llegar a esta ciudad patagónica. Se apunta a atender el segmento medio -turista superior de tres estrellas- con buena calidad de servicios pero acotados. Se ubicará a 150 metros del centro cívico, dentro de un complejo de usos mixtos (desarrollado por Laura Fenoglio) que contará con 300 cocheras subterráneas que se conectarán con el hotel, locales, una tienda y una plaza seca que se donará al Municipio.

Las obras se iniciaron en enero y la apertura se prevé para el primer semestre de 2018. La inversión total ascenderá a u$s 12,5 millones y se financiará bajo el sistema de condo hotel. "Los inversores son múltiples, es una propiedad atomizada. Estamos en la preventa y ya hay un 30% de inversores que están adentro. Es una inversión inmobiliaria pero con un rendimiento superior al alquiler de un departamento, de cocheras o locales comerciales", especifica Lisandro Cristiá, director de ArgenWay, firma que también será operadora del hotel junto con CMI.

Al respecto Eduardo Rodríguez Suárez, managing director para el Desarrollo de Brasil y el Cono Sur de Hilton Worldwide, aclara que "además de la marca se le dan todas las herramientas de gestión y toda la tecnología que un hotel internacional necesita para que sea operado por un operador local".

La inversión mínima para participar del proyecto es de u$s 30.000 que equivale a un cuarto de habitación (una completa cotiza u$s 125.000). La rentabilidad proyectada es del 9% anual sobre la inversión. "Al dueño de una habitación le corresponderá trimestralmente el 1% de toda la renta hotelera, incluyendo además del alojamiento lo que se facture por extras", agrega.

Con la mirada puesta en nuevos proyectos, Cristiá adelanta: "A futuro se analiza la posibilidad de construir un segundo Hampton en Rosario. Tenemos varios terrenos en vista que estamos negociando y dentro de ocho meses puede ser que estemos tomando alguna decisión. También sería un condo hotel".

Hampton by Hilton Bariloche se unirá a los complejos ya existentes en el país: Hilton Garden Inn Tucumán, Hilton Buenos Aires y a Anselmo Buenos Aires, Curio Collection by Hilton. Asimismo la cadena tiene otros dos hoteles en construcción: Hilton Pilar que abrirá a fines del año próximo y Hilton Garden Inn Neuquén que se finalizará durante el segundo trimestre de 2018.

"Hace más de año y año y medio que existen grupos inversores interesados en expandirse en la Argentina. Hay algunos grupos que se expanden en focus services, porque ese es su modelo de negocios, y otros que se expanden en hoteles de alta gama y de lujo, depende el perfil. En la Argentina hay de los dos perfiles pero ocurre que se puede llegar a ver una expansión en términos de cantidad mucho más fuerte y rápida en focus service porque los niveles de inversión son menores. El 75% del crecimiento del grupo Hilton en América latina es con este tipo de marcas: Hampton by Hilton y Hilton Garden Inn", detalla Rodríguez Suárez.

No son los únicos que ven el potencial turístico de Bariloche. NH Hotel Group también puso un pie allí al sellar un acuerdo con la familia Falaschi, propietaria del tradicional hotel Edelweiss de esa ciudad rionegrina, para transformarlo en NH Edelweiss. La imagen formal se concretó los primeros días de este mes cuando se colocó la señalética. NH operará el complejo cuatro estrellas, que cuenta con 95 habitaciones y salón de convenciones.

En Argentina trabajan también con un proyecto en San Luis. "En todos los casos, los hoteles pertenecerán a la categoría NH Hoteles, a excepción de una reconversión a presentar para el NH Collection Tower sobre la base de un hotel preexistente cercano a Plaza de Mayo, sobre la calle Bolívar.

Para las aperturas que se vienen, habrá un esquema de inversión abierta a grupos locales", tal y como su nuevo modelo de negocios dispone, comenta José Pérez Barquero, director de Operaciones de NH Mercosur. La Compañía opera cerca de 400 hoteles con casi 60.000 habitaciones en 30 países en Europa, América y África.

El panorama actual preocupa a los operadores e inversores hoteleros. Pero todos confían en que la tormenta se calmará y, finalmente, la actividad despegará a partir de 2017.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar