Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

"Hay que saber esperar el momento"

Rukan, la desarrolladora del Grupo Pegasus, lanzó su segunda torre de viviendas en Caballito. Diego Chevallier Boutell, CEO de la compañía, dice que un mal timing puede matar un excelente proyecto.

El brazo desarrollador del Grupo Pegasus cuenta en su haber con emprendimientos que dejaron una huella en sólo 10 años, como el centro comercial Tortugas Open Mall o las oficinas Urbana Vicente López. Ese camino es continuado hoy por Dosplaza Caballito, un complejo de residencias en altura que se erige en el antiguo predio de la planta de Morixe, lindero a la sede del Club Ferro Carril Oeste. En un predio de 10.500 m2 se proyectó la edificación de dos torres, la primera concluida en 2011. Hoy, con una inversión de u$s 25 millones, se levanta la segunda, de 32 pisos y 224 unidades. Construido con terminaciones de calidad, el proyecto contempla un área parquizada de 10.500 m2, seguridad las 24 horas, cocheras subterráneas, gimnasio, pileta, SUM y quinchos con parrilla.
Diego Chevallier Boutell es CEO y socio de Rukan. Su experiencia en mercados como Nueva York, Brasil, China e India le da la certeza de estar "construyendo" un nuevo modo de vivir Caballito, afirma.

- ¿Cómo se adapta Rukan a los vaivenes del mercado?
La Argentina es un país difícil para hacer negocios, más para el mercado de real estate, donde las decisiones son a largo plazo. Como compañía desarrolladora es fundamental saber adaptarse con la estrategia adecuada y saber esperar el momento apropiado. Hay que sacarse la ansiedad y ver cuándo están las condiciones dadas para lanzar un proyecto. Lo fundamental es saber entender los tiempos. Un mal timing puede matar un excelente proyecto. Está en el ADN del desarrollador la mirada a largo plazo, no importa si estamos en la Argentina o en la India. El negocio es de largo plazo.

- ¿Qué beneficios le da tener el respaldo de un holding como Pegasus?
Nos complementan mucho los profesionales que forman el Grupo. Su mirada más corporativa y su conocimiento de las variables macro son de gran ayuda. No sólo se trata de tener una espalda financiera, sino también el know how para tomar las decisiones adecuadas, en el momento adecuado. Todas las decisiones las tomamos de manera conjunta. Nosotros aportamos nuestra visión de encontrar la zona o el lugar a desarrollar.

- ¿Cómo decidieron volcarse a los diversos segmentos en los que operan?
Se fue adaptando a los diferentes momentos. Desarrollamos el Shopping Tortugas Open Mall y las oficinas Urbana Vicente López en el momento adecuado. Hoy, son proyectos exitosos. Después pusimos el freno porque no era el momento para seguir con ese tipo de proyectos y nos concentramos en los residenciales. Nos enfocamos en cuidar el portfolio y no tomar decisiones apresuradas.

- ¿Y hoy, con la coyuntura actual?
Después de 2010, pensar en inversiones de renta que son de capital intensivo era difícil. En ese momento ya estábamos en el residencial y lo que hicimos fue redireccionarnos en ese segmento, sin dejar de lado el resto. En el residencial sigue habiendo mucho espacio, como al que apunta Dosplaza Caballito, que es el residencial medio-alto.

- ¿Por qué decidieron lanzar la segunda torre de Dosplaza este año?
Si bien no especulamos con que el cepo se terminara en diciembre de 2015, sí veíamos un fin de ciclo y una decisión postergada por parte de los inversores. Al argentino le gusta y se siente cómodo invirtiendo en real estate. El mercado nos venía diciendo, de alguna manera, que en algún momento el cepo se acababa. Para ese entonces teníamos la primera torre terminada, ocupada al 100% y sin disponibilidad. Desde el punto de vista micro vimos que era un momento exitoso, ideal para sondear la segunda torre. Coincidieron diversos factores y vimos que a nivel macro el horizonte iba a mejorar como para lanzar la segunda etapa de este proyecto.

- ¿Cómo les fue con las ventas, considerando el parate del mercado?
Para nosotros el mercado nunca se secó. De hecho, tuvimos reservas hasta en el fin de semana de las elecciones presidenciales. Tampoco se dio un crecimiento en las ventas, más que nada se mantuvo en un nivel parejo. Así nos dimos cuenta que la demanda era genuina, y de un usuario final. Así que fuimos en contra del mercado. Mientras en el sector sólo se vendían productos chicos, nosotros nos concentramos en el usuario final con unidades de cuatro ambientes. Con un valor del m2 de aproximadamente u$s 2.600, hoy la segunda torre está vendida en un 38 por ciento.

- ¿Qué tipo de financiación ofrecen?
Tenemos un esquema de venta típico de mercado y tratamos de adaptarlo al comprador. Pero siempre respetando niveles lógicos de porcentaje al boleto, no más del 30% a la posesión, considerando que es una torre que está avanzada.

- ¿Cuál es el valor agregado de esta torre que se suma al resto de los desarrollos de Caballito?
Pensamos mucho en la persona que se va a mudar al departamento. No hacemos un proyecto para hacer un negocio e irnos. Pensamos en la mejora constante. La nueva torre tiene mejoras en cuanto a la eficiencia energética, espacio para el guardado de bicicletas o recolectores de agua de lluvia, entre otras disponibilidades que tienen que ver con el cuidado del medioambiente.

- ¿Qué importancia tiene el medioambiente en sus proyectos?
Como empresa siempre pensamos en prácticas sustentables a la hora de desarrollar. No necesariamente certificamos todo, pero trabajamos para que cumplan con las normas medioambientales. Generamos proyectos que inducen a que la conducta de la gente que lo habita también sea ecológica. En nuestras oficinas estamos certificados con Leed. En el shopping tenemos tratamiento del residuo orgánico in situ, con el que hacemos compost. Somos el único centro comercial que lo hace. Creemos que son prácticas sustentables que hay que hacer, no deberían ser de otra forma.

- ¿Qué expectativas tiene con el mercado local?
Soy optimista con el mercado argentino. Se presenta un escenario muy atractivo, porque en los últimos años se ha invertido muy poco y en el mercado residencial hay una decisión postergada muy grande. En sectores medios es mayor, ya que el déficit habitacional es enorme.

- ¿Cómo cree que evolucionarán los precios en el sector?
Creemos que los precios no van a ir a la baja y es por lo que muchos toman la decisión de comprar hoy. Tampoco creo que sea excesivo el incremento. La consolidación de precios va a ser gradual.

- ¿Cuáles son sus perspectivas para el mercado corporativo?
Oficinas es un capítulo aparte. Los niveles de vacancia se han mantenido muy bajos. Se vio poca demanda y poco stock. Cuando el crecimiento de la Argentina se empiece a dar, va a haber un crecimiento en ese segmento. Esperemos que haya más inversores que desarrollen para renta y no para venta. La demanda no va a ser tan rápida como la residencial, pero las empresas van a necesitar metros y van a tener que consolidar sus operaciones o hacer un upgrade para mejorar sus instalaciones.

- ¿Qué tienen en carpeta para este año?
Estamos mirando un proyecto residencial y comercial en San Isidro. Es un momento para mirar tierra, para posicionarse sin ansiedades. Hay que ser muy cautos en cuanto a dónde y cómo se compra. La ciudad está en un contexto de constante mejora. Todos los barrios se van emparejando hacia arriba. Cuando uno mira la ciudad y ve que mejora en transporte e infraestructura, entonces empiezan a aparecer barrios que se ponen interesantes. Tenemos la visión de elegir proyectos que generen un impacto urbano, como ocurrió con Dosplaza, que posicionó Caballito con un nuevo status residencial. Nosotros no somos "location, location". Nosotros queremos generar el "location".
Lorena Guarino

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar