U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

De las residencias premium a las oficinas: el negocio de la desarrolladora Northbaires

Adquirió un edificio de época sobre Callao para ampliar su proyecto en el excine América, y levantará oficinas en Chacarita, donde funcionaba Pol-ka.

De las residencias premium a las oficinas: el negocio de la desarrolladora Northbaires

El mercado premium parece ser una de las apuestas más seguras del momento. Y la desarrolladora Northbaires sigue ganando terreno en las manzanas más buscadas de la Ciudad de Buenos Aires. A sus proyectos residenciales en Recoleta, Paleermo y Belgrano sumará ahora su incursión en otro segmento: el de las oficinas.

Uno de los emprendimientos en marcha más destacados de la compañía es OM Recoleta, en Callao entre Santa Fe yy Marcelo T. de Alvear, donde funcionó el tradicional Cine América (cerrado desde 2002), que la desarrolladora adquirió junto a terrenos adyacentes. La zona es tan codiciada que Marcos Juejati -director de Northbaires- cuenta que la negociación para la compra de los terrenos demandó tres años.

El emprendimiento de usos mixtos que ya está en obra incluye una torre de residencias de lujo, más de 500 cocheras, oficinas de planta libre y un espacio donde funcionará la escuela de negocios la Universidad de San Andrés. La gran novedad, según cuenta Juejati, es la reciente adquisición de un edificio de época sobre la avenida Callao al 1033, que agrega 7000 metros cuadrados a los 46.000 del proyecto original.

El director de Northbaires detalla que se trata de un edificio de alto valor histórico de estilo francés que será puesto en valor y remodelado para combinar estilo y confort. En la parte frontal seis exclusivas unidades combinarán los vitrales antiguos, el hierro y el mármol tan característico de este tipo de propiedades, con las comodidades más modernas. Además, sobre la parte de atrás del edificio, donde estaba el área de servicio, se van a construir nuevos departamentos de uno y dos dormitorios. La elección de esta tipología no es casual: desde fines de 2017, momento en que lanzaron la comercialización de las residencias del proyecto original, ya llevan vendido un 75%, dentro del cual la tipología más elegida son las unidades de dos y tres ambientes, según cuenta el desarrollador.

"Nuestra apuesta en el segmento residencial tiene que ver con la calidad de vida. Todas las unidades están en contacto con el verde, tienen buenas vistas y gran calidad. En OM Recoleta se combinan una gran espacialidad, valor histórico y un estilo europeo que apunta al valor de los contrafrentes con parques y jardines", describe el número uno de la desarrolladora, quien destaca que en este emprendimiento se hizo un gran aprovechamiento del pulmón de manzana, en el que los espacios verdes serán protagonistas, aportando armonía y descanso visual a todos los usuarios de las diferentes unidades.

Con respecto al negocio de la desarrolladora, el perfil apunta claramente a la punta de la pirámide. Analizando el contexto, Juejati afirma que si bien la suba del dólar impactó a todos los sectores, el segmento premium tiene una dinámica propia, y siempre cuenta con demanda. Se trata, según el desarrollador, de un público acotado que cuando aparece en el mercado el producto que está buscando toma la decisión independientemente de la coyuntura o de las variables económicas del momento.

Por el tipo de producto que desarrollan en las zonas más exclusivas de la ciudad (la marca OM, por ejemplo, cuenta con emprendimientos como OM Botánico OM Cerviño y OM Cañitas) los márgenes de rentabilidad no son los más altos del mercado, según Juejati. Sin embargo, el desarrollador destaca que el tipo de inversor al que apunta prioriza una apuesta segura.

Nuevos rumbos

Northbaires también decidió incursionar en el rubro de oficinas. En el distrito tecnológico tiene un proyecto que se entregará en octubre. "Decidimos abocarnos a esta parte del mercado fuera de las zonas céntricas, porque nos pareció que había espacio para crecer, y nos está yendo muy bien", dice Juejati.

La compra de los ex estudios de Pol-ka, en Colegiales, es una de las novedades más sonantes en esta línea. El director de Northbaires cuenta que cuando adquirieron estos terrenos tenían en mente desarrollar viviendas, pero enseguida el proyecto viró en función de la demanda. La obra, que comenzará en el último trimestre de este año incluye 15.000 metros cuadrados de oficinas de plantas libres, además de cocheras. Juejati cuenta que habrá un edificio sobre cada una de las calles, un jardín común, amenities y salas de reunión cubiertas y al aire libre. "Las compañías que eligen instalarse en los distritos o barrios se preocupan por la comodidad y los servicios que ofrecen a sus empleados", sostiene.

La estrategia de Northbaires se orienta en función de las necesidades de sus inversores. "Cuando adquirimos un terreno para oficinas ya tenemos contactos de compañías que sabemos que quieren instalarse ahí. Por eso buscamos cerrar con una empresa que se va a instalar como inquilina confiable. Entonces, al inversor le proponemos ingresar al desarrollo de un edificio que ya tiene una renta", detalla.

En este sentido, sostiene que para este modelo de negocios buscan inversores que puedan participar con modulos de pisos de oficinas. Cada piso tiene un propietario, pero la desarrolladora apunta a mantener el edificio como unidad y Juejati adelanta que están armando un fondo de inversión.

Al hablar de números y retornos de inversión, sostiene que varían de acuerdo a cada proyecto, pero en oficinas oscilan en general entre el 8 y 10 por ciento anual en dólares. Para lo que queda del año, Juejati adelanta que la desarrolladora planea dos o tres lanzamientos más, entre los que se cuentan un emprendimiento residencial premium en Barrio Parque del que el desarrollador no adelanta más detalles por el momento.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés