Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Alquileres temporarios, un nicho en alza

Ubicados en zonas clave, los departamentos apuntan a estudiantes, turistas y empresarios extranjeros. La rentabilidad puede superar en un 40% a un alquiler tradicional. Qué ofrecen.

Alquileres temporarios, un nicho en alza

El alquiler temporario de departamentos es una de las opciones de renta que presenta el negocio inmobiliario. Con diferentes propuestas, la oferta de categoría apunta a captar turistas, estudiantes y empresarios extranjeros. Ubicación e infraestructura de servicios son las cartas de presentación para seducir a la demanda.

Las empresas hoteleras, que cuentan con el conocimiento de las tendencias en modalidades de hospedaje, son uno de los players que compiten en este nicho. Un caso es el de Álvarez Argüelles Hoteles -grupo marplatense dueño del emblemático Costa Galana, entre otros establecimientos en esa ciudad-, que abrió el juego y lanzó los Flaat: departamentos temporarios completamente amoblados y equipados en diferentes zonas de Buenos Aires como Recoleta, Retiro y Las Cañitas.

Gonzalo Pereira, gerente Comercial y de Marketing de Álvarez Argüelles, cuenta que se trata de un servicio que apunta a recrear la dinámica familiar y mantener la privacidad durante los viajes de negocios, placer o estudio, por pocos días de estadía o plazos más extensos. Afirma que los Flaat apuntan a un nuevo mercado de huéspedes que buscan la comodidad del hogar, sin resignar confort y servicios. Una de las ventajas competitivas, dice Pereira, está en los servicios de hotelería: recepción en un horario definido, cambio de blanquería, limpieza y mantenimiento. Además, los edificios cuentan con amenities como piscina, gimnasio, sauna y solarium, y espacios de reuniones, entre otras prestaciones.

Para Pereira, el perfil del usuario está dado no sólo por las características del producto sino también por la ubicación, y abarca desde los usuarios corporativos (mayoritarios en los Flaat de Retiro) como huéspedes de ocio (con mayor presencia en Las Cañitas). "Mantener una alta ocupación es el desafío más importante para el negocio de los alquileres temporarios", afirma el gerente de Álvarez Argüelles, quien destaca que el tiempo promedio de estadía en este tipo de hospedajes es más prolongado que en un hotel.

Definir un nicho

Lady Siebenhaar, titular de Nativa Propiedades, inmobiliaria especializada en este segmento, señala que decidieron volcarse al rubro porque notaron la existencia de una demanda insatisfecha que pudiera resolver diversos aspectos en la gestión de espacios habitacionales para extranjeros. La inmobiliaria apunta a brindar soluciones a la mayor cantidad de temas vinculados a la mudanza para huéspedes extranjeros: desde el servicio de búsqueda y alquiler de propiedades hasta refacciones, pintura, decoración y turismo, pasando por seguros y servicios de administración.

La mayoría de los departamentos que ofrece la inmobiliaria están ubicados cerca de universidades. Siebenhaar señala que una zona que creció mucho en los últimos años fue Monserrat, a partir de instituciones educativas como la Fundación Favaloro, la UADE y la Universidad del Cine. "En Monserrat los valores de las propiedades son más bajos y en consecuencia la rentabilidad es muy alta", dice la titular de Nativa. La rentabilidad de un departamento temporario, agrega, está en el orden del 40% por encima de la de un alquiler tradicional, con la ventaja de poder modificar el valor cada tres meses, ya que los contratos tienen esa duración.

Trabajar con estudiantes permite, además, mantener estabilidad en la ocupación. Los clientes permanecen un promedio de un año en el departamento y hay listas de espera, indica Siebenhaar.

Por su parte, Zentrum Developers comenzó a plantear la opción de alquileres temporarios como una alternativa de renta para el inversor en varios de sus emprendimientos en la zona de Belgrano y hoy levanta, en Santos Dumont y Cabildo, un edificio con un diseño pensado para la renta temporaria. Los 46 monoambientes de 35 m2 cuentan con mobiliario flexible para adaptarse a las necesidades de los habitantes y poseen servicio de Internet incluido en las expensas.

Los inversores que se inclinan por el negocio de alquileres temporarios suelen tener un perfil conservador, señala Néstor Curland, director de Zentrum. "En general se trata de quienes buscan capitalizarse mediante un departamento, y buscan tener distintas opciones que pueden ir desde la renta tradicional a la temporaria", dice. Afirma, en este sentido, que en general la rentabilidad es mayor en los alquileres temporarios que los tradicionales, dado que la tarifa suele ser por día.