"Los políticos deberían abrirnos las puertas a las franquicias para trabajar en equipo"

A poco de asumir la presidencia de la entidad que nuclea a las franquicias argentinas, uno de los responsables de la profesionalización y expansión de Café Martínez analiza los rubros con mayor potencial. También, adelanta los planes 2016: producirá café en Salta.

En diciembre, Marcelo Salas Martínez, hoy vicepresidente de la Asociación Argentina de Marcas y Franquicias (AAMF) asumirá la presidencia de la entidad y comenzará a dar nuevos pasos en el mundo del franchising. No es un novato en el sector. Junto a sus hermanos, profesionalizó la empresa familiar y llevó adelante la expansión de la cadena Café Martínez. En un mano a mano con Pyme, compartió su visión sobre los desafíos que enfrenta el sector. "Estamos con Gabo (N. de la R.: Gabriel Nazar, presidente de la entidad y número uno de Cardon) manejando la transición. Logró incorporar una gran cantidad de socios nuevos y hoy cuenta con 170 socios activos. Nuestra intención es tener, por lo menos, el 50% del sector asociado".

- ¿Qué perspectivas tiene?
El sector de franquicias emplea siete veces lo que emplea el sector automotriz y genera dos puntos del PBI. Una de las cosas a las que nos dedicamos es a capacitar gente, a transmitir el conocimiento del negocio y su manejo. Tenemos un convenio con la Universidad del Salvador, de la que somos benefactores. Capacitamos a nuestros franquiciados y a los chicos que trabajan en las franquicias. El sector está creciendo. Pero la cultura del trabajo del futuro necesita volver a la diversión, al juego, a un equilibrio entre el cuidado y el tiempo personal, y a una buena distribución de la riqueza. Esto es la esencia de las franquicias. Estoy por acercar la Asociación a las universidades, estamos tratando de llegar a una diplomatura en franquicias, que vamos a tomar del modelo americano, y después, con un interés personal, acercarme a la política. Hay una enorme distancia entre los empresarios y los políticos, sobre todo lo que tiene que ver con la legislación. Veo al claustro político legislar como de espaldas al sector comercial por desconocimiento y eso produce grandes problemas.

- ¿Qué tendría que empezar a tratarse a partir de generar esta sinergia?
Sería genial que, antes de sacar una legislación, pudiésemos conversar y tratar a fondo los problemas, por ejemplo, de índole laboral. El empleador argentino ha cambiado. No es más el empleador para el cual están hechas las leyes ni la legislación laboral. Hace poco salió una legislación vinculada con la recolección de basura, que está mal hecha. Si hubiésemos trabajado en equipo, podríamos sacar normas donde se tuviese en cuenta la concepción del empleador moderno, que quiere que su gente viva bien. Muchas veces te encontrás con leyes que parecerían que van en contra de todo eso y que te ponen en un lugar casi de tirano. Hay que trabajar mucho. Los políticos deberían abrirnos más las puertas para trabajar en equipo y nosotros tenemos que tener la capacidad y la paciencia de hacerlo. Lo que nos pasa es el no habernos ocupado, el no trabajar como ciudadanos y como empresarios vinculados con la política sanamente. Tuvimos una actitud mezquina para construir un país.

- ¿Cuáles son los sectores con mayor potencial?
Las empresas gastronómicas y las de indumentaria siguen siendo las que más pujan. Pero, también están empujando los institutos de belleza, en lo que es peinados y peluquería, que crecen a una velocidad gigante. Ayer, durante una cena en la Asociación, uno de los chicos presentó un proyecto de bolsas reciclables que empezó hace un año y medio y ya tiene 50 franquicias. Además, tiene una finalidad social. Los jóvenes tienen esta preocupación en sus empresas por el medioambiente y la RSE. En ese sentido, van a aparecer muchas en el rubro franquicias. Creo que van a picar en punta Servicios y Educación.

- Respecto a Café Martínez, ¿qué planes tiene para el año próximo?
Estoy feliz del desarrollo que está teniendo mi compañía, sobre todo, porque ya hace un tiempo con mis hermanos ocupamos un puesto más de directorio. Para este año, nos habíamos propuesto continuar con nuestro promedio de 30 aperturas y creo que vamos a alcanzar las 50, con lo cual estaríamos llegando a 200 sucursales para fin de año. Ya estamos en Paraguay, Uruguay, España, Dubai, Pakistán y próximamente abriremos en Arabia Saudita, y estamos ya metiendo una franquicia para los Estados Unidos. Además, hay un proyecto: el desarrollo de una plantación de café en Salta, que lo estamos haciendo con unos franquiciados nuestros, así que sería la primera vez que se produce y se comercializa café salteño y la idea es, para principio del año que viene, comenzar a comercializar en nuestras sucursales.

- ¿Más cambios para 2016?
El 2016 va a ser un año en el cual nos vamos a mover fuertemente con Business Intelligence. Estamos comprando tecnología para hacer análisis de negocios, análisis de números. Vamos a terminar el año con una migración absoluta de sistemas, con lo cual vamos a tener una enorme cantidad de información, sumado a eso otras tecnologías que hemos comprado, como un sistema de geolocalización. Y la idea es empezar a traer nuevos conceptos y crear nuevas marcas.

Laura Mafud
Colaboró: Mateo García Gili
Tags relacionados

Noticias del día