La promesa de la marca: claves para diferenciarse en un escenario caótico

La marca se ha insertado naturalmente en la cultura cotidiana de la sociedad; hoy, sería casi imposible imaginar una vida sin marcas, donde cada producto debiera describirse pidiendo sus mínimos detalles. Existe un absoluto entrecruzamiento entre consumo y vida social, sostiene Alberto Wilensky, director del Grupo Estratégico de Negocios, una consultora especializada en estrategia competitiva y marketing research.
Con experiencia en grandes empresas, como Aerolíneas Argentinas, Arcor y Coca-Cola, La promesa de la marca desarrolla un modelo basado en simbología, identidad, posicionamiento y discurso. También, trata cuestiones como private labels, brand equity y brand character.
La creciente importancia de la estrategia de marca puede ser visualizada mediante una analogía militar: las batallas se ganan o se pierden por decisiones que se toman previamente y fuera de la línea de combate, comenta. Y, de igual modo, amplía: Las necesidades y deseos que la marca satisface en los consumidores, así como su posicionamiento en el mapa competitivo, serán determinantes imposibles de revertir si, desde el inicio, han sido mal investigados, analizados y planificados, afirma.
Licenciado en Administración y con un posgrado en Comercialización y un doctorado en Ciencias Económicas, Wilensky fue asesor de las primeras jornadas de planeamiento estratégico (Secretaría de Planeamiento de la Nación) y es autor de libros como Política de Negocios y Marketing Estratégico.
Noticias de tu interés