Un trampolín para la expansión global

La Ley de Economía del Conocimiento ofrece incentivos fiscales para empresas de software y servicios exportables.

Un trampolín para la expansión global

En momentos en los que el país está atravesando cambios políticos importantes, TMF Group, una consultora que busca ayudar a las empresas de todos los tamaños a expandir y operar sus negocios dentro y fuera de la Argentina, organizó un evento para la prensa donde analizó dos cuestiones importantes de la realidad nacional del 2020: la Ley de Economía del Conocimiento (Nro 27.506) y la internacionalización de las compañías.

En este marco, Claudio Cirocco, Managing Director de TMF Group a nivel local, sostuvo que en el mercado existe incertidumbre a la hora de tomar de decisiones debido al cambio de gobierno, pero también por la alta tasa de inflación, el nivel de endeudamiento y el posible default. "Como nación tenemos el desafío de resolver el problema de la deuda y de cómo hacer para obtener crédito", expresó el directivo.

En esta línea, también remarcó que otras barreras a superar son el índice de pobreza, que actualmente alcanza el 40%, el estancamiento del crecimiento, la disminución del Producto Bruto Interno (PBI) y la caída en los indicadores de consumo. "Esperamos que, a partir de un mayor consumo, se reactiven los sectores de la economía más castigados, como el comercio minorista, la industria automotriz y los supermercados", mencionó Cirocco.

Por otra parte, destacó que Vaca Muerta representa una gran oportunidad ya que atraerá inversiones, al igual que las energías renovables. De todos modos, una herramienta clave para impulsar el crecimiento del país el próximo año será la Ley de Economía del Conocimiento, que entrará en vigencia el primero de enero, ya que establece reducciones e incentivos fiscales para empresas de software, informática, biotecnología, servicios profesionales exportables e industrias del entretenimiento y creativas, entre otras. El gran apoyo político, que quedó demostrado con la votación de prácticamente la totalidad del Congreso y el gran interés de los partidos, habla de que esta iniciativa es una política de Estado", revela el número uno.

Se estima que, tras implementarse esta normativa, se crearán 200.000 empleos, además de impulsar el desarrollo de nuevas industrias y nuevas empresas. "Es una consecuencia directa de la Ley de Software, que ha generado la creación de 5000 empresas y 100.000 empleos", indicó el especialista.

Además de las posibilidades, explicó que también hay incertidumbres: "Necesitamos saber qué sucederá con el acuerdo Mercosur-Unión Europea. Esta comunidad consume alrededor de u$s 700.000 millones en servicios. Sería atinado que este acuerdo avance a la par de la Ley del Conocimiento que, además de los beneficios antes citados a nivel impositivo, permitirá tomar como pago a cuenta las retenciones del impuesto a las ganancias en el exterior que se efectúen a las empresas por sus exportaciones. También mencionó que "esta normativa permitirá el ingreso de divisas al país, hoy sumamente necesarias" y concluyó al respecto que ley propiciará una explosión en el sector de servicios profesionales durante los próximos años".

Con foco en las pequeñas

Al ser consultado por las pequeñas y medianas empresas, Cirocco celebró que la Ley de Economía del Conocimiento las incluya y citó como ejemplo la industria de producción audiovisual (agencias de publicidad, productoras de cine).

Si todos estos vaticinios de crecimiento se cumplen, sería el momento ideal para que las empresas den un paso más y puedan expandirse en el extranjero.

Sobre este punto, Fernando Ordóñez, VP of Global Sales de TMF Group en Argentina, subrayó que el principal obstáculo que tienen es el de entender y acatar las normas y regulaciones de cada jurisdicción en la que se quiera hacer negocio.

Al respecto, el director de TMF Group señaló que los empresarios deben tener en cuenta las regulaciones del país en el que una compañía quiere establecerse. "Existe un estándar internacional, pero se vuelve complejo con los estándares locales. Por ejemplo, en Estados Unidos o Brasil, las leyes entre estados cambian. Pueden existir leyes e impuestos muy diferentes para las entidades entre dos ciudades en el mismo país. Es muy importante contar siempre con la ayuda de un experto local. La clave del éxito radica en cumplir con los estándares internacionales".

Cirocco y Ordóñez coincidieron en que el tema fiscal es uno de los desafíos para la expansión de los negocios ya que obliga a las compañías de todos los tamaños a informar transacciones y el cumplimiento es vital.

Con respecto a la situación argentina, Cirocco sostuvo que contamos con muchas compañías internacionales y esta iniciativa posibilitará el hecho "de brindar desde aquí servicios al mundo". Y, en línea, concluyó: "Con previsibilidad, hay un trampolín para la expansión".

Shopping