v Pymes: cómo subir al tren de la tecnología para no quedarse afuera | Pyme | El Cronista

Pymes: cómo subir al tren de la tecnología para no quedarse afuera

A la espera de que la economía mejore, las pymes necesitan estar al tanto de las herramientas 'tech' para no perder mercado y hacer crecer el negocio

Pymes: cómo subir al tren de la tecnología para no quedarse afuera

El futuro llegó hace rato. Y las pymes toman nota para no quedarse atrás y mejorar su competitividad. Son el motor productivo del país, una exigencia que las obliga a estar al tanto de las herramientas que permitan mejorar el negocio, hoy también, en el mundo online. La proyección internacional y los socios extranjeros, el crecimiento a nivel local y la evolución tecnológica las obligan a surfear por el marketing digital, la seguridad informática y nuevos software que agilicen sus tareas. Aquí un ABC techie para ajustar la brújula a la hora de navegar el 2020.

Sistema de gestión

SAP Business One es una plataforma que sustenta todos los procesos de negocios de la empresa. "No se limita sólo a lo administrativo-contable, sino que suma manufactura, gestión de proyectos y relacionamiento con clientes (CRM). Lo interesante es que está lista para soportar, desde la tecnología, los procesos de innovación de la organización que lo adopta", señala Diego Dubini, director del Área Pyme de Seidor Argentina, principal implementador en el país. Y se explaya: "Lo más importante para las pymes es el poder delegar en el poveedor de tecnología los avances en ese sector para dedicarse a poner el foco en el negocio". Y en ello radica su valor, pues "cada vez que un proceso se simplifica, agiliza y automatiza, la empresa es más competitiva".

"La tecnología es un recurso para estar inclusive un paso delante de grandes corporaciones, más lentas en adaptarse", enfatiza el ejecutivo. Y, aunque aclara que no hay una única receta para innovar, menciona algunos condimentos que será necesario adiciona: inteligencia artificial, internet de las cosas, machine learning y migración a la nube. "Apalancarse en esas tendencias será obligatorio, pero no garantizará el éxito, la innovación no es una moda, es una conducta de negocio orientada al desarrollo continuo en busca de nuevas oportunidades". De acuerdo con Dubini, "las empresas que no inviertan en tecnología enfrentarán un serio riesgo de continuidad, pues la misma a la vez simplifica los procesos y propicia la innovación". "El desafío más grande es pensar diferente, animarse a desaprender y adoptar nuevas herramientas, más 'livianas', donde el peso de la administración y mantenimiento recaiga en el proveedor", plantea.

Inteligencia artificial

Siguiendo esa lógica, Felipe Girado, director ERP en Axxon Consulting, aborda un imprescindible. "Sin dudas una de las principales tendencias es el uso de inteligencia artificial (IA) por parte de las pymes. Hace 3 años sólo un 10 o 15% la consideraba. En 2019, más de un 40% afirmó haberla utilizado en algún proceso", señala Girardo, al tiempo que analiza el fenómeno: "Antes, para utilizar IA, se necesitaba hacer desarrollos con equipos altamente especializados, como los data scientists. Hoy se allana su adopción, pues la oferta se está empaquetando dentro de otras soluciones de grandes vendors, como Microsoft y Salesforce, que incorporan estas herramientas en forma aplicada dentro escenarios armados ya resueltos, haciendo mucho más rápido el time-to-market (tiempo de comercialización)".

Tal es el caso de ventas con Salesforce, que utiliza IA para mejorar la precisión de los pronósticos: el mismo proceso predictivo de la IA va acompañado de una recomendación de acción o decisión superadora para optimizar los resultados previstos originalmente. Por otro lado, una solución interesante que utiliza IA es Dynamics Business Central, de Microsoft, que permite la lectura de correos electrónicos por reconocimiento de texto. "Una pyme recibe un email de un cliente que pide determinados productos, el programa analiza el mail e identifica que ese pedido comprende 10 unidades de A y 20 de B. En respuesta crea, de forma precisa y rápida, un pedido de forma automática", ejemplifica.

"Es muy importante que las pymes empiecen a mirar este tipo de tecnologías, que antes eran consideradas prohibitivas, pero cuya barrera de entrada se está reduciendo considerablemente", concluye el directivo.

Chatbots

En sintonía se manifiesta Mercedes Morera, directora del Área Pymes de Snoop Consulting: "Una pyme hoy accede a la misma solución tecnológica que una multinacional, con la ventaja de que, por su estructura, puede ser más dinámica y adaptarse más velozmente; logrando ubicarse en una posición más innovadora y competitiva". Con la transformación digital se consolidó una era donde la experiencia de usuario (UX) es central, pues responde al llamado de un consumidor más informado, hiperconectado y que reclama soluciones inmediatas. En ese contexto, los programas automatizados que simulan conversaciones, más conocidos como chatbots, resultan indispensables, pues dan soporte 24/7 y lo hacen de la manera más precisa posible. Para ello, los bots son "capacitados" y nutridos de miles de casos previos que "estudian" para así dar respuestas relevantes a las consultas. De eso se trata el machine learning o aprendizaje automático, que implica el desarrollo de sistemas computacionales que aprenden de forma automatizada.

"Cuando la implementación es positiva, mejora significativamente la UX, se acelera el proceso de resolución de problemas y aumentan las probabilidades de concretar una venta", destaca Morera y explica que su utilidad se consolida en el marco de los Micro-Momentos, término acuñado por Google que remite cuatro momentos clave en la toma de decisiones del consumidor: quiero saber, quiero hacer, quiero ir y quiero comprar. "Según estadísticas del gigante de internet, el 82% de los usuarios recurre al smartphone dentro de la propia tienda física para hacer alguna consulta", cita. Y resalta: "Es allí donde un chatbot se vuelve crucial, al dar en tiempo real la respuesta indicada en el momento justo". "Se trata de usar las herramientas de recolección de datos y customización para dar soluciones más efectivas que agreguen valor al negocio", remata la ejecutiva.

WiFi

Que sean pequeñas y medianas no les impide a las pymes soñar en grande. Muchas levan anclas y parten en busca de oportunidades más allá de las fronteras albicelestes. Para ellas sería imposible emprender sin internet, puerta a un mundo que atesora información en la nube y que habla en unos y ceros.

"Para quienes viajan al exterior, contamos con equipos de cobertura WiFi en 120 países. Apenas uno aterriza puede estar conectándose a Waze, WhatsApp o revisar mails. Los dispositivos soportan una conexión 4G de hasta 5 equipos, lo que facilita a cualquier pyme continuar con su labor", explica Daniel Davidson, dueño de PocketWiFi, servicio que se contrata para ser utilizado en aquellos destinos donde el cliente hace base. La ventaja es que los aparatos funcionan con un chip virtual, desestimando tener que reemplazar el físico, situación que genera preocupación por la posibilidad de quedar "fuera de línea", con todo lo que eso conlleva en un marco laboral y de negocios.

Este cuarteto marcará el rumbo del 2020, aunque el plan de navegación habrá de ir nutriéndose de las innovaciones que, con todo un año por delante, sin dudas no dejarán de desafiar y a la vez empoderar a las pymes para que sigan abriéndose paso en un océano de oportunidades.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar