Los socios que quintuplicaron su facturación en un año

Los socios que quintuplicaron su facturación en un año

Hace casi cuatro años, Matías Lonardi, de entonces 28 años; Nicolás Torchio, de 34; y Joaquín Wagner, de 37, pusieron manos a la obra para desarrollar Treggo, una aplicación para el envío de productos por e-commerce, con la que hoy facturan $ 55 millones y esperan iniciar un proceso de internacionalización en los próximos meses. "Su core es la tecnología aplicada a la logística 'last 3 miles y same day'", dicen sus socios.

Después de investigar cómo y cuánto crecían las compras online en la Argentina y en la región, los socios, que contaban con experiencia en el mundo corporativo, entendieron que el presente -y más aun el futuro- les abría una oportunidad de negocio: Lonardi, ingeniero industrial, había cultivado un background bien emprendedor tras un paso por Shell; Torchio venía de trabajar en el área de Sistemas de Banco Comafi; y Wagner se había desempeñado en puestos gerenciales en Marketing en firmas como Molinos, Procter y Pernod Ricard así como con varios microemprendimientos a la par.

La inversión inicial fue una inyección de u$s 200.000 y $ 350.000 de un crédito no reembolsable del Programa de Ministerio de Producción. Y así, con capital y entusiasmo no tardaron en organizar la estructura: Lonardi maneja la parte comercial, la búsqueda de partners y nuevos negocios, además de todo lo vinculado a Relaciones Públicas, que tarea que comparte con Wagner, quien también está a cargo de toda la operación; mientras que Torchio es el CTO.

Con miras a ganar presencia fuera de la Argentina, los socios tienen en la mira a plazas como Paraguay y Uruguay. "El paso siguiente sería México, segundo mercado de América latina. En estos mercados no detectamos competidores desarrollados haciendo lo mismo que Treggo. En Brasil si, por eso sería el paso final", comparten los socios que esperan duplicar su facturación este año algo que, por ambicioso que suene, puede no ser un imposible para los fundadores de la aplicación: sin ir más lejos, pasaron de generar $ 10 millones en 2018 a $ 55 millones en 2019.

¿Cómo funciona Treggo? Como ocurre en las aplicaciones para pedir autos o taxis, el cliente recibe los datos del mensajero junto con su foto y puede hacer un seguimiento en tiempo real. Cuando el destinatario recibe el envío debe firmar, de forma digital, en la pantalla del celular del mensajero. Al hacerlo, le llega la notificación de forma inmediata al cliente que mandó el paquete o sobre. Hoy hay alrededor de 1000 mensajeros independientes que utilizan la plataforma.

Entre las ventajas de la aplicación, que opera en Android, iOS y web, cuenta con el servicio de "Envío flex", la plataforma de Mercado Libre que incentiva a sus vendedores a enviar en el día aquello que venden, aseguran sus fundadores. De hecho, el 55% de la facturación de Treggo proviene de ese canal. Además, la tarifa se da de antemano y no se puede modificar posteriormente.

"Nos integramos con ecommerce, tienda nube y todos los portales que quieran integrarse a nuestro sistema y resolver su logística", aseguran los socios, hoy al frente de un equipo de 14 personas en las oficinas. Y agregan: "Nuestro algoritmo aprende constantemente para armar las mejores rutas, con los mejores vehículos y a los mejores costos para cumplir con las entregas en el día", dicen.

En los inicios de Treggo, los socios debieron enfrentar trabas de todo tipo: desde legales a contables, pasando por cuestiones de la definición del negocio. "Los primeros tiempos fueron con mucho entusiasmo e incertidumbre; con ganas y con miedo. Pero con muchas ilusiones. Superamos las trabas aprendiendo, asesorándonos, pidiendo ayuda en lo que no sabíamos y poniéndonos un objetivo sobre el que queríamos hacer, pero sin miedo a rotar el rumbo si fuese necesario ", comparten los socios.

El target son las empresas que quieran mejorar su experiencia respecto de mensajerías o cadetes tradicionales así como el consumidor final que precisa resolver un envío inmediato.

Shopping